Mundo > ATAQUE

Lo que se sabe hasta ahora del atentado en Nueva Zelanda que dejó 49 muertos

Las autoridades neozelandesas anunciaron que hubo tres detenciones y añadieron que un hombre había sido acusado de los asesinatos

Tiempo de lectura: -'

15 de marzo de 2019 a las 11:56

Nueva Zelanda vivió este viernes un ataque en dos mezquitas de la ciudad de Christchurch, en el que murieron 49 personas y decenas resultaron heridas. Se trató de uno de los "días más oscuros" de este país del Pacífico Sur, según la primera ministra Jacinda Ardern, quien denunció una violencia "sin precedentes". 

¿Dónde y cómo fue?

Los ataques se produjeron a primera hora de la tarde en las dos mezquitas situadas en el centro de Christchurch, la mayor ciudad de la Isla Sur de Nueva Zelanda. Las mezquitas atacadas son las de Al Noor y Linwood, a unos 6,5 kilómetros la una de la otra. Un total de 41 personas murieron en el tiroteo en la mezquita Al Noor, mientras que otras 7 fallecieron en la de Linwood y otra fue declarada muerta en el hospital.

¿Quiénes son los atacantes?

Las autoridades neozelandesas anunciaron que hubo tres detenciones y añadieron que un hombre había sido acusado de los asesinatos. El australiano implicado en los ataques mortíferos fue identificado como Brenton Tarrant, quien publicó un manifiesto racista en Twitter antes de difundir en directo imágenes del ataque, según un análisis realizado por la AFP. El presunto cerebro del tiroteo llevaba inscritos en sus fusiles los nombres de personas de extrema derecha, incluido el neonazi español Josué Estébanez, tal como se desprende de las fotografías de las armas y cargadores exhibidas en la cuenta de Twitter del supuesto atacante que han sido eliminadas por la red social, pero han sido recogidas por numerosos medios y usuarios, incluido el diario el New York Times.

Estébanez, un exmilitar de ideología fascista, apuñaló mortalmente a Carlos Palomino, un joven antifascista, en 2007 en Madrid y fue condenado en 2009 a 26 años de cárcel con el agravante de motivación ideológica, una sentencia confirmada por el Tribunal Supremo.

El atacante de Nueva Zelanda también tenía inscritas en sus armas fechas, como 1683, año del asedio del Imperio otomano a Viena, y otros nombres, como Sebastiano Venier, comandante de la flota veneciana en la batalla de Lepanto contra los turcos.

Tarrant permanece detenido junto a otros dos presuntos cómplices. Hubo una cuarta detención de una persona armada que finalmente fue puesta en libertad. El principal acusado comparecerá mañana ante la Justicia.

¿Por qué lo hicieron?

Un "manifiesto" en el que se explican las motivaciones del ataque fue publicado el viernes por la mañana en una cuenta Twitter con el mismo nombre y la misma imagen de perfil que la página Facebook que había difundido el ataque en directo. Llamado "el gran reemplazo", este documento de 73 páginas declara que el autor quería atacar a los musulmanes. El título parece hacer referencia a una tesis del escritor francés Renaud Camus sobre la desaparición de los "pueblos europeos", "reemplazados" según él por poblaciones no europeas migrantes. Esta teoría está ganando terreno entre los círculos de la extrema derecha.

En el manifiesto, el atacante dice que nació en Australia en el seno de una familia modesta y que tiene 28 años. Declara que los momentos claves de su radicalización fueron el fracaso de la dirigente ultraderechista Marine Le Pen en las elecciones francesas de 2017 y un ataque con camión en Estocolmo en abril de 2017 que causó cinco muertos, entre ellos una niña de 11 años.

¿Qué se sabe de las víctimas?

Por ahora la información es poca. Al menos tres bangladesíes se encuentran entre los 49 muertos. Entre ellos estaban un profesor universitario y su esposa.

El relato de los que se salvaron

El equipo de críquet bangladesí, que se encontraba en el país para disputar tres partidos contra la selección local, escapó ileso al tiroteo, que había comenzado ya cuando se estaban acercando en autobús a una de las mezquitas atacadas en la ciudad de Christchurch.

"Nos encontrábamos muy cerca, podíamos ver la mezquita. Estábamos como máximo a unos 50 metros", explicó el director técnico del equipo de críquet bangladesí, Khaled Mashud, en un video difundido por la Junta de Críquet de Bangladesh (BCB).

Mashud detalló que se encontraba en el ómnibus con 17 miembros del equipo y que si hubieran llegado a la mezquita "tres o cuatro minutos antes" les hubiera alcanzado en el interior del templo el tiroteo, al que asistieron en parte desde la distancia.

"Permanecimos en el ómnibus entre 8 y 10 minutos, con nuestras cabezas agachadas, en caso de que nos dispararan. Después nos dimos cuenta de que el terrorista podría venir a atacarnos (...) por lo que decidimos abandonar el autobús", relató.

El presidente de la Junta de Críquet de Bangladesh, Nazmul Hasan, anunció en una rueda de prensa en Dacca que los partidos de los Tigers contra los neozelandeses Blackcaps, que debían comenzar mañana, fueron cancelados y criticó además la falta de seguridad.

"Siempre que alguien viene aquí necesitamos proporcionarles el tipo de seguridad que nos piden. Nosotros no la recibimos", aseguró Hasan.

Se espera que el equipo bangladesí llegue esta noche a Dacca, donde cientos de fieles protestaron a la salida de las mezquitas tras los rezos del viernes por los ataques, en los que al menos 49 personas perdieron la vida y 48 resultaron heridas de bala, veinte de ellas de gravedad. 

Basado en EFE y AFP

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...