Cargando...
La serie terminó después de seis temporadas

Espectáculos y Cultura > SERIES

¿Mejor que Breaking Bad?: dos periodistas y fanáticos de Better Call Saul debaten el final de la serie de Netflix

Un debate sobre el final de la serie, la evolución de sus personajes, y sus conexiones con Breaking Bad

Tiempo de lectura: -'

18 de agosto de 2022 a las 14:35

*Advertencia: esta nota tiene spoilers de los últimos episodios de Better Call Saul. Siga leyendo bajo su propio riesgo.

Después de un viaje de siete años, Better Call Saul llegó a su final, cerrando (en principio, de forma definitiva) el relato que empezó Breaking Bad y que tuvo en el medio a la olvidable película El camino. La saga del abogado Saul Goodman, emitida por Netflix, terminó esta semana con un capítulo final que reveló el destino final de su protagonista y también ato cabos filosóficos y temáticos con la serie de la que nació esta historia.

Motivados por la despedida de Saul Goodman, y maravillados con la narración creada por Vince Gilligan y Peter Gould a lo largo de seis temporadas, los periodistas de El Observador Martín Natalevich y Nicolás Tabárez se sentaron a conversar sobre el desenlace de Better Call Saul, compartieron pareceres sobre la temporada final, la evolución de la serie, y sobre la interacción entre este spin off y Breaking Bad.

Prácticamente ni falta hace avisar que la charla estuvo llena de spoilers sobre el final de la serie, pero por las dudas, queda avisado: no siga leyendo si todavía no vio el último episodio de Better Call Saul.

Martín Natalevich: Tengo la pregunta para empezar: ¿al final sabemos quién es Saul Goodman?

Nicolás Tabárez: Yo creo que sí. Es la pregunta que dispara la serie: ¿quién es Saul Goodman más allá de este abogado gracioso que conocimos en Breaking Bad? Contestó la pregunta, y se la contestó el propio Saul/Jimmy McGill. Y la respuesta es que Saul Goodman siempre fue Jimmy McGill. Nunca hubo otra respuesta. Ese personaje en realidad era solo un nombre.

MN: ¿Y qué elementos tenés para creer eso? ¿Por qué Saul Goodman es Jimmy McGill, y en todo caso, quién es Jimmy?

NT: Por un lado, está lo que a Saul le va pasando "en el presente" en el último capítulo, y por otro lo que vemos en esas escenas del pasado que se intercalan, esas charlas que Saul tiene con su hermano Chuck, con Walter White y con Mike Ehrmantraut, y la pregunta que él les hace sobre para qué usarían una máquina del tiempo. Que en realidad es preguntarles ¿te arrepentís de algo que hiciste en tu vida?. La respuesta para él termina siendo que no. Y que en realidad, más allá de que Saul creó toda esa mitología propia, no se arrepiente de nada porque como le dice Walt, "siempre fue igual". Y al final se da cuenta de eso, de que siempre fue esa misma persona. 

MN: Para mí hay un punto neurálgico tomando las dos series, Breaking Bad y Better Call Saul: todo el tiempo, en la trama y el argumento de las dos series, estamos hablando de personajes ordinarios que se meten en el mundo de la delincuencia para lograr determinados fines. En Breaking Bad se genera una discusión sobre lo que está bien y lo que está mal, y el remordimiento que le pueda generar a Walter. Toda la serie vemos a un tipo que no solo no se arrepiente, sino que profundiza su camino, porque le va gustando y encuentra un alter ego ahí. Hasta que hay un punto de quiebre sobre el final donde hay un arrepentimiento. En este caso, tengo que ser muy sincero, creía que no iba a pasar, sentía que en función de lo que venía pasando en los últimos capítulos, que Jimmy/Saul no iba a arrepentirse. Y sin embargo lo hace. 

NT: Y creo que eso le termina pasando porque tiene a Kim. Que es algo que Walt no tiene, porque va perdiendo a la gente que lo rodea, ya sea por sus acciones o porque las va expulsando, llega a dejar tirado a Jesse, aunque después trata de salvarlo. Y acá a Jimmy lo que le pasa es que se reencuentra con Kim, se entera de lo que ella está tratando de hacer confesando lo que pasó con Howard, que también es una forma de tapar errores del pasado y de redimirse. 

MN: Kim es el personaje más ambiguo de todo esto. A lo largo de la serie ves que tiene la capacidad de sentir culpa. 

NT: Pero también de hacer lo que sea. 

MN: Es un intermedio, y por eso uno lo que ve es que funciona como la conciencia de Saul. 

NT: Y lo termina haciendo en el final, porque es la que termina motivando a Saul a descarrilar este trato que negoció con los abogados del gobierno. Él termina declarando lo que declara en el tribunal porque quiere proteger a Kim, la cubre por el amor que tuvieron, que fue una relación muy genuina y muy interesante ver como se fue desarrollando. Ese amor sigue estando ahí pero obviamente es imposible que terminen juntos, pero él hace ese último acto de amor. 

