18 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
28 de febrero 2023 - 12:52hs

Como consecuencia de una sequía que impacta en todos los rubros productivos, de diverso modo, la merma productiva en el sector vitivinícola “es muy importante”, pero lejos está de poderse considerar como algo extremadamente grave, entre otras realidades porque se contaba con un stock de vino adecuado en las bodegas, de modo que el abastecimiento no se verá resentido, se mantendrá.

A la vez, la sequía que en el sector se ha expresado también desde la primavera, establece que en general –hay excepciones– la calidad de la uva cosechada en lo que va de la vendimia “es muy buena”, similar incluso a la que sucede en climas habituales de secano, donde normalmente se logran buenas calidades de uvas y vinos.

Esos conceptos fueron expuestos a El Observador por el agrónomo Eduardo Felix, quien se desempeña en la asesoría técnica del Inavi.

Más noticias

 

 

Leonardo Carreño El stock en bodegas es suficiente para cubrir la demanda interna y externa.

 

Merma productiva: 30%

En Uruguay hay aproximadamente 600 productores de uva y unos 150 bodegueros, con 5.848 hectáreas de viñedos en producción.

Se estima, a propósito de la sequía, que en un 20% del área señalada se dispone del recurso de riego.

Con relación a la mencionada merma productiva, se espera supere el 30% con relación a una cosecha normal, pero lo que se cosecha en general es de buena calidad, entre otras realidades por la ausencia de enfermedades precosecha, como Botrytis, lo que permite una buena maduración.

Consultado sobre cuándo debería culminar la vendimia de 2023, iniciada en algunas variedades al cierre de enero, “dada la seca y el calor, con alta luminosidad, la vendimia está adelantada unos 10 días y probablemente se termine alrededor del 10 al 15 de marzo”, indicó el profesional.

En 2022 se cosecharon 106 millones de kilos, lo que dio alrededor de 75 millones de litros.

Se considera que el consumo anual en el mercado interno es de unos 60 millones, a lo que se añaden unos 5 millones de litros que se exportan.

Del año pasado quedó un stock acumulado de unos 40 millones y como en este año se van a cosechar alrededor de 65 millones (y se vinificarán 45 millones de litros) la diferencia se cubre con los stocks de los años anteriores.

Todos los valores mencionados son estimados.

Leonardo Carreño La vendimia, que da lugar a la nueva vinificación, está adelantada por la sequía.

Felix resaltó el valor que tiene que existan stocks en las bodegas, con base en que esta actividad tiene como base un cultivo a campo, sin poderse realizar dentro de estructuras de protección, por lo tanto sujeta a las variaciones climáticas.

Temas:

Sequía Vendimia vinos INAVI Uvas Cosecha de uvas Vitivinicultura Vinos uruguayos

Seguí leyendo

Te Puede Interesar