14 de junio 2024
Dólar
Compra 38,25 Venta 40,45
7 de febrero 2023 - 5:00hs

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva lanzó duras críticas contra la conducción bolsonarista del Banco Central de Brasil (BCB), luego que la entidad decidiera mantener por cuarta vez consecutiva su tasa de referencia en el 13,7% anual y advirtiera sobre futuras nuevas alzas si la inflación no converge a la meta del 3,25% para todo 2023, con un margen de tolerancia que ubica el límite inferior en el 1,75% y el superior en el 4,75%.

“Lo que ocurrió el 8 de enero en Brasilia fue una revuelta de los ricos que perdieron las elecciones", afirmó el mandatario durante un discurso en el que fustigó a la entidad conducida por Roberto Campos Neto, designado por el expresidente Jair Bolsonaro y que seguirá en la función hasta 2024 en virtud de una ley aprobada por el Congreso que le otorga a la autoridad monetaria "independencia" de los gobiernos electos.

“No podemos jugar porque un día el pueblo pobre puede cansarse de ser pobre y resolver cambiar las cosas. Yo gané las elecciones para cambiar y si decepcionamos a este pueblo no sé qué será del país. El país no puede ser gobernado para pocos, sino para la gran mayoría", advirtió Lula da Silva, al tiempo que llamó al sector industrial a presionar por un cambio en una política monetaria restrictiva que encarece el crédito para empresas y hogares, al tiempo que enfría una economía que según analistas registrará una pobre expansión durante este año.

Más noticias

El líder del Partido de los Trabajadores (PT) hizo las declaraciones durante el acto de asunción al frente del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), la principal institución de fomento de América Latina, de su exministro y economista Aloizio Mercadante. En ese marco, y en clara contraposición a la decisión del BCB, el mandatario defendió la banca pública como motor para el desarrollo y el crecimiento, ocasión en la que alertó que su plan de gobierno está "amenazado" con la política de la entidad.

Lula había dicho el viernes pasado en una entrevista televisiva que la tasa de interés del 13,75% "frena el crecimiento" y que “no responde a la lucha contra la inflación”. Dirigiéndose a la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (Fiesp), la poderosa entidad empresarial, Lula afirmó que los empresarios "necesitan aprender a quejarse". "Cuando el Banco Central era dependiente del gobierno protestaban y ahora que no lo es no protestan ante una tasa que impide tomar créditos y genera un freno del crecimiento. Si la clase empresaria no se manifiesta contra la tasa de interés, ellos no van a bajar la tasa", evaluó el mandatario.

Las críticas siguieron a la determinación adoptada por unanimidad por el Comité de Política Monetaria del BCB, organismo que no descartó que los tipos se mantengan durante más tiempo del previsto en el actual nivel, o incluso puedan ser mayores. La Selic, como se conocen en Brasil a la tasa de referencia del BCB, se encuentra su punto más alto desde enero de 2017, cuando también estaba al 13,75% anual, y es la cuarta ocasión en que la entidad no la modifica desde agosto de 2022, en un contexto en el que la inflación ha ido en aumento debido a al encarecimiento de los precios de los alimentos y por la anulación parcial de las exenciones fiscales sobre los combustibles.

Según la mediana de las proyecciones de los analistas del mercado consultados semanalmente por el BCB, el Índice de Precios al Consumidor Amplio subiría al 5,78% este año, alejándose del centro de la meta del 3,25%, y por encima de las expectativas de hace cuatro semanas, cuando las mismas fuentes estimaban una inflación anualizada del 5,36% para el primer mes del año.

Temas:

Lula da Silva Banco Central de Brasil Jair Bolsonaro

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos