Cargando...
Remate de Palacio Sudamérica en Bavastro

Nacional > REMATE

Palacio Sudamérica: de la cervecería y los bailes al futuro edificio de apartamentos

Gabriel Arias, abogado que representa a un único empresario, adquirió el predio después de una intensa competencia de ofertas en la casa de remates

Tiempo de lectura: -'

04 de noviembre de 2021 a las 05:04

Por Rocío González

Decenas de miradas expectantes recorrían la casa de remates Bavastro. De las paredes colgaban cuadros pintados a mano y al fondo se vislumbraban varios muebles antiguos, pero era otra cosa lo que todos estaban esperando: en una pantalla al lado del rematador lucían imágenes del antiguo Palacio Sudamérica, y en todos los asientos un cartel anunciaba el remate judicial del “importante inmueble”. 

Había unas diez personas sentadas en las sillas que formaban fila frente al rematador Hector Bavastro. A su vez, en el pequeño vestíbulo frente a la puerta se agolpaba otra docena de visitantes, que intentaban ver lo que sucedía adelante.

“Este es uno de los grandes”, susurró un hombre cuando vio a Gabriel Arias llegar. Arias, abogado representante de un inversor privado, se sentó con tranquilidad en la segunda fila del remate. "Siempre compran predios amplios y edifican", añadió el hombre, ahora ubicado justo detrás del abogado.

Gabriel Arias en el remate por Palacio Sudamérica

El antiguo Palacio Sudamérica, inaugurado en 1928, fue originalmente una cervecería. Luego lo compró un equipo de fútbol, la Institución Atlética Sud América (IASA), que más tarde comenzó a albergar sus conocidos “bailes masivos”. Sin embargo, en octubre de este año se anunció que la propiedad iría a subasta, sin base y en dólares.

Ubicado en la zona del Palacio Legislativo, entre las calles Yatay y Marcelino Sosa, el inmueble tiene 7.000 metros de terreno y numerosas posibilidades de inversión. Diseñado al estilo art decó, el predio cuenta con una edificación que ocupa del 10% al 15% del terreno, que tiene protección patrimonial por parte de la Intendencia de Montevideo, según dijo a Telemundo Héctor Bavastro.

Haciendo honor a la magnitud del Palacio, la pantalla de la casa de remates mostraba antiguos candelabros, intrincadas escaleras y estructuras de madera.  

Palacio Sudamérica

Palacio Sudamérica

Pasadas las 14:40 los susurros del recinto se apagaron. Bajo la atenta mirada de cámaras de televisión y dos decenas de personas, el rematador describió las sorprendentes dimensiones del predio rematado y comenzó la oferta en US$ 1,5 millones. Al principio, solo un comprador levantó la mano.

El rematador repetía una y otra vez el monto a una audiencia inmóvil y parecía que el remate terminaría allí. Sin embargo, la mano de otro hombre hizo una rápida señal: US$ 1,6 millones. Otro levantó la mano: US$ 1,7 millones. 

Arias fue uno de los protagonistas de la subasta. En actitud impasible, dejaba pasar varios segundos antes de levantar la mano para renovar su oferta. Tenía un auricular puesto y hablaba por el micrófono del celular en voz baja. Esperaba la respuesta del otro lado de la línea y, cuando la obtenía, levantaba la mano.

La cifra ascendió a US$ 1,8 millones. “Estamos muy lejos del precio”, dijo Bavastro, esperando a que alguien más hiciera señas. Un hombre parado en la puerta ofertó US$ 1.9 millones. Pero pronto la puja se dio exclusivamente entre Arias y otro comprador, que se ubicaba en el medio de la habitación.  

Ante la insistente conducción de rematador, la cifra siguió subiendo, hasta que el hombre del medio, que no hablaba por teléfono ni consultaba con nadie, llegó a los US$ 2,650 millones. Pero justo antes de que se bajara el martillo, Arias levantó la mano y exclamó que daba US$ 2,675 millones por el predio.  

“¿Nos quedamos?”, preguntó Bavastro varias veces. Toda la habitación hizo silencio. Ninguna mano se movió. A la cuenta de tres, el rematador golpeó el martillo contra el atril y Arias adquirió el antiguo Palacio Sudamérica. 

Más adelante, frente a la prensa, Gabriel Arias declaró que asistió al remate en representación de un único empresario. “Hay idea de un proyecto de carácter edilicio, de construir apartamentos”, dijo el abogado, y añadió que “puede ser de interés social o no”. Arias también destacó que se respetará la parte histórica del predio.

Muchos de los que asistieron al remate tenían sus propias ideas sobre qué harían con el lugar. El arquitecto Carlos Siccardi llevaba más de un año trabajando en un proyecto para construir 250 apartamentos en el antiguo Palacio Sudamérica. Siccardi está especialmente interesado en la parte patrimonial del predio, y sus viviendas estaban proyectadas para ser de interés social, en el marco de la ley de viviendas promovidas. 

La ley busca facilitar el acceso a viviendas a sectores sociales de ingresos medios. Es por esto que otorga beneficios a los inversores privados que construyan, refaccionen o amplíen viviendas para venta o alquiler, siempre que sigan ciertos estándares de calidad y sean proyectos viables a nivel económico.  

Siccardi ya tenía todos los planos de edificación y reforma del Palacio hechos en detalle. Pero contó que un inversor “lo estafó” y que se retiró del proyecto “a último momento”. Luego de que Arias adquiriera la propiedad, Siccardi habló con él para ver si podía venderles su proyecto o asociarse con el empresario de alguna manera. 

Remate de Palacio Sudamérica en Bavastro

Según el arquitecto, Arias le ofreció “coinvertir” o que el mismo Siccardi invirtiese en todo el proyecto. “Puede ser”, dijo Siccardi ante la posibilidad y señaló que tenía que evaluarlo con tiempo.

Por su parte, lo último que dijo Gabriel Arias fue que el próximo paso a dar sería el desalojo de quienes están en el antiguo Palacio Sudamérica, donde trabaja un estudio de televisión. Es una instancia que entienden va a ser “rápida”, según el abogado. 

La casa de remates comenzó a vaciarse luego de que Bavastro bajó el martillo. Para cuando Arias abandonó el edificio, apenas quedaban un par de personas hablando a un costado de la sala.  

Mientras tanto, las sillas en hilera seguían exhibiendo el cartel del remate del Palacio. Debajo de la hoja, otro aviso anunciaba la subasta de un “edificio inteligente de tres pisos” en Carrasco para el 16 de noviembre. Todo parece indicar que en dos semanas el salón de la casa de remates Bavastro presenciará otra puja entre inversionistas.  

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...