Cargando...
El festejo de Álvarez frente a Canobbio

Fútbol > EL ANÁLISIS

Todo le sale bien a Peñarol, que ahora espera tranquilo la revancha contra el Cristal

El aurinegro venció 1-0 a Progreso, espera la definición del Apertura y prepara la revancha por la Sudamericana

Tiempo de lectura: -'

14 de agosto de 2021 a las 22:07

El fútbol tiene esos momentos en los que todo sale mal y dan ganas de meterse debajo de la tierra y no salir por un buen tiempo. Pero también tiene rachas positivas, donde todo sale bien y los elogios y las sonrisas están a flor de piel. En ese período de eficacia se encuentra actualmente Peñarol y volvió a demostrarlo este sábado frente a Progreso. A pesar de las variantes en el equipo, del debut absoluto del golero, de que la mente está puesta en el partido del próximo miércoles frente a Sporting Cristal, el aurinegro ganó 1-0 en el Campeón del Siglo por la penúltima fecha del Apertura, quedó segundo en la tabla de posiciones dejando atrás a Nacional y metiéndole una presión bárbara al tricolor para su partido de este domingo contra Liverpool.

Frente a Progreso el técnico Mauricio Larriera cambió más del 60% del equipo titular y sin embargo logró la victoria. Siete cambios hizo respecto a la oncena que jugó el miércoles pasado en Lima. No jugó un partido brillante, pero consiguió los tres puntos. En el primer tiempo, salvo alguna aparición por derecha de Giovanni González que actuó de volante, algún remate desde afuera del área y un cabezazo desviado de Ariel Nahuelpán, Peñarol no inquietó tanto a la defensa rival.

El puntazo de Álvarez para poner el 1-0

Le costó generar fútbol, Olivera no anduvo bien y el argentino Nahuelpán (desvió ser expulsado por un codazo a Ferreira) se debatió entre los zagueros, pero nada más. Tampoco sufrió en defensa el aurinegro, donde nuevamente alineó el juvenil Da Silveira junto a Paco Rodríguez, porque Progreso fue tibio a la hora de atacar. Una sola vez quedó un jugador de Progreso de frente al arco de Peñarol y de manera notable el golero Volpi tapó la entrada de Lucas Morales.

El brasileño Volpi, contratado por los aurinegros en junio, hizo su estreno absoluto y dejó un buen sabor de boca. Larriera aprovechó para darle descanso a Kevin Dawson y que se recupere para el miércoles de una molestia en aductores, para mandar a la cancha al golero de 29 años y extensa trayectoria en equipos de segundo orden de su país, de Colombia y Japón.

El beso a la camiseta

Eso también le salió bárbaro al entrenador. Volpi, sin tener que revolcarse seguido porque no lo exigieron mucho, demostró seguridad y aplomo bajo los tres caños. Descolgó pelotas aéreas con solvencia, le ganó el mano a mano a Morales cuando transcurrían 24 minutos, en el segundo tiempo contuvo un disparo de Luciano Rodríguez cuando la niebla dejaba ver poco y también mostró rapidez y precisión para salir con el pie. Una buena presentación, sin dudas.

Para el segundo tiempo Larriera comenzó a mechar a sus titulares. Primero fueron Agustín Canobbio y Pablo Ceppelini, y luego fue Agustín Álvarez Martínez, el goleador. Mejoró notoriamente el rendimiento de mitad de cancha hacia arriba. Se notó el cambio de ritmo, el manejo del balón y la efectividad en el área.

En el segundo tiempo se veía poco en el Campeón del Siglo

Cuando faltaban 10 minutos para el final y después de dos o tres apariciones sin éxito, Álvarez Martínez recogió un control largo de Canobbio y venció a Rodrigo Formento. Cuando un goleador anda en racha, es letal, aprovecha cualquier pelota que aparece en el área. Y Peñarol tiene en el Canario Martínez una solución siempre a mano para abrir defensas complicadas.

Peñarol pudo en este partido ganar, que no es poco. Quedó a tres puntos de Plaza Colonia con un partido más y se mantiene expectante incluso en el Apertura, cuando parecía que ya lo había dilapidado. Es difícil, porque Plaza Colonia tiene que perder los dos encuentros que le quedan para después empezar a hacer cuentas. Pero está ahí.

Larriera pudo darles descanso a sus jugadores más importantes después de jugar en Perú y viajar de regreso. El que no jugó por una lesión es Facundo Torres, que sufrió un esguince en la ida por la Sudamericana y está en duda. Pero a la vez, tres de los titulares ingresaron en el segundo tiempo frente a Progreso y fueron claves para conseguir la victoria.

Ariel Nahuelpán marcado por Martín Marta

El equipo entró en una zona positiva, que ya suma cuatro victorias seguidas: frente a River Plate, Cerro Largo, Sporting Cristal y Progreso. Eliminó a Nacional de la Sudamericana, pese a que perdió el segundo clásico. Está con un pie en semifinales del torneo continental. El miércoles a las 19:15 juega la revancha del partido que ganó 3-1 de visitante y lo hará con 5.000 hinchas en las tribunas; será el primer partido de fútbol en Uruguay que tendrá público desde que comenzó la pandemia.

Todo suma y Peñarol lo sabe. Después de atravesar por un espacio de turbulencias, el aurinegro entró a desandar un camino de rosas.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...