Nacional > TRANSPORTE

Menos conductores por falta de combustible dispara tarifa de Uber y Easy

La Asociación Nacional de Empresas de Transporte Carretero por Autobús, por su parte, alertó que si distribución no se retoma este lunes se afectarán servicios

Tiempo de lectura: -'

09 de diciembre de 2018 a las 19:25

La falta de naftas en estaciones de  Montevideo y  el área metropolitana (que abarca parte de San José y Canelones), debido al conflicto que este jueves iniciaron los transportistas de combustible, comenzó a impactar en los conductores de aplicaciones, que se vieron obligados a dejar de trabajar. Según contó el presidente de la Unión de Conductores y Trabajadores de Aplicaciones del Uruguay (Uctradu), Daniel Martínez, si este lunes no se retoma la distribución de combustible, entre un 40% y 50% “va a tener problemas de abastecimiento”.

Martínez dijo además que este domingo ya eran varios los que debieron dejar de trabajar. Como consecuencia de la baja en la cantidad de vehículos circulando, Uber mantuvo activada su tarifa dinámica en varios puntos de la capital y las tarifas se dispararon.

El presidente de Uctradu señaló que en promedio los trabajadores recargan combustible de tres a cuatro veces por semana. Sin embargo, la escasez de combustible que se inició el viernes, y que terminó este sábado con las estaciones del área metropolitana totalmente desabastecidas, está dejando a los conductores sin posibilidades de trabajar. 

En el mismo sentido, la Asociación Nacional de Empresas de Transporte Carretero por Autobús (ANETRA), publicó este sábado en su Twitter un mensaje en el que señalaba “que debido al desabastecimiento de combustible, las empresas pueden tener dificultades para cubrir todos los turnos, por lo que podrían peligrar algunos servicios de retorno a Montevideo”. Según contó, Walter Sosa, presidente de la asociación, hasta el momento Turismar debió suprimir algunos turnos, mientras el resto de las compañías esperan que la distribución se retome este lunes, para evitar problemas mayores.

Es que si bien algunas empresas cuentan con tanques propios con reservas de combustibles, otras recargan en estaciones muchas de las cuales están en Montevideo ya que tienen acuerdos de exclusividad con los propietarios de esos puntos de venta, explicó Sosa. “Hasta mañana (por hoy) aguantamos”, concluyó.

La Unión de Transportistas de Combustible (UTC) tendrá una asamblea este lunes a las seis de la mañana en la que resolverá si se mantendrán o no las medidas. En el caso de que el servicio retorne a la normalidad, Unvenu calcula que el abastecimiento demorará en completarse entre 48 y 72 horas, por lo que las estaciones no estarán cargadas en su totalidad antes del martes a última hora, en el mejor de los casos. 

En la reunión que se llevó adelante este viernes, el gobierno pretendía que la Unión de Transportistas de Combustible (UTC) flexibilizara las medidas que asumieron desde este jueves, luego de que un camionero fuera lastimado en su mano. 

Por eso es que el ministro de Trabajo Ernesto Murro le solicitó al sindicato de Ancap que sus trabajadores hicieran una excepción y trabajaran el sábado durante unas horas en la planta de La Tablada, que es la principal del país. Pero los camioneros no aceptaron hacer recargas allí -en donde ocurrió el accidente-, y en cambio accedieron a distribuir combustible en el interior, en consideración del sector productivo.

"El tema es que hay un acuerdo que firmarnos y el gobierno está cumpliendo -insistió el ministro-, pero hay sectores que no, y por eso pedimos disculpas". Consultado respecto a qué sectores se refería, Murro respondió que había "dueños de estaciones de servicio que tienen camiones que no fueron a buscar nafta". "Podrían haber ido y no fueron. Estamos ante un gremio autónomo que firmó el acuerdo: es una situación compleja", añadió.

Sin embargo, tanto el presidente de la Unión de Vendedores de Nafta (Unvenu), Daniel Añón, como el dirigente de la UTC Óscar Benavides, sostuvieron que lo que dice el ministro no es cierto. Los dos estuvieron en la reunión del viernes, pero Añón se retiró antes de firmar, cuando los trabajadores anunciaron que no estaban dispuestos a distribuir gasolina en la capital y alrededores.

Los estacioneros tiene su derecho de enviar o no sus camiones, pero nosotros no firmamos nada. Yo estaba presente", dijo Añón a El Observador.
Por su parte, Benavides dijo que "hubo empresas que se ofrecieron para hacer mandados al gobierno y presionaron a sus choferes, pero lo que el ministro no entiende es que son todos trabajadores del combustible, y están afiliados al sindicato".

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...