Nacional > REFERÉNDUM CATALUÑA

Las cuatro razones del Ejecutivo uruguayo para apoyar al gobierno español

Sin embargo, Cancillería lamentó los hechos de violencia en el referéndum independentista catalán.

Tiempo de lectura: -'

02 de octubre de 2017 a las 16:36

El gobierno uruguayo se enfrentó este lunes a la situación de expresarse sobre los hechos de violencia acaecidos el domingo durante el referéndum independentista catalán.

En un comunicado de prensa divulgado por la Cancillería uruguaya, el Poder Ejecutivo expresó que "lamenta" los hechos de violencia ejecutados por las fuerzas de seguridad del gobierno de Mariano Rajoy "en el marco de la convocatoria del referéndum que fuera declarado nulo por el Tribunal Constitucional de España".

Asimismo, el gobierno uruguayo expresó "sus deseos" de que se encuentre "una solución" a la situación que enfrenta al gobierno español con las autoridades de la Comunidad Autónoma de Cataluña con "un llamado al diálogo que permita restablecer la normalidad institucional del país".

Existen al menos cuatro razones de fondo que el gobierno consideró para apoyar a la Moncloa. En primer lugar estuvo la consideración –tal como se expresa en el mensaje de la cancillería- de que el referéndum había sido declarado nulo por el Tribunal Constitucional de España, y por lo tanto carecía de legalidad.

Existe un procedimiento previsto en la Constitución española para los casos en los que las comunidades quieran separarse, y ese no es el camino que está recorriendo Cataluña.

En segundo lugar hay una razón de carácter normativo. Uruguay, al igual que la gran mayoría de los estados que forman parte del sistema internacional, no apoyan la proliferación de movimientos separatistas amparados en la norma de "integridad territorial". Para Uruguay, Cataluña forma parte de España.

Esta norma que se desarrolló a lo largo del siglo XX fue adoptada de forma creciente por los estados con un interés particular: que no haya alternaciones al orden establecido. En este sentido, es indispensable acudir al proceso que encabezó la Organización de Naciones Unidas (ONU) en la década de 1960 que establecía la independencia de los países coloniales, pero no de los grupos étnicos.

De la mano con lo anterior se esboza un tercer elemento: el reconocimiento del gobierno de Tabaré Vázquez de que lo que sucedió este fin de semana en Cataluña es un asunto interno de ese estado.

Un cuatro argumento es estrictamente político. Por el origen de este país y en función de la relación bilateral especial que los gobiernos de Uruguay y España han tenido históricamente, no era conveniente ir contra el gobierno español.

Sin embargo, la decisión de Rajoy de usar la fuerza para intervenir en el proceso electoral no le dejó otro remedio al gobierno que expresar su pesar. La vicepresidenta Lucía Topolansky, en tanto, subió la apuesta y calificó la represión como "terrible".

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...