Cargando...
Seis excustodios de Tabaré Vázquez se desempeñan en distintas áreas de la Intendencia de Montevideo

Nacional > EXSEGURIDAD PRESIDENCIAL

Los seis custodios de Vázquez que ahora trabajan para Cosse

Desde la IMM ponen las manos en el fuego por estos excustodias del difunto mandatario, a quien consideran una "garantía" de referencia personal y profesional

Tiempo de lectura: -'

02 de octubre de 2021 a las 05:00

Seis excustodios del presidente Tabaré Vázquez pasaron a desempeñarse en la órbita de la Intendencia de Montevideo (IMM) desde que el Frente Amplio perdió el gobierno nacional. Cinco de ellos integraron el Servicio de Seguridad Presidencial que custodiaba al mandatario en su actividad cotidiana, mientras que el último fue allegado a la familia Vázquez previo a su arribo a la administración, e incluso estuvo en la primera línea de Fucvam, que mantuvo un crispado relacionamiento con el Poder Ejecutivo. 

Hoy todos se desempeñan en distintas áreas del gobierno departamental liderado por Carolina Cosse, excepto uno que por motivos personales interrumpió su operativa para viajar a Brasil. Fuentes de la IMM explicaron a El Observador que Vázquez representa una "garantía" de la capacidad de sus allegados, dada su "exigencia" para con quienes lo rodeaban. Por otro lado destacaron la experiencia de los excustodios y las buenas referencias profesionales y personales transmitidas por la coalición de izquierda

Los primeros dos desembarcaron en la comuna cuando aún estaba Christian Di Candia al frente, y lo hicieron en un régimen de pase en comisión desde el Ministerio del Interior. El primer traspaso fue el de Rodrigo Verdier a mediados de febrero de 2020, en las vísperas de que el fallecido presidente pasara la banda a Luis Lacalle Pou. El 5 de marzo se efectuó la llegada de Sombra da Silva, también como pase en comisión. 

Los dos exintegrantes de la seguridad presidencial pasaron a desempeñarse como conductores dentro del Servicio de Convivencia, la repartición de la comuna encargada de realizar inspecciones de distinto tipo. Según supo El Observador, la incorporación generó cierto malestar entre funcionarios municipales, dado que esa órbita es una de las más codiciadas por choferes de la IMM, por el régimen de compensaciones que conlleva la tarea.

El 22 de marzo de este año, la gestión de Cosse prorrogó el pase en comisión hasta el final del período. Verdier —que comenzó a trabajar en la seguridad presidencial durante el gobierno de José Mujica y al que Vázquez renovó la confianza— continúa trabajando como conductor en la comuna, igual que lo hizo por años en Presidencia. Da Silva, por su parte, abandonó el rol por motivos personales y hoy reside en Brasil. 

Seguridad pública

El 27 de mayo la IMM creó —a instancias del prosecretario general Daniel González— una Comisión de Abordaje de la Problemática de Seguridad. El ámbito oficializó una tarea que comenzaron a desempeñar a fines del mandato de Di Candia los expertos en seguridad pública Alfredo Clavijo y Ana Sosa, ambos escindidos del Ministerio del Interior con la llegada del nuevo gobierno. El primero era el titular de la Guardia Republicana, mientras que la segunda fue la directora del Centro de Comando Unificado (CCU) de la cartera de Eduardo Bonomi. 

La comisión se fundamentó en "las situaciones de inseguridad" percibidas en "diversos niveles" de la comuna, para las que se requiere un "abordaje integral". La IMM administra bienes y predios de lo más variados, dispersos por todos los barrios del departamento. 

El nuevo ámbito coordinado por el prosecretario y compuesto por los expertos en la materia —junto a directores de áreas como Convivencia y Servicios de Apoyo— asesora a la IMM en distintos temas como la instalación de cámaras y vigilancia de instalaciones. A modo de ejemplo, fue la encargada de verificar si cabía necesidad de enviar eventuales —efectivos policiales que colaboran con la IMM— al Parque Lecocq en el marco de su reapertura a partir de octubre. 

En ese espacio operan hoy Nelson Isnardi y Leonel Estévez. Los dos entraron a la comuna en régimen de pase en comisión a mediados de febrero. Desde la IMM entienden que si volvían al Ministerio del Interior —desde el que pasaron a integrar la seguridad presidencial de Vázquez—, en su rango policial les hubiera correspondido salir a trillar las calles, una especie de subutilización de la experiencia adquirida junto al primer mandatario. Isnardi, por ejemplo, fue el jefe de la custodia de Vázquez. 

