Fútbol > SETIEMBRE NEGRO

Los 10 hechos que irritaron a Peñarol: del viaje de Gargano a la salida de Riascos

Luego de salir campeón del Apertura y liderar la tabla Anual se dieron una serie de sucesos que sacaron de foco al carbonero y lo llevaron a vivir problemas internos

Tiempo de lectura: -'

25 de septiembre de 2019 a las 05:04

Peñarol miraba como su rival se hundía en su crisis, en ese lugar que suele ser muy incómodo en el fútbol. La conquista del Torneo Apertura de 2019, que potenciaba el bicampeonato del Uruguayo de 2018, le permitía encaminar su rumbo al tricampeonato. El equipo era un relojito. Y si bien su eterno rival repuntaba con la vuelta de Álvaro Gutiérrez, Peñarol no otorgaba ningún tipo de ventaja.

Acaso el único reproche por aquellos tiempos pudo haber sido el afloje del final cuando empató con Progreso y perdió con Cerro Largo lo que le permitió a Nacional recortar la diferencia en la Tabla Anual.

Sin embargo, todo cambió radicalmente. Promediando el segundo torneo del año, el Intermedio, se empezaron a suceder hechos que repercutieron en la tranquilidad del mundo Peñarol.

Los hechos que irritaron al plantel pasaron por varias áreas del club: deportiva, sanitaria, institucional y hasta la técnica con una renovación de contrato de Diego López, hasta fines de 2020, que no cristalizó.

La finalización del Apertura coincidió con la apertura de los mercados de pases. Los nombres de algunas de las jóvenes figuras de Peñarol desfilaron por las mesas de varios clubes.

Paradoja del destino, cuando Peñarol se disponía a jugar un partido importante aparecían interesados por Brian Rodríguez y Darwin Núñez.

A los dos días de perder con Fluminense en Campeón del Siglo por la Sudamericana habían aparecido de la MLS interesados por llevarse a Brian Rodríguez.

Y la semana previa al juego con River Plate, en un partido clave para avanzar a la final por el Intermedio, llegó una oferta por Darwin Núñez.

A la semana siguiente Peñarol perdió el clásico por un contundente 3-0 y el club fue un volcán en erupción. Pero antes y después se generaron hechos que llevaron a Peñarol a la situación de nerviosismo en la que se encuentra.

Estos fueron los 10 hechos que sacudieron la paz que reinaba en Peñarol.

1) Las salidas de Núñez y Rodríguez

Dos hechos sacudieron la interna del plantel y repercutieron en el rendimiento deportivo fueron las transferencias de los juveniles Brian Rodríguez y Darwin Núñez.

El primero fue vendido en una cifra récord a Los Ángeles FC de la Major League Soccer estadounidense. A Peñarol le quedaron US$ 8.000.000 de una operación que superó los US$ 11.000.000. Peñarol hizo oficial la transferencia el 7 de agosto. Con el paso de los días la venta generó polémica en el seno directriz. Es que se conoció la noticia de que el 25% de la ficha del jugador pertenecía al contratista Pablo Bentancur mientras el restante 20% se destinaba al futbolista.

Previo al partido que Peñarol jugó con River Plate, donde se definía buena parte de la suerte en el Intermedio, llegó una oferta de Almería por Darwin Núñez.

El jugador llamó al presidente Jorge Barrera para recordarle el esfuerzo que había realizado su familia. Como el propio jugador reveló en una nota a Referí, su padre era obrero de la construcción y su mamá salía a recoletar botellas por la calle. Darwin fue vendido en una votación que generó división en la directiva porque terminó 7-4.

Con Núñez no era el primer episodio que se vivió en Peñarol. En julio, cuando el jugador fue a entrenar a la selección para disputar los Juegos Panamericanos de Lima, se generó un corto circuito. El vicepresidente Rodolfo Catino reveló a Referí que solicitaría en el consejo directivo no ceder al jugador cuando el club se había comprometido a que defendería a la celeste. Finalmente el consejo directivo mantuvo su palabra y Núñez fue a los Panamericanos.

2) El viaje de Gargano

El lunes 19 de agosto, Walter Gargano fue autorizado a viajar a Monterrey, México, por motivos personales. Peñarol se jugaba en ese momento la posibilidad de llegar a la final del Intermedio. Estaba previsto que el volante llegara a Montevideo el jueves previo al partido con River Plate, para participar de la práctica del viernes, la última de la semana.

Pero todo se complicó. Debido al estado del tiempo (niebla) el Aeropuerto de Carrasco estuvo cerrado y el vuelo que traía a Gargano tuvo que ser redireccionado a Asunción, donde pasó la noche, a la espera de una conexión a Montevideo para la tarde del viernes.

En consecuencia, Gargano no entrenó en toda la semana previa al juego contra los darseneros. Líopez no lo incluyó en el equipo titular. Peñarol perdió 0-1 ante los darseneros.

3) El físico del Cebolla y el corte

En los primeros días de agosto el cuerpo técnico decidió que el capitán Cristian Cebolla Rodríguez fuera parado. El Cebolla estaba frágil. Debido a que era propenso a sufrir lesiones musculares se decidió que realizara un acondicionamiento físico que le permitiera afrontar la segunda parte de la temporada en buenas condiciones.

La derrota contra River Plate en la sexta fecha del Intermedio determinó que el técnico Diego López concentrara al Cebolla y lo tuviera a la orden en el clásico de la última fecha, que se disputó el 1° de setiembre. El capitán entró en el segundo tiempo. Tras la derrota, molesto, terminó con un corte en el antebrazo. El incidente nunca quedó claro. La sanidad dijo que fue un accidente en el vestuario. Lo cierto es que rompió un vidrio, sufrió un profundo corte, terminó en el quirófano y dos semanas fuera de las canchas. Le colocaron una férula para entrenar y jugar.

4) El clásico

La derrota clásica del 1º de setiembre fue dura de digerir. El contundente 3-0 de Nacional por la última fecha del Intermedio fue un golpe que generó un alto impacto en el club.

El capitán Cristian Rodríguez declaró 10 días después del clásico en una conferencia de prensa: “Fue todo negativo, no solo en el juego, también en la actitud. Vi todo el primer tiempo y parte del segundo afuera, y es feo hablar desde ese lugar, pero no se vio (al equipo) como en los clásicos anteriores. Faltó rebeldía, amor propio y, quizás, humildad. Sin embargo, de todo eso se aprende”.

5) Pedido de destitución de Sánchez

El lunes 9 de setiembre el consejo directivo de Peñarol fue un polvorín. El directivo Ignacio Ruglio solicitó la destitución del gerente deportivo, Carlos Sánchez.

“La baja en la traída de jugadores, en los reemplazos inadecuados, en la cantidad de jugadores que pasaron sin pena ni gloria, el bajón deportivo actual y un tema de fondo que consideran que se necesita renovar en el cargo para darle una bocanada de aire fresco a Los Aromos”, argumentó Ruglio.

A Sánchez se la había pedido un informe sobre el momento del equipo. Ruglio no quedó conforme con las explicaciones.

Después de esa reunión, Ruglio explicó a Referí por qué solicitó la renuncia de Sánchez: "Es el momento (del año) porque no estás cambiando el cuerpo técnico ni a los jugadores, eso sigue todo igual. Estás cambiando la estructura que contrata jugadores. Ya se terminó el período de pases y hay que cambiar a tiempo para lo que viene, la temporada 2020. Si el oficialismo y 2809 dijeran que no es momento estarían entrando en una clara contradicción porque a Gonzalo De los Santos lo sacaron ambos a mitad del campeonato pasado cuando la crisis deportiva. ¿Por qué antes era el momento para cambiar a Gonzalo De los Santos y ahora no es el momento para sacar al Tío Sánchez? Ellos no actuaron así hace un año".

6) Se va el Profe Valenzuela

El 5 de setiembre Peñarol anunció a través de sus redes sociales el alejamiento del preparador físico Alejandro Valenzuela.

El profe era reconocido por los jugadores como una pieza motivacional.

Valenzuela se fue a trabajar a México con Matosas al tiempo que Peñarol incorporó a un profesional italiano como Francesco Bertini.

En el último partido, contra Juventud de Las Piedras, se elevaron voces de que el equipo sintió el ritmo físico en el segundo tiempo.

7) La barra no va a alentar

Otro tema que explotó en la interna del club es la situación de la barra de aliento. En el clásico del Intermedio fue notoria su ausencia en el primer tiempo del partido. Cuando ingresaron lo hicieron sin banderas debido a diferencias en el procedimiento de seguridad con la policía.

Una semana después el sector denominado Los Pibes del Palacio, emitió un comunicado quejándose de la lista negra y pidiendo la intervención de la directiva. La barra de aliento sigue ausente de las canchas.

8) El contrato de Diego López

Como se informó en la edición de Referí del 17 de setiembre, la directiva de Peñarol le ofreció a Diego López renovar su contrato pero el entrenador no aceptó.

López, en nota con el programa 100% Deportes de Sport, explicó los motivos que lo llevaron a negarse a aceptar la propuesta. “Es verdad que la decisión fue mía de no renovar. Tuve varias charlas y una de las últimas fue con dos o tres dirigentes que yo cerré la negociación. Yo el contrato lo tenía hecho, era hasta 2020 con un año más dejando mi libertad de seguir o no y lo mismo para Peñarol por las elecciones. Se llegó al acuerdo. Paso una semana, dos semanas, tres semanas y nunca apareció el contrato entonces si no apareció no fui una prioridad. Pasó la semana de River, del clásico, cuando cerrás y te das la mano al otro día tenés que firmar. Y eso nunca pasó. Entonces como no apareció sentí que no era prioridad. Entonces ahora vamos a ver el resultado”.

9) Perder la tabla Anual

Por primera vez en la temporada Peñarol perdió el liderazgo de la tabla Anual del Uruguayo el 1° de setiembre, después de perder el clásico. El 15 de setiembre, en la segunda fecha del Clausura, por primera vez quedó en manos de Nacional luego de la ventaja de 9 puntos que llegó a tener en su momento el aurinegro sobre el tricolor, lo que se transformó en un fuerte impacto para el hincha.

10) Echan a Riascos

El último hecho que sacudió la interna mirasol fue la medida impulsada el pasado lunes por el presidente Jorge Barrera de echar al colombiano Misael Riascos. Luego de su arribo, Riascos demoró un mes y cinco días en debutar con la camiseta aurinegra. Jugó apenas 56 minutos y le rescindieron el acuerdo. El jugador llegó hasta diciembre por un contrato de US$ 106 mil, de los cuales US$ 46.000 fueron para los intermediarios.

Lo curioso del caso es que, en horas de la mañana, el técnico Diego López sacó la cara por el colombiano declarando en Sport 890: “No es fácil venir a un equipo y adaptarse enseguida y luego está (Facundo) Pellistri. Porque yo te digo, no juega Riascos porque juega Pellistri y eso es bueno. Juega un pibe de 17 años en lugar de otro y si no lo está haciendo (el colombiano) es porque veo mejor a Pellistri y lo que manda es la cancha. La gente de Peñarol eso no lo está valorando”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...