21 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,05 Venta 39,45
24 de diciembre 2023 - 17:11hs

Desde principios de año, miles de gatos murieron en Chipre a causa de una mutación agresiva del coronavirus animal, al tiempo que crece la preocupación de que la nueva variante del virus, identificada como F-CoV-23, pueda extenderse fuera de la isla y en momentos en que Gran Bretaña notificó un primer caso importado.

Conocida como la “Isla de los gatos” por la inmensa cantidad de ejemplares callejeros, muchos de ellos son adoptados por los visitantes y luego transportados dese el territorial insular a otra partes de Europa, una práctica tan habitual como la de adoptar perros callejeros en el sur del territorio europeo.

Desde hace mucho tiempo se conocen los coronavirus en gatos y muchos son portadores sanos, o apenas registran síntomas leves. Sin embargo, la nueva variante suele desencadenar lo que se conoce como peritonitis infecciosa felina, enfermedad acompañada de vómitos, diarrea, pérdida de peso, fiebre, problemas respiratorios e inflamación ocular.

Más noticias

Según los expertos, la peritonitis infecciosa felina no se transmite a los humanos, ni se conoce de casos de transmisión a otras mascotas. Por el contrario, los gatos pueden infectarse con el coronavirus humano, aunque no lo transmiten.

Según un estudio británico, la variante, producto de una recombinación del coronavirus felino (FCov) y el canino (CCov), es altamente contagiosa, se propaga muy rápidamente de gatos a gato e infecta a ejemplares de todas las edades, los cuales desarrollan con mucha más frecuencia una peritonitis infecciosa felina.

En el nuevo estudio, que aún no fue verificado de forma independiente, los investigadores se quejan de que a menudo se pasa por alto a las mascotas en el ciclo de transmisión de enfermedades virales.

“Dada el estrecho parentesco de los coronavirus FCoV y CCoV con los coronavirus humanos, estos potenciales ciclos de transmisión deberían controlarse más intensamente”, advirtió el equipo de investigación dirigido por Christine Tait-Burkard de la Universidad de Edimburgo.

En Chipre, se aprobó en agosto pasado el uso del fármaco contra el coronavirus humano para tratar gatos con peritonitis infecciosa felina, tratamiento que se demostró muy eficaz en los estudios.

Sin embargo, y aunque es posible tratar a los gatos domésticos en forma individual, la preocupación de las autoridades sanitarias de la isla ha ido en aumento debido a la imposibilidad de tratar a las decenas miles de gatos callejeros que deambulan por la isla.

(Con información de agencias)

Temas:

Salud

Seguí leyendo

Te Puede Interesar