Agro > MERCADOS

La soja no tuvo más opción que caer esta semana en Chicago

Hay buenas condiciones en los cultivos estadounidenses, subió el dólar en Brasil y sigue lejos el acercamiento entre China y EEUU

Tiempo de lectura: -'

24 de agosto de 2018 a las 05:00

Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

Se disiparon esta semana algunos factores de recuperación para la soja y el combo fue netamente negativo. De esta manera, este jueves los futuros de la oleaginosa cayeron a mínimos en más de un mes.

La semana anterior fueron las expectativas sobre un acercamiento entre China y Estados Unidos las que alentaron el avance de la soja en Chicago. Sin embargo, el propio presidente estadounidense Donald Trump relativizó públicamente que pueda haber avances en el corto plazo. A partir del miércoles comenzaron contactos en Washington entre funcionarios estadounidenses y una delegación del Ministerio de Comercio de China, sin que se informaran avances.

Es más, este jueves entró en vigor un nuevo paquete de aranceles estadounidenses a la importación de productos chinos por un monto anual de US$ 16.000 millones, lo que activa una respuesta desde Beijing.

Como muestra que no se prevé una solución de corto plazo con China, para estas horas está previsto que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés) informe sobre un paquete de medidas para compensar a los productores por los efectos de las disputas comerciales que lleva adelante ese país.

A las peores noticias sobre la relación de China y EEUU se sumaron los reportes sobre buenos potenciales de rendimientos en una gira en los principales estados productores por parte de la empresa ProFarmer. Si bien no hay una correlación directa entre lo que proyecta este tour y el resultado final del USDA, lo cierto es que confirma las expectativas de una producción récord.

Un tercer factor negativo estuvo en la evolución del tipo de cambio. En Brasil el dólar superó los R$ 4 y está en máximos desde comienzos de 2016. Esto más que confirma la disposición de los productores brasileños de expandir el área dedicada a la oleaginosa. Este ajuste da mayor competitividad a ese país, dando valores atractivos en reales que más que compensaría el incremento de costos por el efecto de suba del dólar.

En el mercado local la operativa es reducida por el volumen de soja disponible que todavía no cerró precio. En general, los exportadores ya habrían cerrado los negocios con el exterior, por lo que no hay una demanda fluida, a lo que se suma precios que retrocedieron en Chicago sin una compensación relevante de las primas.

En tanto, se prevé que no haya movimientos por la soja 2019. Es algo que no solamente se da en Uruguay, sino también en la región ante la incertidumbre sobre lo que sucederá entre China y EEUU y su efecto sobre los futuros y sobre las primas contra Chicago.

Ajustes negativos en los cereales

En los cereales también hubo ajustes negativos. En el trigo se dio una corrección en Chicago ante la expectativa de una voluminosa oferta desde Rusia, luego que se dieran especulaciones sobre alguna restricción en las exportaciones más adelante en el año. El contrato diciembre de trigo Chicago –de referencia para la cebada en Uruguay– quebraba este jueves el piso de US$ 200 por tonelada, aunque sigue en niveles sustancialmente más altos que un año atrás.

Comentarios