Fútbol > NEGOCIO

Peñarol tiene el 25% de Brian Rodríguez vendido a Bentancur

Juan Pedro Damiani contó que ese tipo de prácticas es muy común en juveniles y que si no se hacen los empresarios se llevan los jugadores 

Tiempo de lectura: -'

17 de julio de 2019 a las 15:30

El contratista Pablo Bentancur es dueño del 25% de la ficha de Brian Rodríguez, el gran activo que tiene Peñarol y cuyo ascendente nivel en la cancha lo ha convertido en una de las grandes cartas desnivelantes del equipo.

En la recta final del primer semestre del año, el vicepresidente de Peñarol Rodolfo Catino dijo que cualquier club que quisiera llevarse a Rodríguez, de 19 años, debería ofertar un piso mínimo de una cifra de ocho dígitos. De US$ 10 millones para arriba. 

El domingo en el Campeón del Siglo, un emisario de Milan lo vino a ver para ver en vivo su talento. También se fue encantado con Darwin Núñez, autor de tres goles en el 4-0 a Boston River. El primero lo hizo Brian Rodríguez. 

El expresidente del club Juan Pedro Damiani reveló en A Fondo, que se emite por AM 1010, que el 25% de la ficha del futbolista es propiedad del contratista Bentancur. 

“En el fútbol cuando te traen los jugadores, en quinta o sexta los representantes te piden un porcentaje o sino te lo llevan a otro lugar. Brian llegó con 17 años y Bentancur nos pidió un 25%. No sabíamos cuándo podía explotar y explotó recién este año con 20 años”, dijo Damiani.

En realidad, Rodríguez llegó a Peñarol desde Tranqueras para la sub 16 cuando el entrenador de la categoría, José Batlle Perdomo, le pidió un puntero a un allegado a Bentancur. 

El jugador llegó a la primera práctica de soquetes con una botinera de nailon y sin canilleras.

El 20 de mayo, el extremo riverense cumplió 19 años. 

"Evaristo González tiene que saber cómo son los números porque su contador es el mismo de Bentancur. Acá todo es transparente", manifestó Damiani. 

Damiani trazó un paralelismo con lo que el club vivió con Nahitan Nández: “Vino para la Cuarta y Bentancur pidió un porcentaje porque sino se lo iba a llevar nuevamente a Defensor Sporting. La remamos con Walter (Pereyra) y  (Rodolfo) Catino para poder traerlo”, recordó. 

Peñarol se lo vendió a Boca Juniors a mediados de 2017 a cambio de US$ 2,9 millones. 

Boca ahora lo cotizó en US$ 22 millones ante el insistente interés de Cagliari. 

“Vale más porque juega en Boca Juniors. Yo lo quería bancar, pero no me dejaron utilizar el fideicomiso y tuvimos que venderlo”, dijo Damiani. 

“Por dar un ejemplo, Peñarol quería a David Terans que lo maneja Flavio Perchman y si Peñarol le dice que no lo puede pagar el contratista te pide, por decir algo, el 10% de ocho jugadores de la Sexta. Cuando explota uno ahí recién se sabe, pero muchos otros quedan por el camino”, dijo el extitular aurinegro.

“A Catino hay que hacerle un monumento por el contrato que firmó con Brian a largo plazo”, manifestó Damiani. 

La mirada al balance

Damiani también habló de los actuales números del club. “El pasivo de noviembre de 2018 que es de esta conducción es de US$ 25,5 millones. El de 2017 era de poco más de US$ 17 millones”, expresó. 

“Este incremento se vio por la no venta de jugadores, no porque Jorge (Barrera) haya hecho una mala gestión”, agregó. 

El estadio

Damiani también habló de la deuda del Campeón del Siglo aclarando que ese pasivo no corresponde al de la institución: “El estadio y el club son dos entidades distintas jurídicamente, son fideicomisos con patrimonios autónomos. El club es garante del BROU y ha pagado todas las cuentas del estadio por lo que está al día. Se hizo un fideicomiso. Por eso ni en el activo ni en el pasivo está el estadio”.

“Ese pasivo tiene como contrapartida una obra que costó US$ 40 millones. En menos de tres años el club tiene pago más del 40% de la obra con una amortización levemente creciente en el tiempo. Ahora se vencen la venta de los palcos que vendimos cuando hicimos el estadio y se van a producir fuertes amortizaciones con las renovaciones de los palcos y las butacas. Es decir que está funcionando con el plan de negocios que hicimos”, agregó. 

“El estadio tiene su vida propia. Se va a terminar pagando con la renovación de venta de palcos y butacas de acá a ocho años. Los clubes no pueden organizar ni un parrillero; una obra así se tiene que hacer con deuda y un plan de negocios como el que hicimos nosotros”, aseguró.  

“Empezamos con 7.000 socios y dejamos el club con 100 mil socios, una de las mejores juveniles del país, Los Aromos a nuevo, un estadio, un plantel importante, el complejo de juveniles, una final de Copa Libertadores y cinco goles a Nacional, algo que no se da todos los días”, terminó diciendo . 

“El pasivo que dejamos fue de US$ 17 millones con ocho balances. (Isaac) Alfie hizo uno preparó otro y otro y otro. Nuestros balances están auditados por un grado 5 de la facultad de Ciencias Económicas y por una comisión fiscal integrada por connotados profesionales y aprobado por la Asamblea General. No es para preocuparse, sino miren el pasivo que tienen Real Madrid y Barcelona. Claro que debe haber una relación de pasivo e ingresos. Pero se dejó una base muy importante queJorge (Barrera) la manejó muy bien aunque es muy difícil manejar la política en el club”, concluyó Damiani.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...