Carnaval > CARNAVAL 2020

Murgas 2020: palos a Lacalle, la coalición y reproches a la dirigencia del FA

Libretistas apuestan a más contenido político tras un año electoral y el arribo de Lacalle Pou a la presidencia

La Trasnochada, la murga campeona en 2019.

Tiempo de lectura: -'

20 de enero de 2020 a las 05:01

Entendidos en carnaval e inexpertos en esa expresión artística coinciden en que las murgas volverán a moverse como pez en el agua ahora que la izquierda volverá a ser oposición en el gobierno. Entienden que eso, que tiene como base que la enorme mayoría de componentes y técnicos de los elencos no son de derecha ni votaron a Luis Lacalle Pou como futuro presidente, se comenzará a percibir cuando el próximo viernes arranque la actividad en los tablados.

Por lo visto en los ensayos preparatorios para el Concurso Oficial que comenzará el lunes 27 en el Teatro de Verano –en el que competirán 20 murgas, la categoría con mayor alusión a la política– y tras un año electoral, se esperan “palos” para la coalición multicolor, pero también reproches a cómo procedió la fuerza política que gobernó al país en los últimos 15 años, en esa gestión y en la actividad de campaña.

Si bien se esperan críticas –el reglamento se lo exige a la murga y hay dos expertos que específicamente calificarán los textos y la interpretación (Guillermo Reimann y Pablo Milich)–, tal vez no sean tan ácidas como las que se presume habrá cuando el gobierno esté en rodaje, como sucederá en 2021. Es que el cambio se decidió, pero no se activó. Por eso se estima que los cuestionamientos se centrarán en las promesas que hubo durante la campaña y en la estrategia de conformación de una coalición opositora. Pero también en lo que se consideran fueron errores del oficialismo que contribuyeron a su derrota en las urnas.

 

Cayó la Cabra prepara un cuplé sobre Cabildo Abierto.

 

Los puertos de la memoria

Joaquín Freire, integrante de La Trasnochada, la campeona en el pasado carnaval, no anduvo con vueltas y afirmó que los integrantes de esta murga son “todos frenteamplistas”. “Hay cosas que sentimos y que nos gusta expresar en el espectáculo”, dijo.

La propuesta de 2020 se titula “Los puertos de la memoria” y eso, según Freire, “dice mucho”. No es que los 45 minutos del show tengan el foco básicamente en lo que piensan sobre un cambio de gobierno que no les agrada, pero sí se expondrá sobre eso con textos de Maximiliano Orta, Martín Souza y Sebastián Rivero, en una murga creada en la década pasada y que ha sido campeona dos veces.

En un momento del espectáculo se expresa lo siguiente: "Aunque es raro hasta decirlo, ganó un gobierno de coalición. Vivimos en democracia, y fue este pueblo el que los voto. Acuérdense que esta gente siempre gobierna para los ricos, y nunca nos olvidemos que ellos transaron con los milicos".

 

"Hay que darle chance"

José María “Catusa” Silva es el director de Araca la Cana, ganadora tres veces del primer premio en sus 85 años, y junto con Emiliano Tuala es además el autor de los textos de un título murguero que fue censurado durante la dictadura. No obstante, el director se apresuró a señalar que “la esencia de esta murga es estar en la vereda de enfrente de cualquier gobierno y denunciar lo que esté mal”.

Araca, recordó, fue “una de muchas” murgas a la que no le tembló el pulso para cuestionar manejos incorrectos del Frente Amplio. Consultado por un ejemplo, mencionó el caso del título universitario que Raúl Sendic dijo tener y no obtuvo o el del uso inadecuado que hizo de la tarjeta de crédito corporativa cuando presidió Ancap.

“Soy frenteamplista, pero independiente, nunca tuve patrón político y menos la murga”, afirmó “Catusa” Silva. Respecto al cambio de gobierno, adelantó que será considerado en el show titulado “Perdidos”, pero sin exagerar, que se lo abordará con humor y que hay que respetar lo que la mayoría del pueblo decidió y esperar a que el gobierno trabaje. “Hay que darle chance”, expresó.

 

Un cuplé sobre Cabildo Abierto

Como pasa cada año, en el par de docenas de murgas que competirán habrá mucha variedad considerando la incidencia de temas políticos en sus repertorios. Para algunos será medular y para otros algo de menor porte.

Cayó la Cabra como máximo fue vicecampeona en la contienda murguera, pero es de las mejores de los últimos carnavales y dedica uno de sus cuplé a los nuevos legisladores que Cabildo Abierto instaló en el Parlamento.

El gusto de Lacalle Pou por las selfies con sus seguidores, el diferendo de Daniel Martínez con “El Gucci”, las pasantías del intendente de Colonia Carlos Moreira, la enfermedad del presidente Tabaré Vázquez y la controversia por la postergación en la suba de las tarifas públicas serán algunos sucesos considerados, según se supo en un sondeo con letristas de carnaval, por cierto no siempre dispuestos a adelantar contenidos específicos de sus creaciones.

