Federico Izeta, PF de Los Teros

Rugby > RUGBY

Qué es B.I.G, el concepto que trabajan Los Teros en el gimnasio para hacer historia en el Mundial de rugby

El preparador físico de Los Teros, Federico Izeta, explicó cómo construyen la estrategia desde el gimnasio para acercarse a las potencias en la copa del mundo
Tiempo de lectura: -'
28 de agosto de 2023 a las 21:26

De cara al Mundial de rugby 2023, uno de los desafíos clave de Los Teros ante los duros rivales a los que se enfrentará está en la respuesta física. Para eso, el cuerpo técnico ha trabajado desde hace mucho tiempo en el gimnasio del Charrúa, un laboratorio que poco tiene para envidiarle al de las potencias. Allí se trazaron la meta de acercarse lo máximo posible, en el físico de los jugadores, a los principales países del mundo.

Y de a poco, en escalas, lo han ido logrando. En eso, el paso transformador fue el profesionalismo, con el inicio de la franquicia Peñarol Rugby. Eso permitió elevar exponencialmente la calidad del trabajo y el tiempo dedicado. Y por ejemplo, llevar el peso de los jugadores al un nivel similar al de las potencias, algo no menor en un deporte de contacto como el rugby, y en el que en formaciones como el scrum y el maul el kilaje es todo.

En ese trabajo metódico, todo se mide. Y, dentro de lo que se mide, hay un indicador clave: el BIG. Significa Back In The Game (de vuelta en el juego) y explica el tiempo en el cual un jugador se pone de pie tras realizar o recibir un tackle. 

El índice considera como número bueno lograrlo en un mínimo de los 3 segundos, y la eficiencia en lograr esa marca a lo largo del partido, algo especialmente difícil cuando se empieza a sumar el cansancio y los golpes. Lograrlo será clave para Los Teros en Francia 2023, en un contexto de extrema exigencia que significa un Mundial.

De eso habla en esta entrevista Federico Izeta, Director de Acondicionamiento Físico de La Unión de Rugby del Uruguay (URU), junto un equipo de profesionales que también integra Guillermo Selves (preparador físico de forwards), Santiago Alfaro (preparador físico de backs), Dean Lester (irlandés, readaptador) y Lorenzo Consonni (italiano, monitoreo de carga). También destaca la evolución física de los jugadores, el kilaje que necesita el pack de forwards para poder competir, y qué diferencia hay en el rendimiento físico de los jugadores más veteranos, que empezaron siendo amateurs y en el medio de su carrera hicieron la transición al profesionalismo, con los más jóvenes, que ya arrancaron en un sistema profesional. Pero también, cuál es la diferencia que sigue distanciando a Los Teros con los equipos top del mundo.

¿Cómo ven la preparación física del equipo a una semana de viajar?

Bien, comparando con la preparación del Mundial 2019 venimos de cuatro años de trabajar con un equipo profesional, 30 jugadores profesionales en Uruguay, más los que se suman de afuera, más los chicos que estuvieron en el seven. Eso te permite estar ya un escalón más arriba. Y se nota en la cantidad y calidad de los entrenamientos, en la intensidad. No solo en el gimnasio, también en la cancha. Eso a nosotros como staff nos permite exigir más todavía. Creo que arrancamos en un nivel superior.

Federico Izeta, PF de Los Teros

¿En qué aspectos se nota más la diferencia?

La diferencia más grande está en el contacto. El punto de encuentro lo hemos mejorado mucho. Antes tradicionalmente se hablaba de lo difícil que era pelear contra otro el contacto. Creo que eso se ha emparejado mucho. La velocidad de juego ha mejorado pero todavía necesitamos seguir mejorándola. Más que la velocidad, el ritmo de juego. Una cosa es jugar contra rivales similares a Uruguay y otra ir a jugar al primer nivel, donde el ritmo es más alto. Ahí todavía tenemos que trepar un poco más. Pero a nivel contacto es donde te podría decir que mejor estamos.

¿Cuánto se puede mejorar de acá al debut? ¿Hay tiempo o es un tema también de rodaje y de roce?

Bueno, sí, es tiempo, pero yo creo que más que tiempo es a qué te expones vos. Lo que te hace mejorar el ritmo es jugar contra rivales que te imponen ese ritmo. Básicamente estamos hablando de equipos Tier 1. Obviamente es difícil para Uruguay, no hemos jugado muchas veces en los últimos cuatro años, el partido con Italia es lo más cercano que hemos tenido. O Georgia, que está para entrar en ese nivel. El ritmo realmente lo agarrás jugando contra esos rivales, no te queda otra. Vamos a tener un partido con Francia antes de Italia, que nos va a poner en ese ritmo de juego.

