Rugby > PARA 2023

Los Teros se ilusionan: Sudamérica pelea por un cupo directo para los mundiales de rugby

World Rugby estudia un proyecto para otorgar una plaza directa a cada una de sus regiones, América del Sur no lo tiene y Uruguay ha clasificado a través de repechajes

Tiempo de lectura: -'

14 de febrero de 2019 a las 05:04

La Eliminatoria al Mundial 2023 puede tener cambios profundos si prospera una propuesta que Sudamérica Rugby impulsó en el Comité de Regiones de World Rugby, y de la que Referí supo sus principales detalles. La principal novedad de la propuesta es que cada una de las seis regiones del mundo tenga asegurada al menos una plaza directa a la Copa del Mundo. Se trata de un viejo reclamo de la región sudamericana, que actualmente no la tiene y que, en los últimos tiempos, se ha visto fortalecido por las buenas actuaciones deportivas de Uruguay y Brasil.

Para la región el cambio implicaría que Sudamérica pasaría a tener una plaza directa, que se disputaría en la Americas Rugby Championship, exclusivamente entre los equipos de la región, mientras que Americas North conservaría una plaza directa, también a definir entre Estados Unidos y Canadá en la ARC. Además, según la propuesta, ambas regiones tendrían una plaza cada una para un repechaje final ampliado, con equipos de todas las regiones, con el objetivo de seguir globalizando el deporte. Ese repechaje repartiría dos plazas al Mundial, en lugar de la solitaria plaza que reparte hoy. A esas ocho plazas se sumarían los 12 mejores clasificados del último mundial, que clasificarían de forma directa como hasta ahora.

Con respecto a América el sistema de disputa no está definido, pero lo lógico sería que la competencia fuese a ida y vuelta en los dos años de ARC previos a la Copa del Mundo, tal como ocurre con el Seis Naciones B de Europa (Rugby Europe Championship). De todos modos, como cada región de América tendría una plaza, solo los partidos intrarregión valdrían para la clasificación (lógicamente, en Sudamérica no se tomarían en cuenta los encuentros ante Argentina XV). Si Argentina cumpliera la lógica y volviera a clasificar directo, el lugar de la región en el Mundial 2023 se disputaría entre Uruguay. Brasil y Chile, que también pondrían en disputa un lugar en el repechaje final.

Sin pasaje directo

El proyecto es parte de un plan global que busca una mayor representatividad de las regiones en la Copa del Mundo. Hasta ahora Sudamérica es el que más difícil lo ha tenido, ya que el mejor de la región juega un repechaje con el segundo de América del Norte para poder clasificar. Esa fue la vía por la que Los Teros clasificaron a Japón 2019, venciendo a Canadá, que luego ingresó por el repechaje final. Ese triunfo uruguayo, su lugar 17 de Uruguay en el ranking, y paralelamente el crecimiento de Brasil -considerado un objetivo de crecimiento clave por World Rugby- han hecho que Sudamérica sea visto con otros ojos y que, por ende, la propuesta haya sido bien recibida, según pudo saber Referí en base a fuentes en contacto con el proyecto.

Asia tampoco tuvo representación directa para este Mundial. Al estar Japón clasificado automáticamente por ser el país organizador de 2019 y además haber quedado ubicado entre los 12 mejores del mundial pasado, Hong Kong fue parte del repechaje final y quedó tercero, detrás de Canadá y Alemania. En Mundiales anteriores el continente asiático sí ha tenido una plaza, que siempre fue para Japón.

El proyecto está a estudio dentro del Comité de Regiones, por lo que, si bien ha tenido una recepción positiva, aún no hay una respuesta oficial. El anuncio del sistema de disputa de la eliminatoria 2023 debe ser en noviembre, luego del Mundial de Japón.

A su vez, este proyecto también tiene en cuenta el plan de World Rugby de ampliar a 24 la cantidad de equipos en el Mundial, con el objetivo de globalizar aún más el deporte. Según han expresado altos dirigentes de World Rugby, esa ampliación podría darse en 2027, aunque aún se está lejos de una definición. De todos modos, la posibilidad de un repechaje ampliado oficiaría de una especie de Mundial B y un ensayo para ver si hay 24 equipos suficientemente competitivos como para subir la cantidad de equipos del principal torneo del mundo.

Cómo clasificó América a los mundiales

En Sudamérica, la primera eliminatoria a un Mundial se dio en 1993, para Sudáfrica 1995. El continente tenía derecho a una plaza y fue para Argentina, que venció a Uruguay en el partido decisivo.

Para Gales 1999, América del Sur y del Norte definieron su clasificación en un torneo Panamericano de cuatro equipos, que daba tres plazas directas y una al repechaje. Argentina, EEUU y Canadá clasificaron directo, y Uruguay fue al repechaje, en el que venció a Portugal primero y a Marruecos después para clasificar a su primer mundial.

Para 2003 se repitió la clasificación panamericana, aunque esta vez Argentina clasificó directo y al Panamericano ingresó Chile. El torneo repartió dos plazas directas (que fueron para Canadá y Uruguay) y una al repechaje, que fue para Estados Unidos.

La eliminatoria a Francia 2007 ya separó a los dos subcontinentes, con una plaza directa para el norte (Canadá), otra para el ganador de un repechaje Norte-Sur (EEUU) y otra para un repechaje final. Uruguay jugó ese repechaje y lo perdió ante Portugal.

Para Nueva Zelanda 2011 se repitió el sistema y los clasificados. Uruguay perdió el repechaje final intercontinental ante Rumania.

Para Inglaterra 2015, con el mismo sistema, Uruguay volvió al repechaje intercontinental pero esta vez lo ganó, ante Rusia.

Para Japón 2019, con el mismo sistema, los resultados cambiaron: Estados Unidos clasificó directo por el Norte, Uruguay venció en el playoff continental a Canadá y los canadienses terminaron clasificando por el repechaje final, que por primera vez se disputó en formato cuadrangular con los canadienses, Alemania, Hong Kong y Kenia.
 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...