Nacional > Pide dinero por el "escarnio público"

Presidencia no llegó a acuerdo con colono Arrieta, que realiza demanda por US$ 50.000

Hubo una audiencia de conciliación que no fue fructífera y seguirá el proceso judicial civil

Tiempo de lectura: -'

04 de junio de 2018 a las 09:37

La abogada de la Presidencia de la República Ana Bogacz llegó esta mañana al Juzgado de Conciliación de 4° Turno con la determinación de evitar cualquier acuerdo con el colono Gabriel Arrieta y seguir adelante con la demanda civil contra el Estado por daños y perjuicios.

El daño que reclama Arrieta, patrocinado por el abogado Gustavo Salle, se produjo cuando el portal de la Secretaria Institucional publicó el 20 de febrero que el colono ocupaba ilegalmente un terreno desde 2008 y que se encontraba en juicio con el Instituto Nacional de Colonización.

De este modo, el Poder Ejecutivo desestimó el propósito de la audiencia de conciliación, una instancia judicial que el Código General del Proceso prevé para que las partes tengan la oportunidad de evitar el juicio.

Según consta en el acta de la audiencia a la que accedió El Observador, el demandante reclama en la Justicia que como modo de resarcir el "ofendió" y el "escarnio público" sufridos por el comunicado de la Presidencia, obtenga un pago de US$ 50.000.

Lea también: Presidencia cumplió con pedido de institución de Derechos Humanos y despublicó la información sobre deudas de colono

Por su parte, la abogada Bogacs expresó que el Poder Ejecutivo rechaza "los hechos invocados, los rubros y el monto del reclamo", tras lo cual el juez Raúl Márquez definió como "inútilmente tentada la conciliación".

El origen del conflicto entre las partes tiene una fecha anterior al comunicado de prensa. El 19 de febrero, el presidente Tabaré Vázquez fue increpado por Arrieta a la salida de una reunión con representantes de las gremiales agropecuarias y del movimiento de productores autoconovcados que tuvo lugar en el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca.

En esa oportunidad, el colono le dijo a Vázquez que era un mentiroso, y el presidente le exigió que se retractara, pero Arrieta no lo hizo. Al otro día fue que se publicó la información sobre el hombre, quien no demoró en presentar esta demanda, haciendo énfasis en el agravio moral recibido.

"Vázquez utilizó la página de la Presidencia de la República para, en forma vengativa, poner datos de carácter estrictamente personales de mi defendido", dijo Salle a El Observador.

La Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo (Inddhh) hizo una interpretación similar a la postura de Salle y el 2 de abril recomendó quitar el comunicado "de inmediato" de la página web institucional. Y Presidencia lo hizo. "Tal proceder podría ocasionar efectos inhibitorios al pleno ejercicio de los derechos a la libertad de expresión e información y el derecho a la protesta pacífica", había advertido el organismo, cuya postura será tomada por la defensa de Arrieta como un elemento esencial para sostener su posición.

Comentarios