Mundo > Protesta

Mujeres marchan a favor de Lula y en contra de Bolsonaro

En sus arengas, calificaron al presidente brasileño de "misógino, racista y homofóbico"

Tiempo de lectura: -'

15 de agosto de 2019 a las 05:01

Decenas de miles de mujeres participaron en Brasilia en la tradicional "Marcha de las Margaritas", convertida este año en un acto contra el presidente Jair Bolsonaro y a favor de la liberación del exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva.

La "Marcha de las Margaritas" se celebra cada cuatro años con una agenda de defensa del campo y de reivindicación de los derechos de las mujeres, en un país muy afectado por la violencia doméstica. La marcha se realizó bajo el lema "Margaritas en la lucha por un Brasil con soberanía popular, democracia, justicia, igualdad y libertad contra la violencia ".

La marcha, celebrada desde el 2000 cada cuatro años, lleva el nombre de la sindicalista María Margarita Alves, asesinada en 1983.

Este año, se convirtió en un grito de denuncia contra el gobierno por sus políticas de flexibilización de agrotóxicos y por los proyectos de Bolsonaro de abrir tierras indígenas o zonas protegidas a la explotación minera.

La columna recorrió la explanada de los ministerios hasta las cercanías del palacio presidencial de Planalto, con pancartas en defensa de "la soberanía popular" y por un Brasil "libre de violencia" y coreando "Lula libre", en reclamo de la liberación del exmandatario de izquierda (2003-2010), que desde abril de 2018 purga 8 años y diez meses de cárcel por cargos de corrupción que él niega. 

La Policía Militar estima la participación de 30 mil personas, aunque los organizadores hablan de 100 mil, de más de 40 entidades de diferentes estados y países. La mayoría de las participantes cargaba flores y vestía sombreros de paja y ropas moradas, color símbolo de la manifestación. 

Las trabajadoras demandan igualdad de género, el fin de la violencia contra las mujeres, la agricultura sostenible, las restricciones al uso de pesticidas y la reforma agraria, entre otros temas. Y no escatimaron críticas al presidente brasileño y al ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles. 

En sus arengas, calificaron a Bolsonaro de "misógino, racista y homofóbico". 

Además, estuvieron presentes el excandidato a la presidencia Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores, y los ex ministros Eleonora Menicucci (Secretaría de Políticas para la Mujer) y Tereza Campello (Desarrollo Social y Alivio del Hambre), así como algunos diputados y senadores, según informó el medio brasileño Folha.

Haddad leyó una carta del expresidente Lula, quien fue arrestado en Curitiba desde abril del año pasado, informó el medio.

“Cuidar de los necesitados parece molestar a ciertas personas. Buscamos gobernar generosamente como una madre que se preocupa por todos, protegiendo a los débiles", leyó Haddad. "Ahora Brasil está gobernado por el odio y la locura de aquellos que le hablan poco a los poderosos, pero fingen ser valientes contra los indefensos", agregó.

Lula también escribió en la carta que la marcha hace que las mujeres del campo "sean vistas por los poderosos de Brasilia" y lamenta no estar presente. “El pueblo brasileño será tratado nuevamente como se merece. Las mujeres volverán a tener el respeto y el afecto que merecen”, escribió. “El odio no vencerá al amor. El miedo no vencerá a la esperanza. La grosería no superará la solidaridad", finalizó.

"Vivimos tiempos difíciles con un gobierno que nos ataca de forma continua. Estamos perdiendo derechos conquistados con mucha lucha", dijo a la AFP Juliana Joucoski, una profesora de 43 años de Curitiba.

"Las mujeres están en el foco de toda la violencia en Brasil", afirmó por su lado Fabiana Nascimento, quien acudió a la concentración con margaritas de papel en las manos. "Es necesario decir 'no' a cualquier política que destruya derechos públicos. La situación en el campo empeoró. Nunca tuvimos un presidente tan poco respetuoso de la educación", agregó. 

Mariana Lima, de 46 años, funcionaria pública en Sao Luis de Maranhao, dijo que las políticas en el área de salud del presidente Bolsonaro desamparan a las comunidades más pobres, rurales e indígenas. "Tenemos que protestar para garantizar nuestros derechos no sólo como mujeres, sino como ciudadanos", agregó.

Es la tercera protesta en Brasilia en dos días. Aparte de las margaritas y las indígenas, el martes hubo una manifestación contra los bloqueos presupuestarios en la educación y la reforma del sistema de jubilaciones. 

Con información de AFP

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...