¿Un ejemplo de eso son los jugadores del seven? La exposición durante un año a ese ritmo los elevó.

Sí, totalmente. El ritmo del circuito mundial de seven, te lo dicen ellos, es otra cosa a lo que venían jugando en la región, y obviamente ese rodaje es lo que te va mejorando. Para resumirlo un poco, las condiciones físicas generales las tienen todos los jugadores. Todos están aptos para seguir avanzando, el tema ahora es exponerse a eso. Un jugador puede estar bien en el gimnasio, las pruebas le pueden dar bien, pero hasta que no juega en ese nivel el límite va a estar ahí. Necesitás jugar contra esos rivales para evolucionar, no hay otra forma.

Preparación física de Los Teros

Entonces el ritmo ideal lo van a tener en el último partido contra Nueva Zelanda.

Y… vas a haber sumado tres partidos de alto nivel, especialmente los dos primeros. Pero sí, inevitablemente el roce internacional te lo da en este tipo de torneos. Mundiales, circuitos de seven, algún test match que puedas conseguir contra equipos del tier 1.

¿Con el trabajo que se hace acá y un calendario habitual de partida de una tier 1, esas diferencias que hoy vemos se pueden achicar?

Sin duda. De hecho hay pruebas de eso, le han pasado a otros equipos, le pasa a los jugadores, cuanto más juegan contra potencias, más rápido mejoran. Yo creo que hoy Uruguay es lo que más está necesitando. Hoy por hoy tenemos jugadores que están acá full time, tenemos las condiciones para entrenar, tenemos apoyo que antes antes no teníamos. Está todo el sistema armado para exponer a todos esos jugadores a un nivel superior. Es el factor más importante de mejoras.

¿Cuánta diferencia hay con los gimnasios y el trabajo de las potencias?

En los últimos años he podido visitar diferentes equipos profesionales en Francia, en Inglaterra, en Australia. Y si vos mirás a nivel infraestructura, equipamiento y demás, más o menos todos manejan lo mismo. Mejor o peor, pero muy similar. ¿Dónde está la diferencia? Obviamente la base de jugadores, ni que hablar. Pero después también, ¿a qué los exponés? Vos jugás contra Georgia, contra Italia, que son equipos que están arriba tuyo, y yo creo que la diferencia está ahí, en la competencia. La forma de entrenar es muy parecida en todos lados, todos hacen gimnasio, todos hacen rugby, todos toman suplementos, todos hacen recuperación, todos miran videos. 

Preparación física de Los Teros

¿Cómo se puede solucionar la dificultad de imponerse en el contacto ofensivo que se vio el año pasado contra Georgia o contra Tonga? Porque en defensa se nota más parejo, pero muchas veces lo que más cuesta es imponerse en ataque.

Quizás defender es más sencillo. El ataque es, no sé si más difícil, pero más arriesgado, y a veces el jugador se tiene que soltar también y animarse. Yo creo que las herramientas las tienen, a veces pasa también por animarse a jugar. Capaz que con un rival inferior te sentís más libre, más cómodo para jugar y lo hacés. No sé si es por respeto excesivo, pero a veces uno hace un juego más simple ante esos rivales más duros. Creo que los chiquilines tienen las herramientas para poder desplegar un juego eficiente en ataque, entrar en 22 yardas y hacer daño. Pasa por animarse a hacerlo, y es lo que se viene trabajando en esta preparación, mucho foco en eso. En soltarse.

En este plantel tenés jugadores que empezaron 100% amateur, otros que empezaron semi profesionales y tenés los más jóvenes que empezaron en un entorno profesional. ¿Cómo es de diferente trabajar con cada uno de ellos?

A veces bromeamos sobre eso con los jugadores más viejos, que los conocemos desde que tienen 18 o 20 años y han hecho toda la transición desde el amateurismo al profesionalismo. Han sido los que más han sufrido todo esto porque ellos se criaron en un rugby y terminan su carrera en un rugby totalmente diferente. Son los que más les ha costado la adaptación, lo han hecho muy bien pero obviamente cuando vienen los chicos jóvenes, que prácticamente nacieron con esto, hay diferencias. En cómo se mueven, en los hábitos que tienen y la capacidad que tienen para tolerar el entrenamiento, la competencia. Hoy un chico joven se recupera más rápido que uno más grande. Es un tema lógico, están más acostumbrados a todo esto del sistema profesional, a cumplir horarios y exigencia en todo, en el entrenamiento, en el descanso, en la comida, cómo manejar el tiempo libre. Ya vienen más educados, o más conscientes de esas cosas. Pero es un proceso que se da naturalmente. Hoy una de las claves es tratar a los jugadores más grandes como lo que son, jugadores con mucha experiencia pero que también necesitan ser cuidados desde lo físico, porque no tienen la misma energía que un chico más joven.

