Fútbol > PEÑAROL

Los referentes del vestuario de Peñarol, grandes responsables de la crisis actual

¿Cómo es la situación de los futbolistas que llevan la voz cantante en el vestuario aurinegro? ¿Cuánto juegan en la temporada? ¿Cuánto aportan?

Tiempo de lectura: -'

25 de septiembre de 2020 a las 18:41

La crisis futbolística de Peñarol luego de dos derrotas consecutivas en el ámbito internacional, la última, este jueves contra Jorge Wilstermann en la altura de Cochabamba 3-1, tiene tres claras aristas que son las mismas de todos los clubes. Cuando salen bien o mal las cosas, los responsables –de lo bueno o de lo malo– son siempre los mismos: jugadores, dirigentes y técnicos.

Más allá del rendimiento del equipo en sí en estos últimos compromisos internacionales, los que iba ganando y se los dieron vuelta –tanto contra Colo Colo como ante Jorge Wilstemann–, muchos se preguntan qué sucede con los referentes de este plantel.

¿Qué le pasa al Cebolla? Viajó a los tres partidos al exterior por Copa Libertadores. Contra Athletico Paranaense, el técnico Diego Forlán lo dejó en el banco. En los otros dos, no pudo llegar siquiera a ocupar un lugar en el banco debido a que presenta una molestia por un golpe que sufrió ante River Plate por la 11ª fecha del Torneo Apertura. 

En el encuentro contra Jorge Wilstermann de local, el único que han ganado los aurinegros hasta ahora y con un gol en contra del rival, Forlán también decidió dejarlo en el banco de suplentes.

El propio Forlán siempre dijo que era “el emblema del equipo”. Sin embargo, obviamente no lo debe haber visto bien para colocarlo en esos dos partidos que dirigió por la Copa Libertadores, ya que prefirió dejarlo en el banco.

En síntesis, de los cuatro partidos que lleva disputados Peñarol en esta edición de la Copa, el emblema y capitán no jugó en ninguno de ellos.

Su actual situación no difiere de lo que fue en el segundo semestre del año pasado cuando pasó de lesión en lesión. 

Es más, cuando retomó los entrenamientos en la pandemia, un informe del área deportiva del club indicó que había vuelto lesionado y con cinco kilos de sobrepeso. El jugador invitó a los dirigentes a que fueran a pesarlo y dijo que para el clásico con el que se retomaría la actividad iba a llegar "sobrado". ¿Qué pasó? El capitán fue al banco de suplentes y jugó el segundo tiempo contando a su favor que en vez de jugarse el 2 de agosto el partido ante Nacional se disputó una semana después, por decisión consensuada entre la AUF y el gobierno. 

El gran bajón de Gargano

La situación de Walter Gargano es preocupante. Dentro de la cancha está a años luz de lo que brindó en su momento previo a la segunda lesión de rotura de ligamentos cruzados (noviembre de 2019).

Jugó un primer tiempo aceptable en Santiago ante Colo Colo, pero en el complemento, no solo perdió totalmente las marcas en la mitad de la cancha, sino que cometió un penal totalmente insólito para cualquier jugador y mucho más para uno expermentado como él, al barrer a un rival cuando ingresaba al área. Ese penal le costó la derrota a Peñarol en Chile.

Nueve días después, sin actividad en el medio como para jugar descansado, tuvo que jugar en la altura de Cochabamba a 2.600 metros. No es la altura de La Paz (3.600 metros) en la que es muy difícil hasta coordinar las jugadas, pero al volante se lo vio como extraviado en la cancha. Cada vez que se hacía de un balón, se la entregaba a un rival y cuando intentaba reaccionar y correr a ese adversario, este le sacaba varios metros. Por momentos caminó la cancha.

Estoyanoff, suplente

A fin de año pasado, todo indicaba que había llegado el final del contrato de Fabián “Lolo” Estoyanoff. Sin embargo, sorpresivamente para algunos directivos que lo expresaron a Referí, Forlán lo pidió.

La otra sorpresa que se llevaron los dirigentes fue que el mismo Forlán no lo llevó a la pretemporada de enero en Los Ángeles.

A su regreso, antes y después de la pandemia en la que pasaron seis meses, Forlán no lo utilizó nunca en ninguno de los 11 partidos que dirigió. Ni siquiera para que fuera al banco de suplentes. Algo no cerraba.

Ni bien llegó Mario Saralegui, le dio algunos minutos de cabida. Ya en su primer encuentro contra Liverpool, lo hizo jugar 22 minutos. También entró ante River Plate en el Saroldi y el jueves contra Jorge Wilstermann.

El caso de Estoyanoff también tiene sus curiosidades. Cabe recordar que ya era suplente en Peñarol en 2011 con Diego Aguirre. ¡Hace nueve años! Hoy sigue siendo suplente.

Novick, 10 meses afuera

Otro de los pesados en el vestuario de Peñarol es Marcel Novick. Importante en su momento para técnicos anteriores, prácticamente ni jugó con Diego López en 2019 y en lo que va de este año no pisó la cancha.

En toda esa temporada disputó solamente nueve partidos y el último que jugó fue el 11 de diciembre en la final del Clausura cuando perdieron 2-0 el clásico e ingresó para jugar los últimos 16 minutos. En el partido decisivo del Uruguayo, cuatro días después, el DT no lo llevó ni al banco.

Resumiendo, Novick no juega desde hace casi 10 meses.

Dawson no es el de 2018

Kevin Dawson es otro de los que lleva la voz cantante en el vestuario. Es un arquero espectacular algo que fue escrito muchas veces. El título de 2018 se debió en gran medida, a sus notables atajadas.

Sin embargo, como le sucede a cualquier futbolista, no atraviesa su mejor momento desde que volvió el fútbol luego del parate.

Se ha quedado estático en el arco unas cuántas veces sin salir y en algunos partidos, como ante Wanderers, fue responsable de los dos goles que le convirtieron.

Las peleas intestinas entre los dirigentes de Peñarol existen desde hace más de 25 años y es cierto que se trata de un club extremadamente politizado.

Que los directivos han cometido errores en las contrataciones, es una realidad. Que no hubo una buena política de comunicación en este consejo directivo, como admitió Carlos Scherschener el jueves en el programa Tirando Paredes de AM1010, también.

El combo jugadores-técnicos-directivos le está jugando una mala pasada al presente del club. Los hinchas están molestos y el lunes y miércoles se presentaron en la puerta de la sede del Palacio Cr. Gastón Guelfi.

En dos meses llegan las elecciones (5 de diciembre) al club más politizado y allí se sabrá qué destino le depara a Peñarol.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...