Espectáculos y Cultura > A marcha camión

Todos detrás de Momo va camino a ser una de las mejores series de la TV nacional

La nueva producción uruguaya, ganadora del fondo Series.uy, estrena capítulo nuevo todos los viernes a las 22 horas por TV Ciudad, TNU y Vera+

Tiempo de lectura: -'

26 de octubre de 2018 a las 15:00

Es difícil imaginar un mejor contexto vernáculo para ambientar un policial que el de la murga. Con la excepción del mundo del fútbol –aunque en cierta medida se vincula–, el universo del Carnaval, con sus códigos, sus tradiciones, su competencia que despierta tantas acusaciones anuales de tongo y acomodo, su relevancia para la cultura nacional, es perfecto caldo de cultivo como para desarrollar una historia de investigación criminal que resuene tanto dentro de la tradición de la novela negra moderna como dentro del costumbrismo más arraigado. Así lo entendió Gonzalo Camarotta en la novela apertura de su saga con el investigador policial Francisco Perrone –En Carnaval todo se sabe– y así lo entendieron, también, Pablo Stoll, Adrián Biniez y Carlos Tanco en Todos detrás de Momo, serie ganadora de la primera edición de SeriesUy y del fondo de financiamiento que funciona como estímulo a la producción de ficción nacional independiente, que se otorgó por primera vez en marzo de 2017, justamente, a los integrantes de esta producción.

Los policías Néstor Maidana (Néstor Guzzini) y Gabriela Silenzi (Gabriela Freire) son los protagonistas de Todos detrás de Momo (que sí, toma su nombre del legendario disco de Los Olimareños). Los conocemos mientras investigan un caso de tráfico de drogas –que involucra a deliverys a modo de dealers por toda la ciudad– que se les complica y es entonces cuando se dispara la trama que, se supone, es la principal de la serie: el asesinato de Hacha Noccetto (gran cameo de César Troncoso), uno de los integrantes de la murga La Emboscada. La historia –que puede tener variadas ramificaciones– lleva a una operación encubierta que incluye a Néstor volviéndose un murguista para poder descubrir la verdad detrás del asesinato.

En estos tiempos de "primavera de la TV" hay una suerte de regla no escrita: si el piloto no entusiasma, se deja. Es comprensible, hay mucho para ver y el ojo se vuelve exigente. Esto puede llevar a que el espectador, curioso frente a una producción uruguaya, la abandone pronto y haría mal. Es verdad, el primer episodio parece un demasiado largo prólogo de lo que supuestamente importa –hay apenas 7 minutos de 47 relacionados con la trama murguera, 2 al principio y 5 al final- y todavía hay ciertos roces bruscos entre el naturalismo de la investigación policial con un humor absurdo (pero siempre costumbrista) que saca un poco de onda. Sin embargo, de nuevo, conviene seguir, porque ya en el episodio siguiente todo se encamina y se descubre que aquello que parecía una simple presentación de los personajes principales y su hábitat tiene mucho que ver con la trama que convincentemente se va desarrollando.

Así –al menos hasta el capítulo cuarto, último estrenado al momento de escribir esta "recomendación de serie en proceso"– son dos las tramas que sigue Todos detrás de Momo: la de Néstor infiltrado en la murga y la de Gabriela que sigue –a contramano de las órdenes de sus superiores– la investigación de la trama del narcotráfico y las misteriosas "viudas" que aparentan ser las cabecillas de la red. Pero, como esto es Montevideo y como en aquel reclame de Nix "todos nos conocemos", bien pueden ambas tramas tener mucho más que ver entre sí de lo que aparentaba en un principio.

Una de las principales bazas de la serie son sus actuaciones. No cabe duda de que Guzzini se cuenta entre los mejores actores uruguayos del momento y su Néstor Maidana es una muestra más de esto mismo. Es un personaje complejo, uno que trata de ser buen policía, buen marido (secundado aquí por Carla Moscatelli como su esposa Susana) y solucionar el caso, pero que además no puede evitar sentirse como un niño que cumple su sueño cuando por fin logra participar en una murga. El balance del Maidana investigador con el Maidana murguista es uno de los grandes hallazgos de la serie, del personaje y del actor. No se queda atrás Freire con su Gabriela Silenzi. La actriz –que ya había destacado y mucho en el cortometraje La Peste de Guillermo Carbonell (se encuentran en Youtube)– logra hacer de la recia Silenzi un personaje muy querible, uno que detrás de tanta decisión en su accionar no esconde del todo cierta fragilidad y, sobre todo, soledad. La química entre ambos –largas escenas de vigilancia que dan fruto a buenísimos diálogos– es solvente y, además, muy creíble. Entre el elenco secundario estable, destacan dos personajes/actores: Ramiro Perdomo,como El Seba –amigo de Néstor que lo introduce en la murga– y Sebastián Pérez Pérez como el odioso sociólogo que aparece cada tanto para hacerle la vida imposible a nuestro protagonista. Ellos, junto a Moscatelli, son el sostén de los protagónicos y reciben además sendo apoyo de un nutrido elenco que va rotando capítulo a capítulo –un verdadero "quién es quién" de la actuación nacional: Christian Font, Chiara Hourcade, Leonardo Lorenzo, Nacho Mendy–. 

Con una trama policial bien construida –la investigación a dos puntas es perfectamente verosímil, condición sine qua non para hacer un policial– y un desarrollo y descripción notables del mundo del Carnaval y sus alrededores sumado a mucho humor y comedia como ingredientes, Todos detrás de Momo va en camino a ser una de las mejores producciones nacionales televisivas realizadas. Una que se construye a fuego lento, pero que gana complejidad en sus tramas, personajes y universo, capítulo a capítulo. Una que genera la adecuada necesidad de saber cómo va a terminar todo allá, cuando lleguemos al décimo y final capítulo (que imagino con actuación de La Emboscada en el Teatro de Verano, no se me ocurre nada más adecuado que eso).

Puntos altísimos:
  • La impresionante canción de créditos de apertura, compuesta e interpretada por Jorge "Choncho" Lazaroff y Raúl Castro, es una versión de la inolvidable Baile de Máscaras.
  •  La construcción de un "universo" reconocible –es Montevideo– pero propio. Uno donde los clubes, las esquinas, los barrios, se resignifican como parte de una trama propia y no un mero recorrido turístico de la ciudad.
  • La Emboscada. Cuando canta, es una murga. De verdad, nada de armado para la televisión.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...