Cargando...

Nacional > Caso GOmensoro

Las contradicciones del Ejecutivo en el caso Gomensoro

Vázquez, Toma y Montiel ofrecieron dos versiones de lo ocurrido

Tiempo de lectura: -'

28 de septiembre de 2019 a las 05:00

El presidente de la República, Tabaré Vázquez, el secretario de Presidencia, Miguel Ángel Toma, y el exsubsecretario de Defensa, Daniel Montiel, han hecho declaraciones contradictorias durante los últimos seis meses de indagatorias que lleva adelante el fiscal Rodrigo Morosoli en torno a la demora en denunciar las confesiones de José Nino Gavazzo sobre el caso Gomensoro. Vázquez y Toma han dado versiones distintas a los medios que las que reprodujeron ante el fiscal –el primero como testigo, el segundo como indagado–, y Montiel directamente se contradijo en dos interrogatorios separados por cuatro meses. 

Morosoli resolvió este martes archivar la investigación respecto a Toma, Montiel, y a los militares que integraron los tribunales militares y dejó como único indagado al excomandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos. 

El fiscal Morosoli tiene previsto imputar al militar por la omisión de los funcionarios públicos de denunciar delitos de los que tuviera conocimiento, en una audiencia que se realizará el 3 de octubre. El delito compredido en el artículo 177 del Código Penal castiga con hasta 18 meses de cárcel. Eso significa que se trata de un delito excarcelable, por el que el fiscal no podrá pedir pena de prisión preventiva. 

Ante la justicia, Morosoli expondrá un relato de los hechos y aportará como pruebas los testimonios de Vázquez del 4 de junio en la residencia de Suárez y Reyes, de Toma el 29 de mayo, y de Montiel el 8 de ese mes y el 17 de setiembre. 

Sin embargo, ninguno de los tres narró una versión que no haya sido modificada en algún momento.

El presidente, por ejemplo, dijo el 3 de abril en una entrevista que se enteró de la confesión de Gavazzo de haber tirado al río Negro el cuerpo de Roberto Gomensoro (1973) luego de que El Observador lo informara el 30 de marzo. Pero ante Morosoli declaró que estaba al tanto del caso el 19 de febrero, cuando se reunió con el exministro de Defensa, Jorge Menéndez –fallecido en abril–. 

Según los hechos relatados por el fiscal, Toma se enteró de la confesión del represor al día siguiente  –cuando se reunió con Menéndez por orden del presidente–, pero a principios de abril el jerarca había afirmado a El País que en esa reunión no se había enterado de eso.

Y Montiel dijo dos cosas diferentes ante Morosoli: primero, el 8 de mayo, que Manini Ríos, había informado a Menéndez de las declaraciones de Gavazzo, y luego, el 17 de setiembre, que eso no había ocurrido. 

La “sorpresa” de Vázquez

Era el 3 de abril. Dos días antes, había destituido a Menéndez, a Montiel y a los seis integrantes de los tribunales –el de Honor y el de Alzada– que juzgaron la conducta de Gavazzo y Jorge “Pajarito” Silveira en los hechos conocidos como el “segundo vuelo” en 1976. A la cúpula ministerial le adjudicó la responsabilidad política de haber demorado la denuncia a la justicia de las confesiones de Gavazzo, mientras que a los militares los responsabilizó por el incumplimiento del artículo 77 de la normativa de los tribunales de honor, de informar al superior sobre la presunción de un delito. 

El 4 de junio, Morosoli le pidió al presidente que recordara cómo había sido esa reunión, y le preguntó directamente si “en esa oportunidad, (Menéndez) ahondó en las confesiones que Gavazzo vertió en esas audiencias del Tribunal de Honor respecto a la disposición del cuerpo de Gomensoro, detenido y asesinado en marzo del 73”.

