Agro > POSICIÓN DE LA ARU

Proyecto de ley forestal "no encaja en un sistema de democracia liberal y libre mercado"

La Asociación Rural del Uruguay, en su centenaria revista, publicó un editorial en el que afirma que el proyecto que se analiza en el Parlamento constituye un grave antecedente para la producción agropecuaria y la libre empresa en el agro

Tiempo de lectura: -'

27 de enero de 2021 a las 10:24

Titulado "Ante el proyecto de ley que pone límites al desarrollo forestal en el país", la Asociación Rural del Uruguay (ARU) publicó en la última edición de su centenaria revista un editorial que establece un conjunto de consideraciones sobre el mencionado proyecto, que permanece a consideración del Parlamento, donde fue aprobado en la Cámara de Representantes.

La posición de la entidad que preside Gabriel Capurro se añade a otras que han existido en el mismo sentido, desde que se activó el debate legislativo, entre ellas la que expresó Carlos María Uriarte, ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca.

El editorial de la ARU

"En el artículo 1º de sus Estatutos fundacionales (octubre de 1871) está delineado el mandato institucional que rige el accionar de la Asociación Rural del Uruguay, hoy con 149 años trascurridos en fiel cumplimiento de los mismos: “la defensa y el fomento de los intereses de la producción agraria e industrias complementarias y derivadas, la promoción de los trabajadores rurales en todos los planos humanos, éticos, culturales y económicos, la unidad y armonía en el esfuerzo de los que se dedican a la explotación agropecuaria, la defensa del interés nacional a través del esfuerzo del medio y del trabajo agropecuario”.

Entre los medios detallados para alcanzar estos objetivos, en el mismo artículo 1º se destacan los siguientes:

d) Propiciar la implantación en el país de nuevas industrias rurales.

e) Estimular las iniciativas privadas y coadyuvar con los Poderes Públicos en todo aquello que contribuya a la prosperidad de la campaña y al mejoramiento de las condiciones de la vida rural.

f) Favorecer el esfuerzo individual y el espíritu de asociación.

En 1871 los rubros posibles eran muy limitados en comparación con las posibilidades productivas que se ofrecen hoy para el mejor desarrollo de la “producción agraria e industrias complementarias y derivadas”. Pero la base conceptual que define los principios de la institución mantiene total vigencia.

El desarrollo de la industria forestal tuvo sus pioneros sobre finales de los cincuenta, pero recién a partir de la promulgación de la ley 15.939 en diciembre de 1987 fue que la actividad encontró los estímulos desde el Estado como para alentar una inversión que de otra forma no parecía viable. Como resultado de la ley forestal, el rubro en los últimos 15 años multiplicó por 7 sus exportaciones, en el mismo período el país multiplico por 3 el total de exportaciones de todo origen. Los productos forestales pasaron de significar el 5% del total exportado al 12% al cabo del período mencionado. Sin entrar a considerar la simbiosis proactiva con otros rubros, en particular la ganadería y la apicultura.

Los datos demuestran lo acertado de una política de Estado promoviendo el desarrollo del agro negocio forestal. No obstante aún hay pendiente nuevas metas en el desarrollo del rubro. La industria de la madera sólida resulta una de las opciones más interesantes, procurando la exportación de productos con valor agregado, superando la producción de un “commodity” como lo es la pasta de celulosa. Nuevos emprendimientos productivos absolutamente dependientes de la iniciativa privada y la libre decisión de los productores optando por la mejor opción productiva para sus establecimientos rurales.

Reconocemos el valor estratégico que tuvieron los beneficios otorgados por el Estado a la forestación, los mismos ya cumplieron su objetivo con creces, no obstante las condiciones de inversión se deben mantener en el largo plazo como forma de mantener el interés del emprendedor privado. De aquí en más la correcta asignación de los recursos productivos no puede estar sesgada por subsidios ni regalías de ningún tipo. Bajo estas premisas, será siempre el productor rural el mejor decisor al momento de determinar que producir y en dónde, en tanto cumpla con todas las disposiciones que en materia ambiental y de conservación de los recursos naturales renovables hayan sido establecidas y aprobadas por la institucionalidad con responsabilidades en cada caso.

"Proyectos de este tipo no encajan en un sistema de democracia liberal y libre mercado, a los cuales como institución adherimos y defendemos".

El proyecto de ley con media sanción presentado bajo el título “Suelos de prioridad forestal – Regulación”, en el cual se pretende poner límites por la vía legislativa al desarrollo de un rubro productivo, en este caso la forestación, constituye un grave antecedente para la producción agropecuaria y para la libre empresa en el agro. Proyectos de este tipo no encajan en un sistema de democracia liberal y libre mercado, a los cuales como institución adherimos y defendemos".

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...