Cargando...
La SCL Uruguay es impulsada por el abogado Federico Carbajales y el ingeniero Joaquín Arocena

Economía y Empresas > Lanzamiento

Con el objetivo de elevar el estándar de la construcción a niveles internacional, la Society of Construction Law aterriza en Uruguay

El mayor objetivo de esta organización global, que reúne a expertos de varios ámbitos, es potenciar la industria de la construcción uruguaya

Tiempo de lectura: -'

28 de septiembre de 2022 a las 11:40

El abogado Federico Carbajales, experto en derecho de la construcción —una rama poco convencional en Uruguay—, ultima detalles junto con el ingeniero Joaquín Arocena para dar la apertura local a la organización internacional Society of Construction Law (SCL).

Si bien, por su nombre originario en inglés, el cometido de la institución puede dar lugar a confusiones, la SCL no es una sociedad como tal y está lejos de circunscribirse únicamente al derecho de la construcción. La SCL funcionará como una asociación de independientes a título individual (y no empresarial) y no tiene fines de lucro. A su vez, la institución no apunta solo a abogados, sino que, por el contrario, espera reunir a todos los agentes involucrados en la industria de la construcción.

La SCL se originó en Gran Bretaña en la década de 1980, bajo el objetivo de nuclear a todos los actores de la construcción para potenciarla y nuclear información relevante para instruir a los expertos del rubro. Luego, la organización llegó a países desarrollados, como Australia,  hasta que en los últimos años aterrizó en el continente. En la actualidad, funciona en Argentina, Brasil, Chile y Perú. “La presencia regional de la SCL contribuye a generar redes y desembarcar en Uruguay lineamientos estándar en la industria de la construcción”, dijo a Café & Negocios el abogado Carbajales, quien se dedica a impulsare proyectos de infraestructura y construcción. El experto, además, es el primer uruguayo asistente al Construction Law Summer School en la Universidad de Cambridge, puntapié inicial para traer esta organización al país.

“Observamos que la perspectiva para la industria de la construcción en Uruguay es muy buena y el país se vuelve cada vez más atractivo para inversiones de gran porte en el rubro inmobiliario o comercial”, apuntó Carbajales.

Federico Carbajales trabaja desde hace 15 años en el estudio Guyer & Regules

“Me pareció que era una buena oportunidad para instalar la sociedad en Uruguay y reunir a los actores de la industria junto con Arocena”, indicó el abogado que ya se reunió con empresas constructoras, financiadores, organismos públicos, arquitectos, ingenieros, abogados para dar inicios a la SCL Uruguay.

En este momento, la sociedad se está conformando y redacta sus estatutos para comenzar a operar. Luego, el Ministerio de Educación debe reconocer la personalidad jurídica de esta organización para que comience a funcionar.

Según Carbajales, “la rama teórica de la construcción no está desarrollada en Uruguay”. Su mayor objetivo detrás de esta iniciativa es aglutinar a los actores que están en el rubro de la construcción, que en la actualidad no cuenta con un organismo que haga de nexo entre ellos.

La SCL pretende traer a Uruguay "las mejores prácticas que existen a nivel internacional a la industria de la construcción" al mercado local, sostuvo Carbajales.

"No vamos a competir con otras asociaciones gremiales”, añadió el abogado. “No nos vamos a pisar con la Sociedad de Arquitectos ni con la Cámara de la Construcción ni con otras gremiales, que tienen otros fines, nuestro objetivo es formar, capacitar, generar mesas redondas y equipos de trabajado para evaluar la industria de la construcción nacional y proponer mejoras que apunten hacia los estándares internacionales”.

La gestión de SCL está pensada bajo dos lineamientos: acompañar obras de gran porte (que podrían ser proyectos como UPM, el ferrocarril, el puerto) y los desarrollos inmobiliarios de menor envergadura (como los barrios residenciales o proyectos comerciales).

Para ser miembro se debe abonar una cuota de incorporación —que se paga una vez—  y una cuota de suscripción —que se paga semestral o anualmente —. “Estimamos que la cuota de incorporación estará en el entorno de los U$S 150 a 200 y la cuota de suscripción semestral estará en el entorno de los U$S 75 a 100”, concluyó Carbajales.

SCL Uruguay propone la creación de los siguientes comités de trabajo dentro de su estructura para analizar el desempeño de la industria nacional: Obras Publicas y Concesiones, Desarrollos Inmobiliarios y Comerciales, Contratación Internacional (Modelos y Tendencias) y Resolución de Controversias.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...