Selección > SELECCIÓN

La silenciosa pelea de Matías Vecino por volver a jugar

El volante que debutó en 2016 y fue titular en el Mundial de Rusia, la pelea contra la maldición de su rodilla derecha y espera volver a la actividad en enero

Tiempo de lectura: -'

08 de noviembre de 2020 a las 05:04

Jamás imaginó por marzo de 2016 que jugaría el Mundial con la camiseta de su país y se convertiría en pieza clave del mediocampo del equipo celeste.

Para muchos, aquella convocatoria a la selección uruguaya fue sorpresiva. Mucho más aún cuando el cuerpo técnico decidió su debut. No fue un partido más. Fue ante Brasil, en su tierra, por Eliminatorias y el día del regreso de Luis Suárez al combinado nacional, tras cumplir la suspensión que decretó FIFA por su mordida a Giorgio Chiellini en el Mundial de 2014.

Para otros fue una convocatoria merecida de un jugador que se potenció con su llegada al fútbol italiano, que modificó su posición de juego, su rol en el campo y que incluso estaba siendo monitoreado por la selección italiana para una posible nacionalización. 

Se presentó sin traumas. No salió más del equipo confirmando el análisis previo de los entrenadores. Aquel muchacho alto, de paso fugaz por las canchas de Uruguay, se había convertido en uno de los máximos recuperadores de balones en el calcio.

Por eso resulta increíble ver cómo cambió en tan poco tiempo. Matías Vecino pasó de ser un fijo en la selección uruguaya a tener que mirar todo desde afuera por una maldita rodilla que lo lleva a una lucha silenciosa por regresar.

“Si todo va bien como ahora espero estar disponible para jugar en el mes de enero”, reveló Matías Vecino desde Italia a Referí.

En la temporada 2019-2020, Vecino había jugado 20 partidos en el Inter de Antonio Conte. Pero, el diablo se cruzó en el camino. Una lesión en la rodilla le complicó el cierre de aquella temporada.

Tras el parate decretado por la pandemia de coronavirus, el oriundo de San Jacinto jugó 5 de julio donde entró dos minutos contra Bologna y posteriormente jugó 20’ contra Hellas Verona.

El 20 de julio la prensa italiana informaba que tras recuperarse de una lesión, Matías Vecino volvió a tener una recaída acusando un dolor en la rodilla derecha.

Fue entonces cuando el jugador tomó el teléfono y llamó a su compañero de la selección, Luis Suárez, a Barcelona. “Luis, ¿quién fue el médico que te operó de la rodilla?”, preguntó Matías sabedor de la milagrosa recuperación que había tenido el 9.

Clínica Cugat fue el dato que anotó Vecino. Y allá fue a hablar con  el traumatólogo español con especialización en cirugía ortopédica.

“Me opere en la Clínica Cugat porque es uno de los mejores de Europa en problemas de rodilla y con muchísima experiencia”, comenzó diciendo Vecino a Referí para explicar el proceso,

Y agregó: “Llegué a él a través de Luis Suárez ya que también lo operó”.

En primera instancia, Vecino contó que “hice un tratamiento conservador de factores de crecimiento para ver si de ese modo evitaba la intervención quirúrgica”.

Sin embargo, y a pesar de que el volante volvió a estar a la orden para jugar, las molestias no cedían. “Después de dos meses de este tratamiento llegué a estar a disposición del entrenador solo dos partidos y sentía molestias”.

Al quirófano

En consecuencia, Matías no tuvo más remedio que pasar por el quirófano a los efectos de buscar una solución definitiva al problema de rodilla que lo afectaba.

“Me hicieron una artroscopia de sutura de menisco externo. Los tiempos de una sutura de menisco van de cuatro a cinco meses, dependiendo de la evolución”, reveló. 

Sin embargo, cuando todo parecía encaminado, el diablo volvió a meter la cola como contó el propio jugador.

“En mi caso, al segundo mes me hicieron una artroscopia de limpieza muy sencilla por una infección, que es algo bastante normal por lo que me comentaron, por lo que me retrasó los tiempos de recuperación de dos a tres semanas”.

El viaje del profe Souto

Vecino no dejó nada librado al azar en su proceso de recuperación y fue así como hizo viajar al profesor Alejandro Souto a Europa a los efectos de ayudarlo en la etapa final.

¿Quién es el profesor Souto? Preparador físico que trabajó con Gustavo Díaz en Nacional y de larga trayectoria en el básquetbol donde su último equipo fue Hebraica Macabi, en su último bicampeonato.

“Alejandro Souto es un amigo que conocí en Nacional en el 2012 y desde ahí siempre trabajé con él de forma personal y en paralelo al club o por alguna situación puntual como es este caso. Ahora vino para ayudarme y entrenar”, reveló el jugador.

Vecino entra en la recta final. Hace unos meses estuvo a punto de fichar por Napoli, según reveló Sky Sport, a pedido del técnico Gennaro Gattuso. El jugador tiene contrato con Inter de Milán hasta 2022 y su cláusula de rescisión está fijada en € 18 millones.

Vecino vuelve a empezar de cero. “Si todo va bien como ahora espero estar disponible para jugar en el mes de enero”, concluyó diciendo.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...