Preparación física de Los Teros

¿Cuáles son indicadores más importantes a medir en estas semanas para evaluar el estado físico de los jugadores?

Nosotros tomamos un indicador que es lo que llamamos el B.I.G., que quiere decir Back In The Game, que es volver al juego después de una situación de contacto en la que el jugador va al Tiene tres segundos para levantarse, reposicionarse y estar disponible, ya sea para atacar o para defender. Nosotros en todos los entrenamientos y en los partidos le vamos midiendo el BIG. Lo empezamos a trabajar mucho en el 2019. Al principio el porcentaje de eficiencia era muy bajo, lo fuimos mejorando hasta llegar al partido con Fiji donde logramos un 95% de eficiencia, que es un número muy alto y muy bueno. Hoy por hoy arrancamos en un nivel más alto en los entrenamientos, pero si queremos lograr nuestros objetivos necesitamos que nuestro Back In The Game esté arriba de 90, 95% cada vez que tenemos que competir. Hay jugadores que se les hace fácil eso y hay otros que les cuesta un poco más, pero estamos todo el tiempo presionando ahí.

BIG de Los Teros a lo largo de la pretemporada. El punto más alto fue ante Chile, el más bajo la semana siguiente, en medio de una ola de calor atípica para julio

¿Y hoy dónde estaría?

Hoy el promedio está arriba de alrededor del 88, 90% en entrenamiento. La tendencia es que en un partido eso aumenta un poco más también porque la predisposición es más alta. A veces hay condiciones que te lo bajan, si hay mucho calor, o cansancio. Pero hoy por hoy la idea es tener siempre los 15 de pie y estar disponibles. Eso te va a permitir llegar antes, estar antes en las situaciones, que es lo que Meneses le pide todo el tiempo.

¿Cómo evalúan la velocidad con la que el jugador va a presionar?

Yo eso lo veo muy bien, creo que con Peñarol se hizo muy bien el presionar y ahogar al ataque, con Teros se le viene dando continuidad también a eso. Se ha trabajado también el acelerar rápidamente y subir en bloque y lo veo muy bien.

¿Con qué considerarías satisfecho en el Mundial en cuanto a conceptos clave a cumplir?

Primero vamos a la base: la confianza. Que el jugador se sienta preparado, que sienta que hizo todo lo que estaba a su alcance para estar preparado para ganar. Uno se puede preparar, entrenar, pero realmente tiene que sentir que hizo todo y que tiene las herramientas para ganar. En la medida en que uno se sienta así, el objetivo se puede lograr. Ese convencimiento tiene que estar. Después es atravesar el proceso de la forma más eficiente o más óptima. Nosotros venimos con un grupo de jugadores que van por su tercer mundial, para otros es el segundo, para otros va a ser el primero y en el staff también pasa lo mismo. Hay bastante experiencia de los dos lados, y eso nos va a facilitar un poco las cosas allá. Pero lo primero es estar convencidos y sentirse que uno hizo todo. Que dejó el 100. Creo que lo vienen haciendo. Hubo entrenamientos que la verdad que fueron admirables. Era terminar el entrenamiento y un aplauso para todo el mundo. El jugador uruguayo no se guarda nada y eso va a estar en el Mundial también. 

¿Que haya tanta competencia interna ayuda a eso?

En este proceso es la primera vez que veo que realmente hay puestos que están muy bien todos los que compiten, y es un problema para el entrenador llegar a esa lista final. Eso obviamente levanta la intensidad del entrenamiento, la calidad, la preparación en general. Es algo muy positivo.

¿Cómo se disimula la diferencia de peso con el pack de los All Blacks o el de Francia?

Hablando con el entrenador de scrum, el objetivo para esta preparación era que el pack esté cerca de los 900 kilos. Hoy el pack de Uruguay está por encima de los 900 kilos. Comparando nuestro pack con otros países no estamos lejos, no hay una diferencia significativa, que quizá años anteriores sí la había. Hoy por hoy en cuanto a peso y altura el pack de Uruguay es similar a los otros. Después obviamente entra fuerza, potencia, la capacidad que tengan esos jugadores, pero lo que es kilo, esa brecha se viene achicando mucho, a diferencia de años anteriores. Nosotros hicimos mucho foco en el 2019 en mejorar el peso de los jugadores, la composición corporal. Cuatro años después ya el foco ya no estaba ahí, ya el foco está en correr más rápido, tener más capacidad y más potencia.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...