Nacional > ASUNCIÓN MADURO

Nin Novoa: "El Grupo de Lima es como los autoconvocados"

El canciller dijo que Uruguay no puede declarar “ilegítimo” a un Estado

Tiempo de lectura: -'

08 de enero de 2019 a las 13:21

El canciller Rodolfo Nin Novoa justificó la presencia del encargado de negocios de la embajada uruguaya en Venezuela, José Luis Remedi, -único representante del país ante la ausencia de embajador- en el acto de asunción de un nuevo período de gobierno de Nicolás Maduro, este jueves 10 de enero. En rueda de prensa antes de partir en una misión a la Antártida, Nin dijo que Uruguay reconoce “estados” y que “no tiene competencia para tipificar gobiernos” ni para catalogarlos como “ilegítimos”.

El canciller también señaló que Uruguay no iba a alinearse con el “Grupo de Lima” al cual comparó con los “autoconvocados” por estar “por fuera de cualquier institución orgánica”. Este grupo está compuesto por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Guyana y Santa Lucía, y la semana pasada emitió una declaración que no fue firmada por México en la que pidió a Nicolás Maduro no asumir otro mandato y anunció que no reconocerá al gobierno por considerar que es producto de elecciones ilegítimas.

En tanto, el vicecanciller Ariel Bergamino justificó la decisión del gobierno uruguayo señalando que Remedi también participó en la toma de mando de las autoridades de la Asamblea Nacional de Venezuela. “Es una decisión que se adoptó tomando en cuenta una serie de factores de orden institucional, político, de agenda y demás”.

Entrevistado en el programa Así nos va de Radio Carve, Bergamino dijo que obedece a una “razón obvia” y es que Uruguay y Venezuela mantienen relaciones diplomáticas y existe “una larga historia de amistad y de cooperación en momentos muy difíciles de ambos países”.

Bergamino reconoció que hay una “dura crisis” en Venezuela y que el gobierno está “profundamente preocupado” por la situación en términos “institucionales, políticos, sociales, económicos y por el fenómeno migratorio”.

Nin destacó que no están dadas las condiciones para que Uruguay nombre a un embajador en Venezuela y Bergamino señaló que esta decisión obedece a una “señal política”.

El vicecanciller también rechazó las críticas de la oposición sobre el “silencio” del gobierno uruguayo. “Decir que Uruguay no se ha expedido, guarda silencio, mira para otro lado o tiene una actitud cómplice denota una enorme ignorancia o mala fe”, agregó y subrayó que “utilizar a Venezuela para sacar réditos internamente resulta muy mezquino”.

Este lunes el Partido Nacional consideró “lamentable el silencio del gobierno” sobre la asunción de Maduro en su nuevo período al frente de la Presidencia de Venezuela y afirmó que “lesiona la tradición y el prestigio del país en la materia, por intereses ajenos al auténtico interés nacional”.

“El gobierno de Venezuela y quien, a cuyo frente, detenta la Presidencia de la República, carecen de toda legitimidad”, afirmó en un comunicado firmado por el directorio nacionalista y agregó: “Corresponde desconocer a quienes arbitrariamente ocupan el poder en la República de Venezuela, reconocer a la Asamblea Nacional como la verdadera depositaria de la soberanía popular, y exigirle al señor Maduro la urgente democratización del país, el restablecimiento de la libertad política, y el cese de las graves violaciones de los derechos humanos”.

Bergamino dijo que no compartía la afirmación de que “Uruguay está solo o aislado” o que era uno de los “raros del barrio”. “La posición es consistente con sus líneas rectoras de política exterior. Uruguay está siendo leal a sí mismo en esta materia. No somos certificadores. Hasta donde sé, la postura sintoniza mucho con los países de la Unión Europea. Ninguno ha retirado su embajador de Venezuela y están promoviendo grupos de contacto que permitan crear un dialogo”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...