Fútbol > TORNEO INTERMEDIO

Nacional gana siendo fiel a su estilo

El tricolor fue muy superior a Danubio, lo derrotó de visita, juega la final y sacó más diferencia en la Anual

Tiempo de lectura: -'

06 de junio de 2018 a las 19:07

Propone, complica, defiende, presiona como ninguno en la cancha rival, gana, está en la final del Intermedio –otra vez– y sacó más diferencia aún en la punta de la Tabla Anual.

Ese es el resumen de este Nacional de Alexander Medina que es fiel a su estilo en el que siempre –o casi– aparecen dos o tres individualidades que saben hacer la diferencia.

De esa manera, siendo el único protagonista en casa ajena, el conjunto tricolor dio lo que se esperaba de él. Ganó de punta a punta ante un rival como Danubio del que se esperaba mucho más.

Más allá de que Esteban Conde tuvo tres tapadas excelentes –recibió solo un remate en el primer tiempo–, la zaga de Nacional jugó bien, supo marcar con Rodrigo Erramuspe siendo muy expeditivo y con Alfonso Espino quien además se sumó como de costumbre (y bien) en ataque.

Pero el triángulo formado por Sebastián Fernández, Tabaré Viudez y Sebastián Rodríguez fue el que hizo la diferencia. Los tres mostraron pasajes de gran factura técnica.

El primero, siendo un puntal en toda la primera parte, volviendo loco a Nicolás Prieto, y además, le ganó la cuerda de una manera bastante insólita –luego de un error infantil del devenido lateral derecho– para convertir el 1-0 casi sin ángulo y tras un error del arquero Federico Cristóforo quien no cerró el primer palo.

Viudez puso la cuota de fútbol que necesita un equipo de la talla de Nacional. Rotó por casi todo el frente de ataque y fue fusible del equipo en todo momento.

Lo de Sebastián Rodríguez no se suscribe exclusivamente a la asistencia del segundo tanto. Ayudó en la marca en el mediocampo y también aportó un ida y vuelta interesante con y sin pelota.

Danubio no supo reaccionar. Se vio maniatado y ese pressing de su rival en todo momento, hizo que no supiera salir con pelota dominada y sus jugadores emblemas en ese sentido, Ignacio González, Leandro Sosa y Ribair Rodríguez, en ningún momento encontraron su juego.

A lo explicado de Nacional hay que sumarle la clase acostumbrada de Matías Zunino, un jugador que sigue creciendo y que definió luego de un gran pase de Sebastián Rodríguez, con tres dedos para el 2-0 en lo que fue un golazo y la liquidación total del compromiso cuando faltaba casi todo el segundo tiempo.

De allí en adelante se puede decir que prácticamente no hubo partido. Danubio llegó en cuentagotas y Nacional mantuvo su estilo por más que se haya variado la figura táctica y que saliera Gonzalo Bergessio –otro que siempre suma– para que no recibiera la quinta amarilla y se perdiera la final del domingo.



Embed

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...