Y Vázquez respondió: “Sí, efectivamente”. Luego, según un audio al que accedió El Observador esta semana, desarrolló: “Me comentó que en ese tribunal había existido una disputa, una discusión entre Silveira y Gavazzo, referido a un par de hechos ocurridos durante la dictadura. La muerte de Gomensoro y lo que pasó, me lo comentó Menéndez, y también que se había mencionado el caso (María Claudia García de) Gelman. Pero yo no sé si ahondó, pero sé que efectivamente me lo comentó”.

Sin embargo, ese 3 de abril el mandatario concedió una entrevista a VTV Noticias, en la que aseguró que recién se enteró de todo a raíz de la publicación de El Observador. “Cuando en un medio de prensa sale lo que un periodista investigó y publica, a mí me toma de sorpresa porque yo no leí todo el expediente”, sostuvo en diálogo con el periodista Gabriel Pereyra.  
Agregó que “no había leído el expediente”, y que “todo el trabajo previo lo tiene que realizar la cadena correspondiente, que era jefe del ejército, secretario, subsecretario, ministro, presidencia a través de secretaria, jurídica”.

E insistió: “Yo no lo sabía. Yo me entero, reitero, por un medio de comunicación, ni siquiera por el medio donde salió la noticia el sábado. Yo la mañana del sábado no leí la prensa. En la tarde del sábado miro por el celular para ver las noticias del día y en uno de los portales me entero de la situación”. 

También dijo que desde el 20 de febrero, cuando Menéndez se reúne con Toma, el expediente del tribunal se lo llevó el secretario de Estado para que lo tratara su cartera, pero en realidad quedó en Presidencia, hasta el 11 de marzo, cuando Vázquez volvió a solicitarlo para tenerlo consigo: al otro día iba a destituir a Manini Ríos como comandante en jefe del ejército, debido a críticas a la Justicia que había incluido en un escrito que estaba adjuntado a ese expediente.

La fecha de Toma

Morosoli tiene pruebas de que Toma se enteró de la confesión de Gavazzo ese 20 de febrero, según dijeron a El Observador fuentes de la investigación. Allí el exministro de Defensa le llevó el expediente y dialogaron sobre el crimen de Gomensoro. Pero en entrevista con El País el 2 de abril dijo lo siguiente sobre esa reunión: “Lo que recibió Presidencia fue el expediente. No declaraciones de nadie”. Y se extendió: “Cómo voy a estar al tanto del expediente… (risas)”.

Luego aseguró que si hubiera sabido ese 20 de febrero que en las actas estaba la admisión de la desaparición, se hubiera hecho la denuncia enseguida. “Si fuese así se hubiese presentado la denuncia penal. Y la denuncia penal la presentamos nosotros hoy”, en referencia al primer día de abril.
Pero fuentes de la investigación dijeron a El Observador que Morosoli, en base a testimonios  y documentos, no tiene dudas de que Toma estaba al tanto del contenido de las actas del expediente.

Las dos versiones de Montiel

Cuando el exsubsecretario de Defensa declaró ante el fiscal el 8 de mayo, dijo que Manini Ríos “obviamente” le contó al entonces ministro de la confesión del represor el 14 de febrero cuando se reunieron. 

“Le dice, obviamente, porque lo trae en el fallo. Le dice que está el tema Gomensoro”, dijo Montiel.

En palabras del exjerarca, Menéndez le había comentado lo siguiente: “Mirá, vino el comandante, me trajo los fallos, acá esta el tema Gomensoro, realmente es impresentable esto, me siento mal del estómago por lo que estoy viendo o leyendo’. Sin lugar a dudas en el diálogo le tiene que haber dicho esto tal”. 

Pero el 17 de setiembre, en un interrogatorio solicitado por la defensa del militar, dijo lo opuesto: “Le pregunté al señor ministro, y ratificó una vez más lo que ya dije, si en algún momento el comandante Manini le había dicho (...) de algún tipo de causa referida a la muerte, desaparición y dispendio del cadáver (...). El ministro me dijo que no. Que eso no había acontecido. específica”, declaró.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...