Agro > CONGRESO RURALISTA

Ruralistas esperanzados en tener “apoyo y respeto” del gobierno

Declaración final puso el foco en temas como inseguridad, ambiente, sanidad y competitividad, entre otros

Tiempo de lectura: -'

27 de junio de 2020 a las 10:10

La Federación Rural (FR), tras afirmar que el desarrollo rural debe formar parte de una política de Estado, en la declaración final del congreso que realizó este viernes destacó que “existe esperanza” en que el gobierno que encabeza Luis Lacalle Pou le brinde al sector agropecuario “el apoyo y el respeto que se merece”, algo que “por años no encontramos”, años en los que “se procuró más en abrir grietas entre el campo y la ciudad, sin entender que el Uruguay somos todos y avanzamos juntos”.

Esa declaración enumeró 15 aspectos que los ruralistas entienden demandan un abordaje inmediato (ver más adelante el documento completo). Y en el número uno se mencionó la inseguridad en el medio rural y el abigeato.

Se aprecia con expectativa que en la Ley de Urgente Consideración (LUC) se contemple crear la Dirección Nacional de Seguridad Rural. Y en ese marco se entiende clave volver a dotar a la campaña de personal policial “idóneo” y que se solucione la “benevolencia” de las condenas a los que cometen abigeato, de modo que se elimine la sensación de que se considere un delito menor.

También se citó la esperanza que genera la creación por la LUC del Instituto Nacional de Bienestar Animal, para evitar daños económicos y personales que genera la tenencia de los perros en forma irresponsable, pero se advirtió el valor de “preocuparnos y ocuparnos” de dotarlo de los recursos humanos y económicos necesarios.

Un congreso inédito

El 103° congreso iba a realizarse en Rocha, pero se desarrolló de modo virtual considerando las recomendaciones oficiales para evitar la propagación de covid-19. Mediante el uso de la plataforma Zoom, una docena de personas participaron desde la sede de la FR, en Montevideo, con mucha gente realizando aportes y siguiendo la actividad a distancia.

Con relación a los congresos de los últimos lustros, otra novedad fue que en representación del oficialismo participó –en su caso de modo presencial– Carlos María Uriarte, actual ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, productor agropecuario y expresidente de la FR, incluso renunció a la vicepresidencia de esta gremial cuando hace algunos meses aceptó ser parte del nuevo gobierno.

A propósito del presidente de la República, fue invitado a participar. No pudo por temas de agenda, pero envió una carta que fue leída durante el congreso. En la misma resaltó la importancia de las gremiales: “Con el trabajo de tantos años han fortalecido tareas comunes defendiendo los interesas agrarios, fomentando la producción y la promoción del bienestar de la familia rural, de forma tal de aportar de manera constante al interés nacional”, expuso el presidente.

Lacalle Pou - Federación Ru... by Juan Samuelle on Scribd

“Acortar la grieta”

Además del tema expuesto, tras un intercambio en el que participaron desde la mañana representantes de gremiales federadas de distintas zonas del país, los ruralistas mencionaron otras prioridades y entre ellas fortalecer a esas instituciones, con el objetivo de “acortar la grieta creada entre el campo y la ciudad”.

El adecuado cuidado del medio ambiente, cuando “muchas veces se nos quiere hacer únicos responsables del mal uso del recurso”, es otro tema clave. Se mencionó, respecto al agua, que el Estado tiene “mucha responsabilidad”, por el continuo vertido de efluentes sin tratamiento adecuado, aludiendo a la gestión de OSE y al manejo de las represas.

La FR pidió, también, que las autoridades del MGAP mejoren las políticas sanitarias. Se solicitó controlar garrapata, piojo y sarna, que se apunte a erradicar dos enfermedades: brucelosis y tuberculosis, y que haya un proyecto nacional de control de la mosca de la bichera. También se reclamó habilitar un cuarentenario en Artigas para facilitar la exportación en pie hacia Brasil. Otro planteo fue controlar las malezas en los caminos, poniendo énfasis en el combate al capim annoni.

Mejorar la competitividad, y así solucionar el problema del endeudamiento, la inversión y la productividad, con la consecuente creación de fuentes laborales, fue otro de los planteos, para lo cual se entiende clave “un alivio fiscal, no incrementando impuestos ciegos, como el patrimonio, o eliminando el 1% a la venta de semovientes”, instando a la vez a ajustar los costos del Estado y seguir negociando los aranceles que se pagan por las exportaciones.

Como era esperado, dado que se trata de un viejo reclamo del sector, se indicó como fundamental bajar los precios de los combustibles. En ese sentido, la desmonopolización de Ancap “hubiera sido la mejor solución, forzándolo a competir y mejorando su eficiencia”, se opinó.

Para el sector agrícola, es “imperiosa” la necesidad de contar con seguros agrícolas de rendimiento, pero no debe restringirse a un acuerdo entre privados: “Requiere una activa participación del ejecutivo”. Y se marcó al MGAP el valor de volver a controlar plagas como cotorra y paloma.

La preocupación por el financiamiento y funcionamiento del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria, el Instituto Plan Agropecuario y el Secretariado Uruguayo de la Lana; apoyar la libre determinación de los productores y sus colaboradores para el uso del sistema de inclusión financiera; ser más eficientes en el uso del Sistema Nacional de Identificación Ganadera; y que el Estado solucione definitivamente el grave problema de las inundaciones en Rocha fueron otras realidades consideradas.

Las frases

“La relación ayuda, pero hoy estamos en distintos lados del mostrador. Ellos deben mirar por todo el país y nosotros tratar de llevar adelante los reclamos que nuestras agremiaciones nos hacen llegar” Julio Armand Ugón, Presidente de la Federación Rural
“Hay que mirar a los productores como patrones y no al revés. Inculcar que estamos todos, me incluyo, al servicio de los productores. Hemos escuchado como que volvió la luz” Carlos María Uriarte, Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca

 

La desigualdad que genera el avance forestal

En su declaración la Federación Rural alude al creciente avance de la forestación. Se indica que la nueva planta que UPM construye –“con beneficios otorgados por el Estado que la producción tradicional no tiene”–, generó una competencia desigual por arrendamientos de campos, forestándose áreas históricamente agrícolas con riesgo de incendios, existiendo pueblos sin el adecuado servicio de bomberos.

Declaración Final - Congres... by Juan Samuelle on Scribd

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...