Cargando...
Nicolás De La Cruz, figura de Uruguay

Copa América > COPA AMÉRICA 2021

Nuevo nivel desbloqueado para Uruguay: dos creativos y un 9 para aumentar el volumen de juego

Con De Arrascaeta y De La Cruz detrás de Cavani, laterales con proyección y tres volantes de buen pie, Uruguay sorprendió a Paraguay con un primer tiempo de altísimo nivel

Tiempo de lectura: -'

28 de junio de 2021 a las 23:09

La selección uruguaya mostró su mejor versión futbolística en mucho tiempo durante el primer tiempo del partido ante Paraguay en el cierre del grupo A de la Copa América de Brasil 2021. El entrenador Óscar Tabárez hizo una movida jugada: sacó a Luis Suárez y puso en su lugar a Rodrigo Bentancur reubicando en la cancha a Nicolás De La Cruz. ¿Resultado? Apareció el volumen de juego tan buscado en los últimos seis partidos de la celeste. 

Con respecto al partido con Bolivia, Uruguay cambió de sistema táctico pasando de un 4-3-1-2 a un 4-3-2-1.

El equipo arrancó con Fernando Muslera; Nahitan Nández, José María Giménez, Diego Godín, Matías Viña en defensa, la misma línea de cuatro utilizada ante Bolivia. En el mediocampo aparecieron Federico Valverde, Matías Vecino y Rodrigo Bentancur. Por delante de ellos dos creativos Giorgian De Arrascaeta y Nicolás De La Cruz y como referencia neta de ataque Edinson Cavani. 

Si bien Cavani, por su característico despliegue físico y su solidaridad defensiva, ya había jugado ante Chile y Bolivia apoyando a De Arrascaeta cuando este se desempeñó como enganche dejando a Suárez como delantero de área, el hecho de que De La Cruz desempeñara esa función le permitió a Uruguay aumentar significativamente sus funciones creativas. 

En primer lugar porque eso liberó a De Arrascaeta de tener que cargar solo con la mochila de la generación de juego. El volante de River Plate se mostró como un interlocutor válido e inteligente para pasar la pelota. 

Su presencia y su juego en sociedad con De Arrascaeta hicieron que la celeste tuviera posesiones más seguras en terreno rival e ideas más claras para canalizar sus ofensivas.  

Giorgian De Arrascaeta pasó bien y cayó al área por sorpresa

Y además, la movilidad de Cavani en ataque le generó muchos problemas a la extrema retaguardia paraguaya porque le fabricó espacios para las llegadas por el callejón central de De Arrascaeta y De La Cruz. 

Tras un pobre debut contra Argentina y un discreto primer tiempo ante Chile, Tabárez encontró con Nahitan Nández jugando de carrilero por banda derecha un jugador clave para tonificar la intensidad del equipo y darle profundidad al juego. 

Por esa razón, lo está utilizando ahora como lateral derecho. En ese puesto, Nández pasa con mayor seguridad, le da un gran ida y vuelta al equipo y cada vez que llega al ataque conecta muy bien con Valverde y De Arrascaeta. 

Eso sí, esa profundidad que Uruguay muestra por derecha no la tiene por izquierda porque Matías Viña necesita que alguien lo impulse al espacio y el perfil de Bentancur hace que sus desplazamientos tengan una tendencia de ir más hacia el medio. 

Matías Viña, necesita que lo proyecten más al ataque

Con los dos creativos por detrás de Cavani, lo que Uruguay desbloqueó fue una nueva calle para llegar sobre el arco rival. Ya tenía desbloqueada la banda derecha con Nández. 

Es que a diferencia del estilo de juego de Suárez, que es un 9 que fija los centrales, que va al choque, que es capaz de autogestionarse sus propias chances de gol y que siente la fricción, Cavani es movilidad, pivoteo, pase y devolución. Para los centrales Robert Rojas y Junior Alonso eso fue todo un problema. Cabe aclarar que no jugó Gustavo Gómez que es el mejor marcador central del fútbol sudamericano y que en el Centenario, por Eliminatorias, prevaleció sobre Suárez y Cavani. 

Edinson Cavani, gol de penal

Las dos llegadas de De Arrascaeta pisando el área a los 4' y 8', con sendos remates en los palos, y la enorme corrida de De La Cruz, de 30 metros, a los 27' que terminó en pase de Cavani al segundo palo y salvada providencial de Omar Alderete cuando entraba el 10 de Flamengo para empujarla, dejaron patente el crecimiento de Uruguay. 

Cuando Uruguay se puso 1-0 en ventaja (penal de Cavani tras falta sobre Nández), Uruguay tenía una posesión de 66,2%. 

En el segundo, Uruguay mantuvo la tónica en el arranque aunque después terminó replegado contra su campo para defender la ventaja. 

La posesión final fue de 51,4% para Paraguay contra 48,6% de la celeste. 

Con cinco cambios, el equipo terminó jugando con Muslera, Martín Cáceres, Giménez, Sebastián Coates, Viña; Bentancur; Facundo Torres, Nahitan Nández, Lucas Torreira, De La Cruz; Luis Suárez, es decir con un 4-1-4-1 que le permitió abrochar el triunfo por 1 a 0 para saltar al segundo lugar del grupo. 

Nández perdió precisión en el medio con la pelota, pero tuvo un desgaste impresionante. De La Cruz terminó con una precisión de 82% en 42 pases. además de correr una barbaridad. 

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...