Nacional > CAMPAÑA ELECTORAL

Lacalle Pou buscó reafirmar su liderazgo opositor en el interior

La fórmula blanca salió de gira por el país y cargó contra el FA

Tiempo de lectura: -'

17 de agosto de 2019 a las 05:02

El salón principal de la sede departamental del Partido Nacional en San José quedó chico. Como muchos militantes se amontonaron en la vereda para intentar escuchar a la fórmula blanca en su primera gira por todo el país, el candidato Luis Lacalle Pou propuso que el acto saliera a la calle. 

“Vamos el Frente Amplio, nomás”, gritó un hombre a media cuadra minutos después de que Lacalle Pou tomara el micrófono y se parara en un escalón que utilizó como escenario. “Para ese vecino vamos a gobernar mejor todavía que para algunos que estamos acá. Y dentro de cinco años tiene que estar mejor de lo que está ahora”, le respondió el candidato, seguido de aplausos. 

La recorrida de Lacalle Pou y Beatriz Argimón que este jueves y viernes los llevó a visitar seis departamentos puede resumirse en esa respuesta. La fórmula blanca salió a mostrarse junta por primera vez con dos mensajes claros: que el gobierno que viene debe ser “el de la alternancia” al oficialismo y que el Partido Nacional es el “más preparado” para encarar cinco años como el líder de una coalición multicolor. 

Si bien el eje de la campaña es y seguirá siendo “buscar las coincidencias y no las diferencias” con los demás partidos, en estos dos días de discursos y conferencias de prensa Lacalle Pou hizo hincapié en que “el Partido Nacional es el más indicado” para gobernar “porque en 183 años de historia la columna vertebral es la libertad”. 

El candidato llevó consigo el programa de gobierno -para el que hubo aportes de todos los sectores blancos- casi como si fuera una parte de su cuerpo. “Si somos buenos es porque somos distintos y aprendimos de los demás. Y este es el camino que tenemos que tomar hacia octubre si queremos gobernar para todos”, dijo este viernes durante un acto en Rivera, al que le siguió otro en Melo (Cerro Largo). 

Para Lacalle Pou “no está mal pedir apoyo”, algo en lo que insiste desde la campaña hacia la interna. Sin embargo, la línea que marcó en estos días reforzó la idea que no disimula desde que habla de una coalición: que sean los blancos quienes tomen la posta en marzo de 2020. Sin embargo, es consciente que para que eso suceda deberá sortear una dura competencia primero en octubre y –eventualmente- en noviembre. “Estamos compitiendo. Pero hay una frontera mucho más laxa entre la oposición que con el partido de gobierno”, dijo también en Rivera. 

Además de viajar con el programa de gobierno blanco, Lacalle Pou también lleva el programa del resto de los partidos que avizora como socios en el próximo gobierno: el independiente, el colorado, el de la Gente y el de Cabildo Abierto. 

“Vamos a remontar Luisito”, le dijo el jueves en Trinidad (Flores) una militantes luego de pedirle una selfie. Lacalle se limitó a sonreírle. Esa “remontada” hacía referencia a las últimas encuestas, que lo muestran bajando en intención de voto mientras el colorado Ernesto Talvi crece. El candidato aseguró estar acostumbrado a “subir y bajar” en las encuestas y dijo que no cree que se trate de una “tendencia”. 

Lo que sí destacó en las conferencias de prensa que dio entre jueves y viernes fue la intención de voto que muestran hacia noviembre, que indican que el oficialista Daniel Martínez perdería en segundo vuelta tanto con Lacalle Pou como con Talvi. “Tenemos la certeza de que Uruguay va rumbo a una alternancia”, dijo en Durazno, en donde aprovechó la pregunta de un periodista para cuestionar al equipo económico elegido por Martínez, que calificó de “más de lo mismo”. 

Con el FA en la mira

Las críticas a la gestión del Frente Amplio fueron la norma durante la recorrida. En San José, Flores y Durazno el jueves y en Tacuarembó, Rivera y Cerro Largo, el candidato blanco remarcó el “fracaso” de los gobiernos de izquierda. “La opinión pública ya empezó a ver una alternancia. Dicen que el Frente Amplio ya está y que al país le hace bien sacudir un poco la modorra”, dijo en Trinidad. Lacalle Pou agregó que “no hay peor narcótico que la soberbia” porque “es la que termina no dejando ver los problemas reales”. 

Tampoco se guardó críticas para el ministro de Economía, Danilo Astori, y sus cuestionamientos al programa de gobierno blanco que fueron publicadas en la web de Presidencia. Al igual que como hizo el miércoles durante la visita a Soriano y Colonia, el candidato nacionalista insistió en que desea que su referente en economía, Azucena Arbeleche, debata con el ministro. Lacalle Pou sostuvo que los comentarios de Astori estuvieron “fuertemente influenciados por el fracaso y por el temor a largar el poder”. 

A su vez, aprovechó para reiterar que le gustaría sentarse a debatir con Martínez. “Es mucho más civilizado sentarnos el candidato del gobierno con un candidato de la oposición a discutir a ver qué es lo que va a pasar. Porque si no, a medida que la alternancia se va reafirmando van a saltar cada vez más”, dijo en una conferencia de prensa en Tacuarembó. 

En busca de la unidad 

En la gira en la que se estrenó como candidata a vicepresidenta, Argimón apeló a reivindicar el eslogan que los acompaña camino a octubre, “lo que nos une”, y lo separó de quienes, entiende, buscarán “etiquetas”. “Sabemos que vienen tiempos donde nos van a querer etiquetar de varias formas,  pero la única etiqueta que nos va es la de ser nacionalistas, no tenemos otra. Es un nacionalismo inclusivo que tiene que ver con lo que nos une”, dijo en San José, el primer destino del jueves.

Dirigentes de casi todos los sectores del Partido Nacional acompañaron y seguirán acompañando a la fórmula blanca durante esta primera gira, en la que visitan las capitales de todos los departamentos. El sector que por ahora no participó de ningún acto de esta recorrida fue el de Juan Sartori. 

En tanto,  Jorge Larrañaga fue el único exprecandidato que se sumó a toda la gira y Lacalle Pou le agradeció públicamente en sus discursos. También destacó que los demás excompetidores de la interna dieron su aval para que la fórmula pudiera anunciarse el 30 de junio a la noche.  

Larrañaga, Lacalle Pou y el senador Álvaro Delgado bromearon con la “unidad” del partido cuando al llegar a San José notaron que tenían puesto el mismo buzo. “Nadie puede decir que no hay sintonía”, dijo el candidato blanco a las risas. Minutos después, y sin bromear, el candidato se refirió a la unidad blanca. 

“Hace un mes y medio estaban todos alquilando balcones y comprando pop a ver cómo los blancos se peleaban. Y los dejamos con las ganas”, dijo en su discurso a cientos de maragatos. 

La recorrida de jueves y viernes terminó en Cerro Largo, donde el local de la Departamental del Partido Nacional también quedó chico. No hubo carteles o banderas pero sí cientos de militantes de todas las agrupaciones que se acercaban a Lacalle Pou al grito de “presidente”. 

“No lo quiero para los próximos cinco, lo quiero para los próximos diez. De verdad que lo necesitamos”, le dijo uno de ellos. El candidato le agradeció el comentario y minutos después dijo en el acto: “Mientras que algunos dividen yo uno. Porque yo quiero gobernar para todos y con todos”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...