Selección > CELESTE

La selección femenina volvió a las canchas después de cuatro años sin jugar ni un amistoso

Luego de cuatro años de inactividad "por cuestiones de calendario", la selección uruguaya femenina volvió a jugar y lo hizo ante Alemania Universitario

Tiempo de lectura: -'

13 de julio de 2017 a las 05:00

El ómnibus de la selección uruguaya estacionó a metros de la entrada de la cancha y el clima de un Prado que amenazaba con lluvia se vio alterado por un momento.

Parlantes con música tropical a todo volumen y futbolistas descendiendo del coche con la indumentaria oficial de la selección uruguaya despertaron la curiosidad de varios vecinos mientras obligaban a los pocos periodistas presentes al ejercicio de cambiar el sujeto protagonista.

No eran ellos los que bajaban del coche de la selección, sino que fueron ellas las protagonistas del partido que Uruguay jugó ante la selección universitaria de Alemania. Cuatro largos años pasaron del último partido de la selección mayor de Uruguay y muchas de estas jugadoras se habían olvidado del ritual que significaba el viaje previo a la cancha con la ropa de la selección.

Dentro del campo de juego de un Parque Saroldi que mostró su mejor versión en mucho tiempo, con un piso de billar que invitaba a jugar a cualquiera, el plantel alemán caminaba en silencio, casi pidiendo permiso consciente de su condición de visitante.

El arribo del plantel celeste a pura alegría coincidió con la llegada del embajador teutón en Uruguay, Ingo von Voss, quien llegó acompañado por su esposa y se sentó como un hincha cualquiera en los húmedos bancos donde los parciales darseneros se ubican todos los fines de semana.

El partido, que tuvo el ingreso gratuito de público para incentivar la concurrencia, fue una buena posibilidad para que la selección mayor femenina pudiera reencontrarse con sus hinchas en un fenómeno que está lejos de ser minoritario.

Si bien a nivel mediático y de modelo de negocios la distancia entre los géneros es abismal, el fenómeno del fútbol femenino no se detiene en Uruguay. Bajo el régimen de clubes de Primera División hay 43 equipos (30 de la Organización de Fútbol Interior y 13 de la Asociación Uruguaya de Fútbol) que tienen fichadas a 25 jugadoras por plantel, lo que da una cifra total de 1.075 futbolistas mujeres en Primera.

El partido, además, estuvo envuelto en un clima diferente al cotidiano. No hubo barras de aliento, elementos de percusión, pirotecnia ni insultos.

Las tribunas albergaron a familiares y amigos de las protagonistas que disfrutaron del partido y hasta, en una muestra de respeto que el fútbol masculino debería imitar, los parciales se dieron el lujo de aplaudir a las rivales que dejaban el campo tras una modificación.

"La selección mayor hace cuatro años que no participa de un partido por cuestiones de calendario entonces un poco cayó en el olvido, y la selección mayor está dentro del proyecto que nosotros trabajamos. La AUF hizo un esfuerzo muy importante para poder conseguir este partido y llevarlo a cabo y a nosotros nos viene bárbaro", dijo el entrenador Ariel Longo a Referí.

En la construcción del plantel, Longo tuvo dos inconvenientes claros. No pudo contar con las jugadoras de OFI por un tema de plazos y distancias, y menos con las futbolistas que militan en el exterior: "Quedaron afuera las jugadoras de OFI porque no podían venir y tuvimos que apelar a otras futbolistas que estudian acá o están de paseo con la familia. Tuvimos que armar el equipo así, de apuro, pero el partido fue importante y más ante un rival exigente. La selección sub 17 tiene un material bárbaro y esta mayor, que es mayor entre comillas porque hay chicas con 16 años, también representa un estilo que me tiene muy conforme".

Lo acotado de la preparación exigió un ejercicio de memoria colectivo para salir a la cancha, ya que tras cuatro años de parate en la competencia apenas hubo 12 días de trabajo en cancha de cara a este partido.

"Tuvimos cuatro micro ciclos de tres días cada uno que nos da un total de 12 días de entrenamiento con la selección. En sus clubes entrenan dos o tres días siempre en horarios nocturnos porque estas futbolistas estudian o trabajan. Tuve que armar el plantel y, por consiguiente el equipo, basado en la memoria que tengo de ellas y sabiendo que mis jugadores son conscientes del estilo que a mí me gusta", agregó Longo a Referí.

Consultado sobre el secreto del equipo para no defraudar a nivel de juego y de resultado, el DT dijo que fue aplicado a una filosofía que no se negocia: "Está el sistema, la táctica que es el sistema en movimiento, la estrategia a desarrollar en el partido y el estilo. Yo lo único que no negocio es el estilo. A mí me gustan los equipos agresivos, que presionan la salida e intentan jugar en campo rival. Claro que si tengo que venir a presionar a un equipo europeo tengo que tomar recaudos y verlo antes, pero en líneas generales ellas lo hicieron muy bien. Robaron muchas pelotas en mitad de cancha pero hubo una diferencia de talla muy importante".

Longo afirma que tiene a una generación muy buena de futbolistas pese a que algunas como Carolina Birizamberri (goleadora en Argentina) no pudieron estar: "Estas chicas comenzaron a jugar a los cuatro o cinco años porque les nació. Se desarrollaron como niñas y crecieron como adolescentes con una pelota bajo el brazo y nacen con un cariño a la pelota que las hace especiales".

