Cargando...
Mauricio Larriera se juega mucho ante Cerro Largo

Fútbol > PEÑAROL

Para Larriera no será un partido más ante Cerro Largo: si no gana, será muy difícil que siga en Peñarol

Mauricio Larriera se juega mucho ante Cerro Largo, ya que si no gana y clasifica a la fase de grupos de la Copa Sudamericana, seguramente será removido de su cargo de entrenador de Peñarol

Tiempo de lectura: -'

13 de abril de 2021 a las 05:04

Las cartas están echadas. Peñarol intentará no darse de bruces contra otro fracaso. Se quedó sin el Campeonato Uruguayo 2020 que, además, llevaba el nombre de su gloria eterna, Néstor “Tito” Goncálves. Se quedó sin la clasificación a la Copa Libertadores de América y por ende, se perdió de ganar US$ 3 millones por sus tres encuentros como local. Se quedó con el gusto del triunfo en la boca el martes de la semana pasada cuando, por Copa Sudamericana, le ganaba con comodidad el partido de ida a Cerro Largo por 2-0 y se lo empataron -una vez más- en el último suspiro.

El peso específico que existe en estos nuevos 90 minutos contra los arachanes que se jugarán en la noche de este martes en el Estadio Campeón del Siglo desde la hora 21.30, es muy grande, sobre todo, para el técnico Mauricio Larriera.

Porque Peñarol corre un nuevo riesgo y otro “se quedó sin…” como puede ser la eliminación de la fase de grupos de la propia Sudamericana.

Desde el punto de vista económico, serían US$ 900 mil que el club se perdería por no jugar sus tres encuentros como local en caso de ser eliminado. Pero la lectura del presente va mucho más allá de ese monto.

Para decirlo sin eufemismos, Mauricio Larriera, el entrenador aurinegro que ha sido muy autocrítico hasta ahora, si no clasifica ante Cerro Largo, seguramente será removido de su cargo.

Así lo hicieron ver a Referí distintas fuentes del club que, vale decir, hasta ahora lo siguen respaldando.

Para Larriera no será un encuentro más, puede funcionar como un punto de inflexión o lo contrario

Pero todo tiene un límite. Peñarol clasificará incluso empatando 0-0 o 1-1 contra un rival que le ha costado mucho en las últimas dos presentaciones, tanto, que le empató de atrás en ambas ocasiones y en el cuarto minuto de adición a través de un cabezazo de Enzo Borges, mala palabra ya a esta altura para los zagueros centrales carboneros. En el primer partido en Melo, el que perdió por arriba fue Fabricio Formiliano y el pasado martes, el turno fue para Gary Kagelmacher.

Por todo lo expuesto es que en Peñarol los dirigentes esperan ansiosos la clasificación, porque no quieren sentirse obligados a cambiar nuevamente de entrenador luego de que Larriera hubiera dirigido 16 encuentros hasta el momento, 15 por el Clausura y este de la Sudamericana que terminó 2-2.

No quieren tomar esa decisión, pero saben que de no lograr la clasificación, se sumará un nuevo fracaso que en estos últimos tiempos han sido el denominador común.

El primer tiempo de Peñarol ante Cerro Largo, invitó a soñar a sus dirigentes, técnico e hinchas; el segundo, fue para el olvido

El domingo en el programa Punto Penal de canal 10, el presidente Ignacio Ruglio como al pasar deslizó una frase: “Él es el primer autocrítico y eso está muy bueno. Lo ha dicho él, los técnicos son interinos. El martes va a dirigir y después, veremos. Acá seguimos confiando en su trabajo”, añadió.

El 16 de enero, Larriera dijo en una entrevista con Referí que “ser segundo en Peñarol es un fracaso y asumo que es así. Después se hará un análisis y balance de todo, porque hay formas de ganar”.

Ese es otro punto -menor- pero punto al fin que los dirigentes observarán atentamente en la noche de este martes.

No será lo mismo para la continuidad de Larriera que el equipo gane con luz, 3-0, o que gane bien, a que lo haga empatando sin mostrar nada. Ese comentario del propio técnico a Referí de hace tres meses “hay formas de ganar”, también engloba muchas cosas.

Para Peñarol no será un partido sencillo el de este martes a la noche contra los arachanes por la Sudamericana

Larriera ha ganado el 62,5% de los puntos en juego desde que llegó a Peñarol y sobrepasó a sus antecesores inmediatos, Diego Forlán (45% en solo 11 partidos) y a Mario Saralegui (56% en 19).

Pero el presente consejo directivo y el director deportivo ya son otros y si bien confiaron en Larriera luego de que se cayera la posibilidad de la llegada de Gustavo Poyet, y volvieron a confiar en él cuando terminó el Campeonato Uruguayo 2020 el pasado 30 de marzo cuando Referí informó que el propio DT tiene una ventaja de tres meses respecto a alguno de sus rivales relevantes, como por ejemplo, Nacional, y con un recambio en el plantel que ya no cuenta con figuras de renombre puertas adentro como Cristian “Cebolla” Rodríguez, Fabián Estoyanoff, Marcel Novick o Jonathan Urretaviscaya, por citar a los de mayor trascendencia.

No obstante, el martes pasado ante Cerro Largo comenzó para Peñarol la temporada 2021. Fue el primer atisbo de lo que se puede venir, y a los dirigentes no le gustó la imagen que quedó a la salida del Parque Viera, nuevamente con cabezas gachas, como a lo largo de toda la larguísima temporada 2020.

Enfrente, Larriera tiene en Danielo Núñez a un colega que conoce de memoria a sus dirigidos en Cerro Largo y que le ha planteado muy bien los partidos. Sin ir más lejos, ese mismo martes en la noche del Viera, logró empatarle con los cambios que hizo, mientras que el gran debe de Larriera fueron justamente las variantes que realizó con las que ralentizó el énfasis que había tenido su equipo en el primer tiempo.

Darío Rodríguez es el ayudante técnico de Mauricio Larriera y ambos viven un momento complicado al frente del primer equipo

El equipo casi confirmado de Peñarol será con Kevin Dawson; Maximiliano Pereira, Fabricio Formiliano, Gary Kagelmacher, Joaquín Piquerez; Giovanni González, Jesús Trindade, Walter Gargano, Facundo Torres; David Terans y Agustín Álvarez Martínez.

Núñez es muy respetado en todo el departamento arachán y también por sus jugadores. Con este club ascendió dos veces, la última como campeón de la Segunda División Profesional en 2018, en su regreso a Primera clasificó a la Copa Libertadores y ahora devolvió a Cerro Largo a otra copa internacional con esta Sudamericana, la misma que ya jugó en 2012 con los albicelestes.

Las cartas están echadas y Peñarol, con Fabricio Formiliano repuesto de la lesión sufrida el martes pasado, está pronto para buscar la clasificación a la fase de grupos.

Este puede ser un día que funciones de punto de inflexión para Larriera. De clasificar sin problemas, seguramente seguirá con aire y viento en la camiseta por un tiempo y posiblemente por toda la temporada. En caso contrario, la tendrá muy complicada. Porque en este Peñarol, nada es sencillo por más trabajo que se ponga.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...