Mercado Modelo

También en mayo la intendenta Cosse firmó la contratación de José Javier Fabra, un acérrimo seguidor de Vázquez, tanto en su condición de candidato en campaña por los barrios, como de presidente de la República. Apodado "Porteño", Fabra es un militante del Partido Comunista que llegó a la IMM para asesorar en materia de seguridad, logística y convivencia en torno al Mercado Modelo, un inmenso predio en plena ciudad que quedó vacío con la mudanza al parque agroalimentario de La Tablada. 

A diferencia de las anteriores, su incorporación no constó de un pase en comisión. A pesar de haber pertenecido al Servicio de Seguridad Presidencial, nunca fue policía por tener un prontuario por uso ilícito de armas 20 años atrás, generado a partir de un episodio acontecido en un acto político. Es por eso que Fabra fue contratado con una remuneración equivalente al grado SIR 13 —$86.313 mensuales según la escala vigente— más los beneficios sociales e incrementos que correspondan. 

José Javier Fabra asesora a la IMM en velar por la seguridad del Mercado Modelo

Fuentes políticas alegaron que su rol responde al reclamo de los vecinos a la intendenta Cosse en busca de que el exMercado Modelo no se tugurice, al tiempo que lo valoraron como fundamental para coordinar acciones que cuiden el predio y los insumos para ollas populares que desde el Plan ABC allí se almacenan. Al igual que con los anteriores, Daniel González es el responsable político detrás de esa actividad y, según supo El Observador, pretende que Fabra también pase a asesorar en temas de seguridad vinculados a emergencias departamentales, tales como inundaciones en los barrios. 

En esa línea, la secretaria general Olga Otegui firmó a fines de junio su traslado a la órbita del Centro Coordinador de Emergencias Departamentales, encargado de ese tipo de tareas. 

Un exdirigente de peso en las sombras

Cosse cumplía su segunda semana al frente de la IMM cuando firmó la contratación de Daniel de Souza, hoy encargado de la seguridad personal de la intendenta y de los jerarcas de primera línea cuando salen al territorio. Su arribo fue de la mano del prosecretario Daniel González, quien lo conocía de su pasaje el período anterior por la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE). 

Hoy en las sombras, de Souza supo ser un dirigente de primera línea de la Federación de Cooperativas de Vivienda de Ayuda Mutua (Fucvam), cuya secretaría general ocupó durante el primer mandato de Vázquez. Fue desde allí que mantuvo un conflictivo relacionamiento con la gestión de Mariano Arana al frente del Ministerio de Vivienda, y trancó con fuerza al gobierno por temas como los topes al presupuesto para la vivienda y el acuerdo mediante el cual Umissa vendía casas prefabricadas a Venezuela. 

Desde su militancia sindical y socialista se acercó a fines de los '90 a Jorge Vázquez, hermano del exmandatario. Consultado en 2007 en una entrevista con El Espectador, contó sobre su vínculo con la seguridad de los Vázquez: "Participamos compartiendo algunos momentos", dijo. "El más recordado fue cuando se perdió el ballotage (1999). Un momento muy emotivo. Me acuerdo que lo acompañamos a votar a Jorge Vázquez en La Teja. Estaba la incertidumbre de que podía haber ganado, pero fue duro después asumir la derrota", rememoró.

Durante el primer gobierno de Tabaré Vázquez, Daniel de Souza ocupó la secretaría general de Fucvam

Tras una larga trayectoria en el movimiento cooperativo, el hoy custodio de Cosse tuvo un final complejo. Al finalizar su período al frente de Fucvam, su cooperativa Coviesfe —a la altura de Maroñas— no le habilitó una nueva postulación.

En una asamblea nacional en 2010, acusó a la dirección de malversación de fondos, lo que propició una comisión investigadora interna. Dirigentes como Fernando Zerboni y Sebastián Olivera le iniciaron un juicio por difamación. Ambos señalamientos naufragaron sin ninguna consecuencia para los implicados, más que la fractura en el relacionamiento. 

De Souza fue expulsado de su cooperativa, ya no integra Fucvam y se alejó del Partido Socialista. Luego de un breve pasaje por Argentina, se sumó a ASSE como coordinador de Seguridad y Logística del Edificio Libertad. El hoy prosecretario de la IMM se desempeñaba entonces como adjunto en Relaciones Institucionales del prestador público. El rol de de Souza consistió en velar por la seguridad de un inmenso edificio en que confluían oficinas centrales y el hospital traumatológico, al que a menudo ingresaban víctimas del narcotráfico.

De la mano de González, de Souza renunció a ASSE y entró a la IMM. Es común verlo cerca de Cosse a cada aparición pública. Cuando jerarcas de la comuna recorren los barrios, el custodio hace la avanzada sobre el territorio para observar las condiciones de seguridad. De Souza percibe mensualmente unos $96.488. Desde la IMM ponen las manos en el fuego por su desempeño y lealtad. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...