Por juego, identidad, estilo y concurrencia, queda claro que la celeste no es exclusiva de los hombres.

Uruguay: juego y agresividad ante Alemania

Uruguay y Alemania Universitario igualaron 1-1 en el amistoso internacional femenino que tuvo lugar en el Parque Federico Omar Saroldi. Y fue un buen resultado para el plantel que dirige Ariel Longo si se tiene en cuenta que las germanas llegaban con el rodaje propio de una gira por el continente y las locales tuvieron que prepararse de apuro con cuatro micro ciclos de tres días para llegar al partido.

Con un sistema táctico 4-4-2, Uruguay salió a la cancha a imponer su juego desde el principio y sorprendió a las alemanas por su presión extendida y el ahogo constante a la zaga compuesta por Miriam Steck y Ninna Raasch.

El equipo dirigido por Caroolin Braun intentó siempre salir con la pelota a ras del suelo ya que el piso del Saroldi lo permitía y el trabajo de Sabrina Soravilla y Ximena Velazco en la zona de contención fue fundamental para desactivar los circuitos e imponer condiciones.

Fue la propia Velazco quien reventó una pelota en el travesaño para avisar, antes del final del primer tiempo, que Uruguay estaba decidido a no bajar los brazos ante un rival de mayor potencia física.
En ese escenario, el circuito de juego que elaboraron Lucía Meyer, Sabrina Soravilla y Yamila Badell fue de lo mejor.

Apenas iniciado el complemento, una jugada colectiva derivó en los pies de María Paz Vila quien abrió el marcador. Sin embargo una pelota perdida en la zona media propició la igualdad de Alemania con su mejor receta, transición en velocidad y definición a cargo de Elisabeth Mayr para ponerle cifras definitivas al partido.

Lucía Meyer: la figura
La lateral derecho de Nacional, Lucía Meyer, fue la jugadora más destacada de Uruguay en el empate ante Alemania Universitario. Tuvo que contener por su sector a Ninna Heisel, una futbolista más grande físicamente, pero no solo ganó el duelo sino que tuvo criterio para proyectarse en ataque.

De sus circuitos ofensivos con Sabrina Soravilla y Yamila Badell nació lo mejor de Uruguay en el primer tiempo. Otras jugadoras como Sofía Olivera, Valeria Colman, Ximena Velazco, Belén Yuvet y la propia Badell también se destacaron. Meyer dejó la cancha a los 77 minutos para darle ingreso a Lorena Graña quien ocupó su sector.


Los Badell y un consejo familiar

La mayoría de las futbolistas fueron acompañadas desde las tribunas del Parque Federico Omar Saroldi por familiares y amigos, pero hubo una presencia que llamó la atención por sobre el resto.
El exfutbolista Gustavo Badell se sentó en la platea principal para observar a su hija, Yamila Badell, titular y una de las referentes futbolísticas del equipo de Ariel Longo.

Incluso una vez terminado el partido, cuando el resto de los padres felicitaban a sus hijas por el esfuerzo, se pudo ver a la familia Badell a pura indicación táctica. “Me quiere dar indicaciones ofensivas sobre cómo moverme ante defensoras más grandes pero hoy no pude hacer mi juego”, dijo la futbolista a Referí.

Actual delantera de Colón, Badell tuvo un paso por Málaga de España que la hizo evolucionar en su juego: “Fue una experiencia muy linda, el fútbol europeo te enseña a jugar a un toque, a tomar otras referencias en la marca y en la presión. Jugar en Málaga fue una experiencia hermosa, ellos me llamaron para jugar un año pero lamentablemente por un tema de papeles pude jugar solo media temporada y me tuve que venir”.

El proceso de Badell en la selección femenina comenzó en 2012 cuando la delegación celeste se preparó para viajar por Bolivia en un certamen que luego las llevó al Mundial. Consultada sobre las perspectivas del actual proceso celeste, la futbolista afirmó: “Es un equipo que cambió mucho, es un proceso a futuro porque cambiaron muchas jugadoras en poco tiempo y hoy quedó demostrado que tenemos ganas de crecer”.

A la hora de hablar del público presente y de la idolatría que genera en las niñas, Badell cerró: “Terminar el partido y ver en la tribuna a niñas de ocho o nueve años que quieran ver a la selección femenina nos llena de orgullo. Así como los niños ven a Luis Suárez o a Edinson Cavani, hoy muchas niñas nos vinieron a ver a nosotros y eso nos obliga a tener una imagen impecable”.

Presidente: del fútbol 5 amateur a la AUF
Detrás de la organización estuvo la presidenta del fútbol femenino, Valentina Prego, cuyo contacto con el deporte comenzó hace una década. “Comencé en 2007 a organizar torneos no oficiales de fútbol femenino a nivel de fútbol 7 y fútbol 5 hasta que me puse a colaborar con la Mesa Ejecutiva de fútbol femenino de AUF en 2012”, dijo a Referí. Consultada sobre la situación actual del fútbol femenino en Uruguay, Prego afirmó: “Dentro de las estructuras formales de la AUF, OFI y la Organización Nacional del Fútbol Infantil hay más apertura y estructura para albergar a muchas jugadores que tienen el interés de desarrollarse y eso es una muy buena señal”.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...