20 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
31 de octubre 2023 - 5:02hs

"Ellos quieren que trabajes hasta morir. Firmá por vos"

El meme con letras rojas sobre fondo negro, colgado en el muro de Facebook de la Unión Ferroviaria para convocar al plebiscito por seguridad social, llegó al celular de Fernando Gambera, el dirigente de la Asociación de Bancarios (AEBU), en plena reunión del Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT.

El "Manso" se retiró encolerizado y el presidente de la central, Marcelo Abdala, se contactó con el dirigente ferroviario Marcelo Pouso para pedir su colaboración y que lo bajaran, según reconstruyó El Observador con fuentes del movimiento sindical. 

Más noticias

La pieza, que en un mismo plano juntaba rostros de dirigentes del oficialismo con los aprisionados Gustavo Penadés y Alejandro Astesiano, empresarios y comunicadores con frenteamplistas como Mario Bergara, Danilo Astori y Alejandro Sánchez, pero también a los sindicalistas Gambera y José Lorenzo López, quedó en un anecdótico episodio que no deja de mostrar las tensiones que el PIT-CNT ha manejado para iniciar la recolección de firmas

Meme publicado por la Unión Ferroviaria

Primero para consensuar sobre la estrategia y luego para acordar en una papeleta que estableciera a texto expreso la eliminación de las AFAP, la edad de retiro a los 60 años y la equiparación de las pasividades mínimas con el salario mínimo nacional, la central sindical zurce ahora hacia adentro las dificultades prácticas de embarcarse en una nueva campaña electoral, a casi dos años de ponerse al hombro el referéndum contra 135 artículos de la LUC.

El nuevo nudo a desatar será el financiamiento de esta primera etapa de recolección de firmas, que reeditará un despliegue similar al de la última consulta popular que alcanzó casi 800 mil rúbricas. Esta vez sin el respaldo financiero del Frente Amplio, los sindicatos más grandes se alinean y negocian para arribar a la Mesa Representativa del próximo 9 de noviembre con un sistema de aportes distinto al tradicional

Así lo impulsaron en primera instancia el Sindicato de la Construcción (Sunca) y la Federación Uruguaya de la Salud (FUS) a través de sus titulares Daniel Diverio y Jorge Bermúdez en el Secretariado Ejecutivo, según reconstruyó El Observador. Con más de 63 mil cotizantes el primero y 27 mil el segundo, se trata de los dos gremios con más aportantes de la central sindical y de los que más conflictividad han sostenido en el período. 

A ellos se alinean la Federación de Empleados de Comercio y Servicios (Fuecys, con 18 mil cotizantes) y AEBU (12 mil cotizantes), al tiempo que también hallan respaldo –expresado en conversaciones informales– en la Federación de la Bebida (FOEB) y la Federación de Magisterio (FUM). No se ha pronunciado hasta ahora la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE), aunque su vocero Joselo López ha sido de los más críticos con el camino escogido. 

Dichos gremios promueven que el aporte a la campaña sea parejo para todos y no un porcentaje por afiliado –en el referéndum se había pedido un dólar por cotizante–, bajo la premisa de que las cuentas están mermadas y que por la vía de los hechos el grueso de la campaña termina recayendo sobre los hombros de los más grandes. 

En reuniones de la central se ha manejado la posibilidad de pedir US$ 2 mil a todos los gremios, lo que totalizaría en un monto inicial de US$ 88 mil si se cuentan las 44 filiales que comúnmente militan en estas causas. La primera etapa de la campaña se completaría con un aporte total de US$ 5 mil por gremio de modo de contar con hasta US$ 220 mil, según supo El Observador

Uno de los argumentos esgrimidos por los sindicatos más grandes es que de esta manera se garantice que no falte el dinero, cuando a su vez es común que cada gremio encare por su cuenta una campaña propia a la que monta de manera unificada el PIT-CNT. 

Varios dirigentes también comentan por lo bajo su molestia por el hecho de que el voto de los sindicatos menores vale lo mismo que el de ellos en la Mesa Representativa a la hora de definir consultas populares cuando los grandes terminan siendo los que "ponen el pecho a las balas"

Los ejes de la actual papeleta –polemizada por empresarios, expertos y hasta varios sectores del Frente Amplio– se resolvieron primero con la mayoría simple lograda por los más radicales, con una votación en tercios: 16 para el Grupo de los Ocho, los socialistas y otros gremios de los "ultra", 14 de la Gerardo Cuesta –allegada al Partido Comunista– a favor de darse más tiempo en la discusión y 14 abstenciones de la moderada Articulación. 

La división interna terminó corrigiéndose tras el acuerdo con los comunistas –principalmente a impulso de Marcelo Abdala– y una nueva votación por amplia mayoría en que el movimiento sindical terminó de cerrar filas y los más críticos se llamaron finalmente a silencio. 

La Asociación de Trabajadores de la Seguridad Social (ATSS), pionera en la redacción de la papeleta finalmente consensuada, está en contra de un pago por igual para todos los gremios. "Entendemos que tiene que ser por afiliado, porque hay quienes tienen mayor capacidad de aporte y otros menos", dijo a El Observador la dirigente Karina Sosa, quien agregó que eso "atiende también que hay quienes cobran menos de un peso por afiliado" y por tanto tienen menos presupuesto. 

Temas:

Pit-Cnt Sunca Frente Amplio

Seguí leyendo

Te Puede Interesar