Cargando...
Alejandro Acland, de Fuego Sagrado, le sacó jugo a un cordero Texel.

Agro > EN TACUAREMBÓ Y DURAZNO

Lo que mostró el Texel en la gira y lo que la industria le pide a gritos

La gira 2022 consideró la realidad de cada eslabón de la cadena agroindustrial ovina

Tiempo de lectura: -'

01 de julio de 2022 a las 22:00

La Gira Texel 2022, que se desarrolló en Tacuarembó y Durazno, mostró que el crecimiento de la raza se sigue expresando, pero también que hay deberes para los ovinocultores.

Lucas La Cava, presidente de la Sociedad de Criadores de Texel del Uruguay (SCTU), comentó a El Observador que “los productores están haciendo las cosas muy bien y cada vez son más los que utilizan la genética Texel”, a la vez que admitió: “Lo que la industria nos pide a gritos, en un momento en el que hay demanda y buenos precios, es que avancemos en producir corderos de forma desestacionalizada, que desparramemos la producción y que no esté concentrada a fin de año, porque obviamente ninguna industria puede funcionar bien trabajando solo uno o dos meses”.

Aunque hay otros, ese es el principal desafío que tienen los productores. Y eso que la industria les pide a gritos, como definió, “es algo que nos va a dar trabajo, pero si los estímulos están eso se puede lograr, perfectamente”.

Actualmente, por el cordero el productor logra alrededor de US$ 4,60 por kilo de carcasa. En el caso del convenio de la SCTU con el frigorífico Bamidal hay hasta un 10% de sobreprecio si se cumplen determinados requisitos, por lo que el precio supera los US$ 5. Y el Texel permite que el cordero al pie de la madre llegue en tres meses a un peso de faena de 35 kilos.

Por ende, “está todo dado para que podamos responder”, dijo.

Así como admitió que existen “deberes” para los productores de Texel, marcó necesidades “porteras afuera”. Una es que “mejore” la promoción de las bondades que tiene la carne ovina.

Demanda hay, “pero está muy concentrada en China y Brasil, podemos explorar otros mercados, como Estados Unidos donde se entra con animales de compartimentos pero es un destino a trabajar, lleva carcasas de mucho peso y eso nos viene muy bien a los productores y a la industria”.

La clásica postal de cada gira, también en el Texel.

Lo que la raza da

Sobre el potencial de la raza, La Cava respondió: “Es la raza para el momento que se vive en el país, y en el mundo, con muy bajo requerimiento de mano de obra, que no es un detalle menor, porque no hay que desojarla ni descolarla, no tiene problemas de patas, sanitariamente requiere menos cuidados que otras razas. Tiene una muy buena prolificidad, con un manejo común, a nivel de campo, es sencillo ver señaladas de 120%, 130% o más. Y fácilmente desteta un cordero de muy buena calidad que llega rápido al peso de faena y ese animal en el frigorífico rinde”.

La Cava remarcó que todo eso tiene un respaldo claro, expuesto en la cantidad de carneros y de vientres que se venden y en la cantidad de gente que se suma para usar la raza en cruzamientos.

Se vieron planteles y rodeos comerciales de alta calidad.

Tacuarembó y Durazno

“El balance de la gira es muy positivo, todo lo organizado salió bien, acompañó el tiempo y participaron muchos productores de todo el país, tanto los tradicionales como productores comerciales que están cruzando con la raza y otros que se están arrimando; el objetivo de convocarlos a todos para que vean lo que la raza aporta se cumplió”, expresó.

En la primera jornada se mostró toda la cadena productiva: la producción de genética, la de corderos, la investigación que desarrolla el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) y hubo una charla de Gustavo Basso –de frigorífico Bamidal–, sobre la realidad y perspectivas de la industria frigorífica: “Fue un broche de oro, había una enorme expectativa, esperábamos una hora de charla y estuvimos dos horas y media, lo que habla del interés que hay”, mencionó La Cava.

Contactos entre productores y con las majadas a mano.

El jueves 23 la actividad comenzó en la cabaña El Trébol, en Tacuarembó. Es un establecimiento comercial, con una majada de base Corriedale que se está absorbiendo hacia Merino Dohne, donde por un tema de gusto de los propietarios funciona una cabaña Texel. El principal cliente para sus carneros Texel son ellos mismos, los utilizan para cruzamientos para producción de corderos. “Vimos una muy buena corderada cruza, pronta para embarcar al frigorífico, también vimos números muy interesantes que sigue arrojando el ovino en cualquiera de sus sistemas”, explicó.

Luego la gira visitó la Unidad Experimental La Magnolia, del INIA. “Ahí vimos lo relacionado con el proyecto Rumiar, los trabajos de ediciones sobre eficiencia en conversión en la raza que se están desarrollando, también lo relacionado con el tema de la generación de gas metano”, indicó.

Sobre la charla de Basso, dijo que “se generó un intercambio muy interesante, nos explicó la historia de Bamidal, cómo funciona y las perspectivas, con algo muy valioso: el interés que tienen por carne ovina de calidad, por la demanda que están teniendo”.

“Es muy bueno tener un buen precio, pero más importante es la perspectiva de que se va a mantener el precio y la demanda”, dijo.

El viernes 23 la gira siguió con la visita a la cabaña San Ramón, en Durazno, donde hubo un intercambio entre criadores, productores y técnicos del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) sobre estándar racial, características de la raza, tatuajes y otros temas.

Por la tarde hubo charlas sobre enfermedades ovinas a cargo de los doctores Marcelo Cortés (Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tacuarembó) y Rody Artigas (Facultad de Veterinaria de la Universidad de la República), sobre maedi visna y scrapie.

La actividad se desarrolló en Tacuarembó y Durazno.

“Un disparate” 

En cada charla con un productor de ovinos es inevitable analizar el tema de los ataques de los perros. “Sigue pasando, es un drama sin solución aparente, hay que ver cómo convivir con eso”, consideró La Cava.

Luego explicó: “Se la ha dado un poco la derecha a la movida de las protectoras de animales y en eso lo que nos parece mal es la propuesta de Cero Callejero de capturar los perros y tenerlos en forma indefinida en los albergues y que los productores paguen para mantener esos albergues que son muy costosos”.

“Como Texel, en realidad en el conjunto de las razas, nos oponemos a eso, es un disparate, no solo nos matan las ovejas, también ahora quieren que mantengamos nosotros a esos perros”, reflexionó.

El intercambio entre productores y técnicos, una fortaleza en cada gira.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...