20 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,25 Venta 39,75
7 de abril 2018 - 18:14hs

Bordeaux se reencontró con el triunfo tras seis jornadas sin ganar y hundió a Lille (2-1), cada vez más cerca de descender de la Ligue-1 de Francia, que este fin de semana alcanza la trigésima segunda fecha.

La sesión fue nefasta para los equipos que pujan por la salvación. Toulouse, Troyes y Lille dieron un paso atrás y complicaron la situación, casi insalvable para el colista, el Metz, que el domingo recibe al Lyon.

Un doblete del guineano Francois Kamano en tres minutos antes del descanso dio la vuelta a la ventaja que el Lille había establecido al cuarto de hora por medio del sudafricano Lebo Mothiba. Los visitantes, además, jugaron la última media hora con un jugador menos por la expulsión de Thiago Mendes.

El equipo que entrena el uruguayo Gustavo Poyet volvió a ganar, seis partidos después. Desde que ganó al Amiens el pasado 11 de febrero.

Troyes salió goleado del campo de Guingamp (4-0) y perdió una buena ocasión para salir de la antepenúltima plaza, de descenso. Nicolas Benezet, Ludovic Blas, Yeni N'Gbakoto y Jimmy Briand dieron los tres puntos a los locales.

Las derrotas de Lille y Troyes aliviaron a Toulouse, que perdió en su campo ante el Dijon (0-1), con un gol del coreano Chang-Hoon Kwon pero que sigue en puestos de permanencia, en la frontera con el descenso, un punto por encima del Troyes.

También perdió Caen, que sufrió en Amiens su cuarta derrota seguida (3-0), con los tantos de Bakaye Dibassy, Serge Gakpe y Moussa Konate y sigue sin resolver su continuidad en la máxima categoría francesa.

Estrasburgo, sin embargo, fue el único que pudo extraer algo positivo de la sesión. Empató en el campo del Angers (1-1) gracias a un penalti transformado por Jonas Martin que neutralizó el gol local, anotado a los seis minutos por Karl Toko Ekambi.

.

Temas:

Francia

Seguí leyendo

Más noticias de Referí

Te Puede Interesar