Nacional > SEGURIDAD

La Policía puede dejar en espera a quienes llaman al 911 sin importar la emergencia que tengan

Fue lo que le ocurrió al propietario de la Quinta de Arteaga mientras lo asaltaban el viernes; esperó entre 6 y 8 minutos en ser atendido

Tiempo de lectura: -'

11 de abril de 2018 a las 05:00

"Todos los operadores están ocupados", decía cada cierto tiempo una voz metálica que Rafael Carriquiry escuchaba desesperado desde su celular. Hacía pocos segundos había visto cómo un grupo de mozos de su salón de fiestas, la Quinta de Arteaga, corría despavorido hacía la parte trasera de la cocina: huían de cuatro individuos que acababan de ingresar al local disparando hacia arriba y amenazando a los invitados del cumpleaños de 15 que había comenzado sobre las 21 horas de este viernes 6.

El tiempo pasaba y Carriquiry continuaba esperando en la línea, escondido junto a los mozos, mientras los asaltantes recorrían las salas y robaban las pertenencias de los familiares y amigos de la cumpleañera, que aún no había llegado.

"Eso es un mamarracho, ¡cómo me pueden estar haciendo esperar así!", le increpó a la operadora cuando por fin fue atendido, luego de algunos minutos que Carriquiry estima entre seis y ocho. Ella le contestó que él "no era el único" que llamaba por una emergencia.

Lea también: Policía descuida combate al delito por atender accidentes de tránsito

"Tengo cuatro asaltantes armados adentro de mi local", gritó nervioso Carriquiry, pero la agente procedió con un cuestionario de rutina. Le preguntó su nombre, la dirección del salón –kilómetro 12.500 de la Ruta 5–, el modelo de auto en el que habían llegado los asaltantes y si podía describirlos. Le dijo que tenían máscaras, y entonces la telefonista le pidió que contara cómo eran esas máscaras. "¡Por favor, mándeme un móvil, no sé cómo eran las máscaras, después hablamos lo que quieran!", exclamó el hombre, desbordado por los nervios.

Fuentes del Centro de Comando Unificado (CCU), la unidad del Ministerio del Interior que coordina la recepción de los llamados, dijeron a El Observador que "puede pasar" que todas las líneas estén ocupadas, y que el denunciante quede en espera hasta que los operarios se desocupen. "Eso pudo haber pasado esta vez", señalaron ante la consulta del caso.

Por otra parte, desde la cartera se informó que se recurrirá a las grabaciones para conocer cómo actuó la agente que recibió la llamada. Lo que indica el protocolo en estas situaciones es que el telefonista transmita de inmediato que hay un móvil policial en camino, para recién después dar lugar a las preguntas sobre el delito.

Lea también: Servicio 911: 2 de cada 3 llamadas recibidas en 2016 eran broma o falsa alarma

El móvil de la Policía llegó a la Quinta de Arteaga diez minutos más tarde de que Carriquiry logró ser atendido y casi 20 minutos después del robo, cuando los delincuentes ya se habían ido con el botín. "Lo que necesitaba en ese momento es que alguien me tranquilizara", dijo el empresario.

La periodista Rosario Cecilio publicó en su cuenta de Twitter que este martes de mañana llamó al 911 desde la rambla de Pocitos, pero que fue recibida por un contestador automático. Cansada de esperar, cortó. "Quería pedir asistencia para una persona que parecía desvanecida en la rambla. Llamé a Prefectura Trouville. Atención inmediata –escribió–, y llamada posterior para comunicar resultado. Excelente servicio".

Embed



Las fuentes del CCU consultadas negaron que exista un contestador automático.

Criterios

El CCU tiene un sistema de clasificación de los llamados según el grado de emergencia que surge de la situación informada. Se identifica con color rojo aquellas llamadas consideradas de máxima prioridad, amarillo las denuncias que indican una emergencia media, y verde las notificaciones que no tienen apuro.

El caso denunciado por Carriquiry es de máxima prioridad ya que, como está explicado en el portal de la Unidad de Comunicación de la cartera, "prioridad uno son aquellos hechos graves que están en proceso", como puede ser un "hurto en proceso", pero en especial cuando "hay riesgo de muerte".

También se informa que, sin importar el tenor de la emergencia por la que se llama, el telefonista "está obligado" a responder siguiendo "los términos de educación que corresponden".

De todas formas, no existe un mecanismo que evite que el denunciante quede en espera si todos los operadores están ocupados, por lo que la prioridad a cada llamada se adjudica recién cuando es atendido.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...