También se esperan referencias a sucesos políticos externos, como el triunfo de Alberto Fernández sobre Mauricio Macri en Argentina, actitudes del presidente brasileño Jair Bolsonaro, la salida de Evo Morales de la presidencia de Bolivia, la situación de Venezuela y hasta Donald Trump se aguarda sea aludido.

A días de comenzar un nuevo concurso los letristas afinan sus propuestas, atentos a los sucesos, para actualizaciones de último momento. Incluso, mediante las “mechas” (están permitidas, no son una trampa) que los autores de los textos o directamente los componentes pueden efectuar. Hay agregados incluso con el concurso en marcha y hasta pasa cuando llega la presentación final, en la liguilla.

El repertorio de las murgas suele ser, de alguna manera, un repaso a los acontecimientos ocurridos tras la conclusión del anterior carnaval, con diverso nivel de incidencia: hay elencos más proclives a esa estrategia y otros que apuestan a contenidos en los que ese repaso no es clave.

 

El cordero volador, los femicidios y más

Además de los políticos, otros temas estarán en cantos o parlamentos y se los abordará con crítica ácida, humor o de modo reflexivo. Algunos ejemplos son el caso del cordero tirado a una piscina desde un helicóptero en José Ignacio, el curioso castigo a un imputado por robar un vehículo (lavar el auto del damnificado), la persistencia de los femicidios, la “netflixdependencia” instalada en la sociedad, la mediática pelea de Alberto Sonsol con Rafael Cotelo, los mil modos del relator Alberto Kessman para mencionar al futbolista español Xisco y el encarecimiento en el precio de la carne vacuna.

 

Agarrate Catalina, ante un graderío colmado, ensaya al costado de la Torre de Antel.

El ensayo de Agarrate Catalina a pocos días del inicio del concurso.

 

Agarrate Catalina se mete con la oratoria de Martínez e ironiza sobre Lacalle Pou y la droga 

Cada noche en el anfiteatro de la Torre de las Telecomunicaciones, donde ensaya Agarrate Catalina –uno de los elencos que hace colgar el cartel que dice “entradas agotadas” en el Teatro de Verano apenas se inicia la venta–, se reúnen cientos de personas a ver cómo se apronta para el concurso la murga dirigida por los hermanos Cardozo. Y en una de esas noches El Observador detectó que, en el espectáculo titulado “Odio y amor”, hay un par de contenidos que los hinchas ya seleccionaron entre lo que más disfrutan.

Por un lado, hay una dura crítica a Daniel Martínez, cuestionando con humor la capacidad de oratoria del excandidato a la presidencia por el Frente Amplio. Se utiliza el “se me lengua la traba” y uno de los murgueros (Martín Cardozo) imita al exintendente de Montevideo pronunciando un discurso bien entreverado.

Por otro, hay un par de minutos en los que la murga pone la mira en Luis Lacalle Pou. Es en el remate del salpicón, donde aparece el tema "Los tics del presidente". Seguramente será uno de los contenidos que generarán más polémica, porque se considera, ácidamente, con alusiones directas que enseguida se disimulan con humor, al consumo de droga que en un momento de su vida tuvo el próximo presidente de la República, según él reconoció.

“Hay que duro está Lacalle…” canta el coro de la murga, tras lo cual, de inmediato, uno de los solistas aclara: “Duro por la contractura de los nervios que se hace…”. Apelando a la misma estrategia (el recurso se utiliza una decena de veces), el coro canta: “Se desvive por la blanca…”, y el solista complementa: “Por la blanca escarapela de su banca”. La murga remata ese momento diciendo que “duro va a ser aguantar estos cinco años”. Enseguida, tras los aplausos, Yamandú Cardozo (quien lleva el hilo conductor del espectáculo presentando cada fragmento o rematándolos) bromeó diciendo que de esos cinco años “es probable que tres los pasemos presos…”, generando carcajadas en la platea.

 

Se viene la zafra de tablados
El Concurso Oficial de Agrupaciones de Carnaval, organizado por Daecpu en coordinación con la Intendencia de Montevideo, comenzará el lunes 27 de enero, en el Teatro de Verano, pero para ver a las murgas y al resto de los 39 conjuntos que competirán este año ya se puede ir a los ensayos (en forma gratuita) y a diversos festivales que los elencos organizan para recaudar fondos, con precios que rondan los $ 100 por la entrada. Los tablados –este año serán 33, seis más que en 2019, entre comerciales, populares, móviles y Rondamomo– comenzarán su actividad el viernes 24. El día previo, es decir el jueves que viene, se realizará el Desfile Inaugural por la avenida 18 de Julio.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...