Rhea Seehorn como Kim Wexler en Better Call Saul

MN: Exacto, yo lo vi como eso, como su anclaje. Better Call Saul está todo el tiempo buscando cuales son los puntos de quiebre del personaje. Capaz me olvido de alguno de esos puntos de quiebre psicológicos que se daban por cierto abandono afectivo y emocional, pero creo que el primer quiebre fuerte se da con su hermano, Chuck, que además es muy interesante como vuelve en este capítulo final. Ha sido un personaje sumamente interesante también en toda la trama, pero muy importante para explicar la transformación de Jimmy en Saul. El segundo, que lo descubrimos esta temporada, es cuando Kim lo abandona físicamente, y el tercero es cuando lo traiciona, que es una traición entre comillas, porque lo que hace es sincerarse. Pero es la que termina generando el marco de acción para que él sea condenado. 

NT: Y al mismo tiempo, hay también un acto de amor de ella cuando hace esa confesión y no dice donde está él, incluso llega a decir que puede estar muerto. Trata de protegerlo, siempre está esa cuestión de protegerse el uno al otro, pero no como un encubrimiento criminal, sino que viene de querer al otro y querer que el otro sobreviva. 

MN: El personaje de Kim me pareció impresionante, en su construcción, es un personaje que dice mucho con las miradas y los silencios, y tiene ese camino siempre de tener cierta conciencia y culpa. Volviendo a lo del remordimiento, que creo que es un tema que trasciende a las dos series, en este capítulo final, Mike empieza hablando de ese gran remordimiento, y todo el tiempo supimos que él era un tipo que tenía conciencia de sus malos actos, pero los toleraba. Los hacía a conciencia pero tenía bondad en su accionar. Entonces que él reconozca que si pudiera volvería a ese momento donde aceptó su primer soborno, me pareció significativo también para cerrar al personaje. 

NT: Tal cual. Y al mismo tiempo, para hacerlo doblemente trágico, porque la "ventaja" de Better Call Saul, es que con el paso de las temporadas no solo fue una precuela sino que también empezó a ir hacia adelante, al futuro de Breaking Bad, y eso hace que personajes como Mike sean más trágicos, porque sabemos que toda esa conversación, todos esos remordimientos, todo ese futuro que él piensa para su nuera y su nieta, van a quedar truncos porque Mike va a tener una muerte espantosa, y va a quedar por el camino. Esos pensamientos pesan más porque ya conocemos su final y el de otros personajes. 

MN: Algo que se esperaba mucho en esta última temporada es la aparición de los dos personajes principales de Breaking Bad. ¿Cómo sentís que los autores resolvieron eso? 

NT: Para mí fue muy bueno, fue la conexión justa. Muchas veces pasa con estos productos derivados que al final terminan siendo un festival de guiños gratuitos, o en las precuelas te explican como el personaje consiguió los objetos y rasgos que lo identifican, y todo termina cayendo justito para llegar al final con el personaje en el punto de partida de la obra de donde salió, sin justificar mucho. Y más allá de que Better Call Saul también estuvo tapizada de guiños a Breaking Bad, acá lo que hicieron fue conectarlas con la dosis justa y de una forma muy coherente, sin hacer moñas de más. Trazando paralelos entre Walter y Saul, así como diferencias. En la redacción comentábamos algo que no me había dado cuenta, que es que así como Walt y Saul tienen varias charlas entre ellos, Jesse y Kim tienen una entre ellos, como esos dos Robin de sus respectivos Batman compartiendo un momento.

MN: Esa es una escena que me había quedado colgada, no le encontraba el sentido, pero ahora con esto que decís puedo ver cierta gracia de juntarlos. Algo con lo que me quedé, que vos comentabas en la redacción el otro día, es que Better Call Saul no solo funciona como una gran serie por si misma sino que mejoró cualitativamente a Breaking Bad. La hizo interactuar fuertemente, está todo muy justificado, hay planteos muy inteligentes en general pero cuando uno ve Better Call Saul también tiene la pauta de que lo que había visto antes hasta merece la pena ser revisado. 

NT: Me dieron muchas ganas de ver Breaking Bad de nuevo. Me parece que hay un diálogo entre las dos series que es muy bueno, al punto que no sé si pensar a Better Call Saul tanto como una precuela de Breaking Bad o como una serie derivada, sino como el segundo volumen de la misma obra, contada desde la perspectiva de otro personaje, y con puntos de contacto y demás. Perfectamente se las puede empezar a pensar como un gran paquete, como una misma obra en dos partes. 

MN: Esta última temporada la disfruté enormemente, seguramente como no disfruté el resto de la serie, que me pareció espléndida. En sus últimos capítulos me pareció fantástica, desde el juego con el título del capítulo que se llamó Breaking Bad, que fue donde pensé que Jimmy no tenía redención posible. Walter White parte de una premisa inocente, es el tipo que quiere salvar su vida y ayudar a su familia, Jimmy siempre fue un abogado oportunista. Pero incluso ese abogado oportunista, que va por un camino hacia el dinero, aunque es mucho más que eso, porque él habla de que hizo millones, pero parece que a Saul Goodman tampoco lo motiva eso, tiene redención. 

Bob Odenkirk como Saul Goodman en Better Call Saul

NT: E incluso tiene otra motivación, que es la de ayudar al que no puede por sí mismo, así sea un jubilado estafado hasta un criminal que no puede acceder a un abogado mejor. 

MN: Estos últimos tres capítulos brillantes tuvieron ese hecho de que terminó siendo delatado por una anciana, lo que también fue interesante, por ese vínculo con el caso de estafa y engaño que él había llevado adelante con Sandpiper, que juega un rol importante en la trama. El último capítulo sobre todo fue una despedida inmejorable. Desde el momento que muestran ese desierto que es tan icónico para la serie, y el dinero flotando, me dio la sensación de que había cierto cierre circular. 

NT: Tiene esa rima con otros momentos clave y consigo misma, porque termina igual que como empieza, con esa escena de Saul y Kim compartiendo un cigarrillo, que vimos varias veces a lo largo de la serie, y con esos guiños visuales como que la escena es en blanco y negro pero el fuego es en color, porque es ese retazo del pasado que en la serie se mostró en colores, ese vínculo entre ellos. Y la serie termina con los dos porque más allá de que él es el personaje principal, el que está en el título, es la historia de ellos dos. 

MN: Exacto. Esas dos escenas finales me parecen muy buenas, que ni siquiera necesitaban tener diálogos. La complicidad y la gracia con la que se toman esos 86 años de cárcel que Saul tiene por delante, y la pose de ellos contra la pared es genial. Y ese último gesto de Jimmy, también refiere a un momento de quiebre en la serie, porque remite a cuando Kim se lo hace a él en el hotel, después de que él vuelve del desierto y se está ocultando de Lalo, y deciden que van a ir por Hamlin, y se da ese diálogo donde ella tiene el control y parecería que lo engaña a él. En la escena final de la serie se termina cumpliendo la profecía de Jimmy, él arriba de todos, aunque eso significara perder. 

NT: Creo que ahí en eso también hay un paralelismo con el final de Breaking Bad, estos tipos que saben que no les queda otra que perder, pero que es la forma de cerrar el juego. Más allá de que son finales distintos, porque son series muy distintas: una con un final más vinculado a la acción, a la violencia, a lo crudo, y acá un final más dialogado, de pausas, de detalles, porque Better Call Saul es una serie sobre los detalles, algo que se empezó a notar sobre todo después de las dos primeras temporadas, que por ahí para el que venía de Breaking Bad que era palo y palo podían hacer que te costara entrar, y en ese mismo idioma terminó. 

MN: Hubo escenas memorables. La interpretación de Jimmy primero ante los encargados de tomarle la declaración, poniéndose en lugar de víctima, y después lo que hace frente a la corte. 

NT: Eso me recordó a su momento cuando va a pedir que le devuelvan el título de abogado. Otro paralelismo. 

MN: Creo que se cerró el universo Breaking Bad con esto, y no veo motivos para volver. Quedaron personajes memorables, como el de Lalo, que fue construido como un malhechor que también genera simpatía. Son personajes que en un mundo vinculado al crimen, pesado, de asesinatos y amenazas, terminás empatizando con ellos. 

NT: Pasa incluso con Gustavo Fring, con esa última escena en Better Call Saul en el bar que también le da una capa más de dolor y tragedia a un personaje que, sobre todo en Breaking Bad, era un villano más lineal. Para ir cerrando: no vamos a entrar en la discusión de cuál serie es mejor, ¿no?

MN: Eso va en el disfrute de cada uno. Yo disfruté más Better Call Saul, sobre todo por como la fui dosificando. 

NT: En algún momento seguramente revea todo y seguro la experiencia cambie. Breaking Bad la vi en streaming, de a ocho capítulos por día (en un momento de mi vida en el que tenía más tiempo), y Better Call Saul fue semana a semana, con un año y pico entre temporadas, eso también hace que el ritmo y el disfrute sea distinto. Lo ves con otra pausa, y creo que Better Call Saul no sé si es para ver un capítulo tras otro, seguramente se pueda y hay gente que lo hizo, pero creo que es más densa y hay que prestarle atención para captar todo. 

MN: Los autores trabajan en varias capas de intertextualidad. Hay frases que se dicen en Breaking Bad que se repiten o se cumplen en Better Call Saul. Es un planteo muy inteligente, que en ningún momento subestima al espectador, y que da la prueba también de que se pueden contar muy buenas historias de esta manera. Siempre me quedó una frase de los creadores, que decían que necesitaban determinado tiempo para contar la historia de Saul, porque era lo oportuno para que la historia se desarrolle. Eso está muy logrado. 

NT: Siempre se tomó su tiempo, pero porque era lo necesario para llegar a su destino. Ahí tenés la ventaja de que lo podés hacer porque tenes el crédito de Breaking Bad, capaz si eran otros creadores a la segunda temporada le cerraban la persiana, pero por suerte pudimos ver todo y nos dejó algo de lo que nos vamos a seguir acordando por mucho tiempo. Nos van a dar ganas de volver ahí porque fue un hermoso viaje. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...