Cargando...
Peñarol apronta un clásico importante

Fútbol > EL CLÁSICO

Los puntos débiles que Peñarol necesita blindar en el clásico

Peñarol es favorito para el clásico del domingo ante Nacional por su identidad de juego y la calidad de alguna de sus individualidades, pero también necesita disimular sus debilidades defensivas para poder llevarse el triunfo

Tiempo de lectura: -'

28 de octubre de 2021 a las 05:04

A pesar de que es un clásico, donde suele decirse que no hay favoritos por lo pesadas que son las camisetas que se enfrentan entre sí, Peñarol saldrá el domingo al Campeón del Siglo (hora 16:00) como el candidato cantado a ganar el encuentro correspondiente a la novena fecha del Torneo Clausura. 

¿Por qué? Porque la continuidad en el cargo que se le dio a Mauricio Larriera -mérito del área deportiva que comanda Pablo Bengoechea y del presidente Ignacio Ruglio- le permitió desarrollar a lo largo del año un modelo de juego que le permitió ser protagonista a nivel local y competitivo a nivel internacional. 

Ese modelo de juego tiene fortalezas que son, para cualquier equipo del medio, muy difíciles de contrarrestar. Un ala derecha intensa, profunda y de muy buen juego asociado. Un mediocampo consistente y con mucha capacidad de gestión de pelota para manejar los tiempos de los partidos. Un centrodelantero que juega muy bien de espaldas al arco y que tiene gol por distintas vías. 

Ese un colectivo que sabe a lo que juega, que va al frente y que es, en estos momentos, el equipo que mejor juega en el fútbol uruguayo (más allá de sus pobres presentaciones ante Rentistas y Deportivo Maldonado), se sostiene en individualidades a partir de las cuales Peñarol edifica diferencias: Giovanni González en el lateral derecho, Walter Gargano en la mitad de la cancha, Agustín Canobbio por la banda derecha, Facundo Torres como extremo o mediapunta y Agustín Álvarez Martínez en el centro del ataque. 

Gargano, el cerebro del equipo

Torres estará en duda hasta último momento. Sin embargo, su presencia está por demás comprometida por el patadón que sufrió el sábado en el encuentro ante Villa Española. 

Canobbio, figura de Peñarol

Además, Pablo Ceppelini levantó el nivel en los últimos dos partidos y Gary Kagelmacher es un jugador que ha rendido siempre a muy buen nivel en los clásicos. 

Sin embargo, el equipo tiene sus debilidades. Por eso, en un torneo tan parejo como el Uruguayo, cualquier equipo le puede presentar batalla (el Apertura de Peñarol es un buen ejemplo de ello) y más aún Nacional porque los clásicos son partidos emocionales donde juegan fuerte factores anímicos. 

Nacional, que viene de dos partidos muy flojos (Wanderers y Rentistas), seguramente mostrará otra actitud. Y ahí, en la cancha, los favoritismos quedarán de lado. 

A Peñarol lo han complicado los equipos de bloque defensivo bajo y los que saben cómo atacarles sus debilidades. Y el aurinegro las tiene. 

El arco

Kevin Dawson no está en su mejor nivel

En su cuarto año en el club, Kevin Dawson está en sus horas más bajas en Peñarol. Ante Villa Española, en el Apertura, tomó un gol de atrás de la mitad de la cancha. En la ida ante Athletico Paranaense (semifinales de la Sudamericana) lució muy flojo. Contra City Torque demostró que le está costando llegar a los palo (gol de Álvaro Brun). El sábado pasado, contra Villa Española, sobre el cierre, cometió una serie de errores que arrancaron con una mala salida de pies (su talón de aquiles) y que terminó en un gol anulado por VAR.  

La zaga

Carlos Rodríguez volverá a la titularidad

A lo largo de la temporada, el equipo de Larriera ha tenido problemas defensivos. Primero cuando Fabricio Formiliano jugó fuera de sus mejores condiciones físicas (por lesión) y después cuando su ausencia difícil de llenar. 

Carlos Rodríguez volverá tras su lesión muscular ante Deportivo Maldonado. Ha mejorado con la continuidad y el correr de los partidos, pero todavía dista de ser aquel jugador que llegó para el segundo semestre de 2018. 

La banda izquierda

Juan Manuel Ramos todavía no se afianzó

Por izquierda, Peñarol no tiene la misma intensidad ni profundidad ofensiva que tiene por izquierda porque Juan Manuel Ramos no tiene las mismas características de Joaquín Piquerez. 

Además, tampoco tiene por delante un Canobbio con el cual asociarse ya que Torres suele tirar diagonales o jugar por todo el frente del ataque. 

La ausencia de Torres

Facundo Torres con un pie (o tobillo) afuera

La casi segura ausencia de Torres es también una complicación para Peñarol.

Ignacio Laquintana y Valentín Rodríguez son las alternativas, dos jugadores de distintas características pero sin la cuota de desnivel que tiene el Cuervo. 

El recambio

Si Laquintana juega desde el vamos, a Larriera prácticamente se le agotan los agentes de cambio que tendrá en el banco de suplentes. 

Gaitán, el equipo precisa que muestre lo que sabe

Con un probable equipo que arrancaría con Dawson, González, Carlos Rodríguez, Kagelmacher, Ramos; Jesús Trindade; Canobbio, Gargano, Ceppelini, Valentín Rodríguez o Laquintana; Álvarez Martínez, son pocos los relevos que pueden cambiar. 

Neto Volpi para el arco, Maximiliano Pereira y Ezequiel Busquets para el lateral derecho, Agustín Da Silveira y Edgar Elizalde para la zaga, Damián Musto para el medio (Agustín Álvarez Wallace se recupera de un desgarro), Máximo Alonso para un extremo y Ruben Bentancourt para el centro del ataque serán alternativas. El que tiene un talento diferente es el argentino Nicolás Gaitán quien en los minutos que ha jugado ha mostrado más sombras que luces, producto de la larga inactividad con la que arribó al club. 

El argentino Ariel Nahuelpán, al que hubo que esperar mucho para que empezara a aportar, sigue afuera del plantel por la discusión que tuvo hace semanas con Larriera. 

La contundencia

La gran debilidad que tuvo Peñarol en el Apertura fue la falta de contundencia para materializar en el arco rival todo lo que su propuesta de juego le hacía generar. Eso, sumado a su inestabilidad defensiva, le hizo empatar muchos partidos donde los méritos futbolísticos no se compadecieron con los resultados.

Eso le pasó en el clásico del Apertura, donde perdió 2 a 0 en el Gran Parque Central. 

Peñarol sabe lo que tiene que hacer para ganarle a Nacional. La fórmula la escribió en el mismo Parque en la ida de los cuartos de final de la Copa Sudamericana. Pero además de potenciar lo bueno tiene que esconder lo malo. 

 

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...