Economía y Empresas > ADAM NEUMANN

Las compras del fundador de WeWork y la letra chica que preocupan a inversores y la Bolsa

La compañía de coworks prepara su salida a la Bolsa pero algunos movimientos de su CEO han prendido alertas rojas

Tiempo de lectura: -'

14 de agosto de 2019 a las 12:40

WeWork, la empresa que alquila espacios de trabajo compartidos valorada en unos US$ 47.000 millones, se estrenará en la Bolsa en setiembre de este año, y espera recaudar US$ 3.500 millones con la venta de sus acciones.

La compañía fue fundada en 2010 e inició su actividad en Nueva York. Actualmente está presente en 18 países. Su fundador, el israelí - estadounidense Adam Neumann, se hizo de US$ 700 millones gracias a las ventas de sus acciones y préstamos, siendo el accionista mayoritario de la empresa, que tiene como inversor a SoftBank, informó Business Insider.

Neumann, de 40 años y nacido en Israel, tiene una fortuna estimada de US$ 4,1 mil millones, y ha recorrido un largo camino desde el diminuto apartamento de la ciudad de Nueva York en el que vivió a principios de la década de 2000 junto a su esposa.

Antes de que su compañía salga a cotizar, Neumann ha dado a los posibles inversores razones para preocuparse. Presuntamente, ha comprado edificios solo para alquilárselos a WeWork. De acuerdo con el diario estadounidense Wall Street Journal, a varios inversionistas privados de la compañía les preocupa un potencial conflicto de interés, ya que el CEO de la empresa se beneficia de las rentas u otros términos establecidos en sus contratos con la compañía.

Antes de que Neumann obtuviera control sobre la compañía, intentó negociar un contrato de alquiler en un edificio de Chicago en 2013 en que planteaba comprar hasta 5% del edificio, relata el diario estadounidense. La junta de la compañía se lo negó bajo el argumento de que les preocupaba un posible conflicto de interés.

Pero al año siguiente Neumann obtuvo el control de la compañía, al contar con el 65% de los votos de la junta. Luego compró varias propiedades mediante grupos de inversión y WeWork le alquiló algunas de ellas.

Además, él CEO y la compañía habrían establecido presuntamente una nueva estructura corporativa que les permitiría a él y a otros expertos evitar impuestos sobre los dividendos que WeWork pudiese llegar, al tiempo que otros inversores sufren doble imposición, según el medio.

Esos movimientos son "alertas rojas" para los inversores, según David Erickson, investigador principal en finanzas de la Wharton School of Business de la Universidad de Pennsylvania.

Con pérdidas

La compañía informó que perdió casi US$ 2.000 millones en 2018, ya que invierte mucho para hacer crecer su negocio.

Con sus fuertes pérdidas, WeWork enfrenta vientos en contra. El modelo comercial se basa en acuerdos de ingresos a corto plazo y pasivos de préstamos a largo plazo y ha sido objeto de cierto escepticismo.

Sacudió el alquiler de oficinas al ofrecer a nuevas empresas contratos a corto plazo en lugar de los arrendamientos tradicionales a largo plazo. También genera mayores ingresos por pie cuadrado que los propietarios al poner a más personas en un espacio.

Con información de Reuters

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...