17 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
31 de enero 2013 - 16:19hs

El Consejo Veterinario Permanente (CVP) habrá de encarar un trabajo armonizado para establecer un sistema de vigilancia regional sobre la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB), luego que el año pasado se confirmara en Brasil un caso atípico de la enfermedad. El animal que murió en 2010 en ese país, no representó riesgo alguno para la salud pública o la sanidad animal.

El director de Defensa Pecuaria de Brasil, Guilherme Marques Figueiredo, dijo a los periodistas luego de participar de la reunión del CVP que tuvo lugar en Montevideo ayer miércoles, que “nuestros países tienen que estar preparados para manejar la situación ante la eventualidad de que pueda ocurrir un caso de esta enfermedad”, conocida popularmente como la enfermedad de la "vaca loca".

Más noticias

Dijo que es necesario que los servicios sanitarios de la región dispongan de un sistema fuerte, de vigilancia y de mitigación. El tema no será planteado en la asamblea anual de mayo de la OIE, pero si será tratado a nivel de los países que integran el CVP, organismo que decidió encarar el tema, pero sin fijar fecha aún para el comienzo de esos trabajos.

La proteína del caso atípico de vaca loca que registró Brasil fue identificada el año pasado, luego que el animal muriera en el 2010. Recordó que no hubo sospechas de la enfermedad porque no hubo signos de la misma, pero que el sistema de vigilancia impulsó exámenes más profundos, por encima de los mínimos exigidos por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE). Fue un 600% más de puntos más arriba de lo necesario y cuando se confirmó en los laboratorios la existencia de la proteína, se informó de inmediato, afirmó el experto.

Desde el punto de vista tecnológico y de riesgos no hubo cambios, Brasil sigue avalado internacionalmente como país con riesgo insignificante de la enfermedad, manifestó el representante de Brasil ante el CVP.

El funcionario dijo asimismo que desde el punto de vista de los mercados este caso tuvo una incidencia poco significativa, de menos de un 5% del volumen total de carnes que exporta Brasil.

Explicó que el país mantiene su estatus de riesgo insignificante, pero lo más importante es que la carne, leche y embriones, son considerados como materiales seguros, independientemente de la clasificación de riesgo para una determinada enfermedad, explicó Marques.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar