Tenis > TENIS

Toto Llanes: cómo ganar a los 15 años

El sanducero vivió una experiencia inédita con su estreno de Copa Davis; ¿cómo llegó al tenis? ¿Cuáles son sus perspectivas? ¿Cómo sigue su carrera?

Tiempo de lectura: -'

15 de abril de 2018 a las 05:00

POR FELIPE FERNÁNDEZ

Especial para Referí

El game decisivo estaba siendo extenso, en línea con el partido que se definía en el quinto set. Ya era noche en Queens, Nueva York, y Martín Del Potro con solo 20 años batallaba contra Roger Federer. Saca Federer, revés cruzado de Del Potro, la pelota vuelve, derecha cruzada contra la línea, la pelota vuelve, derecha paralela, la pelota vuelve, pero no tuvo necesidad de volver a pegarle, picó afuera. Corría el año 2009 y el argentino ganaba su primer Grand Slam, el único hasta ahora.

Francisco era un niño de 7 años y desde Paysandú veía pasar la pelota de un lado al otro sobre el azul del Billie Jean King National Tennis Center en Flushing Meadows. A Francisco Llanes le dicen Toto, en esos años iba al Club Remeros de Paysandú, al principio a hacer natación, para curarse el asma. Pero una tarde acompañó a un amigo a una clase de tenis, y a la semana ya pasaba más tiempo en el polvo de ladrillo que en la piscina. El asma se la curó igual y de paso encontró el deporte en el cuál quería desarrollarse.

De aquello hace ocho años, en los que Toto pasó de ver tenis a ser el protagonista, tanto que a una semana de cumplir 16 años debutó en una serie de Copa Davis. En el tenis el deportista va tomando forma cuando la persona todavía es un niño, y las maneras de competir se replican desde temprana edad. Por ejemplo, a Toto lo que más le gustaba de niño eran esos viajes para disputar torneos regionales en Mercedes y Salto. Con 7 años esas distancias deben parecer lejísimas, pero para Llanes el ómnibus de ida y vuelta con el resto de jugadores del Remeros era una fiesta. En ese club su entrenador era Paulo Melgarejo, pero había solamente dos canchas y muchos niños. A los 9 años y con el esfuerzo de la familia, Toto se cambia al Paysandú Golf Club que tenía más canchas, allí lo siguió entrenando Andrés Artía.

Cuenta Enrique "Bebe" Pérez Cassarino, capitán del equipo de Copa Davis, que "la carrera de un tenista empieza jugando torneos nacionales, luego con torneos regionales e internacionales. En función de los resultados se irá viendo qué torneos jugar". Así fue que Llanes primero fue de los mejores de Uruguay, por lo que comenzó a disputar torneos en Argentina, los resultados se siguieron dando y llegó el momento de disputar torneos a nivel sudamericano. Las distancias se agrandaban, primero Mercedes, luego Concepción del Uruguay, Buenos Aires y hasta Guayaquil. Ese viaje a Ecuador para disputar un torneo bajo la órbita de la Confederación Sudamericana de Tenis fue especialmente duro. Los padres de Toto, Maximiliano y Gina acompañaban cada vez que podían, pero no es fácil seguir el ritmo de los torneos y la economía familiar tampoco lo permite. Aquella vez en Guayaquil, Toto pasó largas horas al teléfono con sus padres. Cuenta Maximiliano que esos viajes le sirven porque le dan experiencia, "calle", porque "a veces tocan lugares difíciles y te van endureciendo". "Muchas veces la estructura de los torneos deja que desear y tenés que estar muy convencido para hacer esa vida", complementa Bebe Pérez.

El primero en agarrar una raqueta en la familia fue Toto, Maximiliano y Gina comenzaron a jugar al tenis por su hijo, ahora no solo lo juegan sino que miran cuanto partido haya en la vuelta, especialmente los de Pablo Cuevas, sin importar diferencia horaria. "Los chiquilines maduran muy rápido" dice el papá, con una mezcla de nostalgia y orgullo. El niño comienza a desenvolverse solo, a tomar muchas decisiones, "como padre ves que te crecen muy rápido, pero por otro lado ves que toman decisiones acertadas", reflexiona Maximiliano.

Una de esas decisiones acertadas es la de no abandonar los estudios. "Hoy, a diferencia de algunos años con la tecnología pueden seguir con los estudios y terminarlos", comenta Bebe Pérez mientras le pregunta a Franco Roncadelli, otro joven tenista uruguayo, si su próximo examen no coincidía con un torneo a jugarse.

La vida del tenista no respeta rutinas. Un asunto no menor es el presupuesto diario de cada jugador, en el caso de Toto cuenta con el apoyo de BAF Capital, una empresa argentina que destina fondos para promesas del deporte. De hecho, la presencia de BAF explica que Bebe Pérez sea el entrenador actual de Llanes, por la empresa, y a través Daniel Orsanic, capitán de Davis de Argentina que le comentó a Bebe esta posibilidad.

Llanes el tenista

"La mayor arma del Toto es la madurez, saber lo que quiere. Tiene una potencia para su edad que ayuda mucho, tiene muchas cosas para mejorar y desarrollar como su juego de ataque, su volea, su saque, la derecha. Pero dentro de un convencimiento que es muy importante", describe Bebe a Llanes. El propio jugador se define como "ofensivo": "Mi juego es tocarla lo más que pueda de derecha y ahora buscar atacar con el saque. Antes sacaba con top que no es tan ofensivo, ahora trato de tirarlo más".

Resulta inevitable hablar del futuro de un jugador con muchas condiciones, pero la experiencia de Bebe Pérez dice que no es nada fácil los pasos que vienen. "Nosotros nos mal acostumbramos a que tener un tipo entre los 50 mejores es algo normal, y es algo muy difícil", dice Pérez, y agrega: "En Uruguay surgen jugadores a base de esfuerzos propios. Tuvimos a Joselo (Damiani), Diego (Pérez), Marcelo (Filippini). Si nos comparamos con países similares como Paraguay o Ecuador no se dio tan seguido en esos casos. Víctor Pechi y mucho tiempo después Ramón Delgado".

Uruguay tiene un gran problema, y es que los campeonatos quedan lejos. Mientras que un chico en Europa tiene a cuatro horas de distancia un montón de torneos.

"Uno lo que ve es un fin de semana de Copa Davis, en casa, pero después son 30 semanas afuera de casa", dice Bebe Pérez mientras salta a la cancha para entrenar con Toto, 48 horas después de su primer victoria en la Davis, el pasado domingo ante el venezolano Brandon Pérez. La única evidencia de la serie son los andamios que restan desarmar de la tribuna. En la vida del tenis todo sucede muy rápido, no hay tiempo para lamentar derrotas ni para disfrutar victorias, mientras los adolescentes se van haciendo adultos.

LOS RANKINGS DE TENIS, DE COSAS A ATP

La Confederación Sudamericana de Tenis (COSAT) construye un ranking para los jugadores sub 14 y sub 16. Organiza 10 torneos por temporada en dos bloques de cinco. La primera gira es entre setiembre y octubre y la segunda entre enero y febrero. A esas giras se clasifican por ranking nacional, y primero y segundo de cada país disputan esos torneos. A esos dos primeros tenistas la COSAT le paga el alojamiento y la alimentación durante el torneo, los pasajes siempre son responsabilidad de los jugadores.

Toto Llanes compite en sub 16, a la gira europea clasifican dos tenistas de primer año de la categoría y dos de segundo año. Toto clasificó dentro de los de segundo año. Para saber qué tenistas clasifican a Europa, toman en cuenta las mejores seis participaciones de los torneos sudamericanos. Si un tenista disputa los 10, solo contarán aquellos seis donde tuvo mejor resultado. Para el ranking de singles también cuentan los puntos de dobles, un 25% de los puntos obtenidos se suman al singles.

A los cuatro tenistas mejores rankeados le pagan todos los gastos de la gira europea y viajan junto a entrenadores.

En la categoría sub 18 los torneos pasan a estar bajo la órbita de la Federación Internacional de Tenis, y el ranking pasa a llamarse justamente ITF. Los campeonatos son a nivel mundial, el ranking se establece de nuevo con los seis mejores torneos disputados y los puntos obtenidos se defienden al año siguiente, igual al modelo ATP. Para entrar a los torneos más grandes como Roland Garros junior es necesario tener determinada cantidad de puntos. Estando entre los 50 mejores rankeados se asegura participar en los Grand Slam.

Para seguir replicando la estructura de ATP, existen los torneos grado A (Grand Slam) y luego categorías de 1 a 5. Un jugador que recién comienza disputa al principio torneos grado 5 para luego ir subiendo el nivel. En profesionales nos encontramos con Master 1.000, 500 o 250 dependiendo de la cantidad de puntos que otorguen.

LAS FRASES

"Me fui de vacaciones a Brasil con mis padres y un amigo. Tenía la fecha contra Venezuela marcada porque sabía que por lo menos iba a hacer de sparring. Me escribe Bebe como una charla más de todos los días y de la nada me avisa que voy a ser el cuarto jugador del equipo"

"Viajé a un sudamericano sub 14 teniendo 11. Se me hizo muy pesado, llamaba a mis viejos y me largaba a llorar, sabiendo que podían hacer poco porque estaban lejísimos"

Toto Llanes

Tenista

"Hacía mucho no teníamos un jugador con los resultados que viene logrando. Tiene muy buenos impactos con la pelota, creo que tiene claro lo que quiere y eso es muy importante, lógicamente por su corta edad tiene mucho para trabajar"

Pablo Cuevas

Tenista número 1 de Uruguay

CALENDARIO DE LLANES

Setiembre de 2017

Primera etapa de la gira de la Confederación Sudamericana de Tenis (COSAT). Llanes juega en la categoría sub 16 el campeonato en Uruguay y lo gana. Luego participa en Argentina.

Enero-Febrero 2018

Segunda etapa de la gira COSAT. Torneos de Cali, Guayaquil, Asunción y Porto Alegre.

Junio-Julio 2018

Gira europea jugará dos torneos sub 16 (Foligno y Avvenire, ambos en Italia) y dos torneos sub 18 (Odense y Aarhus) Dinamarca.

Julio 2018

Entrenará en Barcelona y el 21 disputará en Uruguay el Sudamericano sub 16, los tres primeros países del torneo clasificarán al mundial de la categoría.



OTROS DEBUTS EN COPA DAVIS

Francisco Llanes

En 2018, con 15 años –a punto de cumplir los 16– gana ante Brandon Pérez de Venezuela.

Pablo Cuevas

En 2004, con 18 años, gana sus dos partidos ante Haití.

Marcel Felder

En 2000, el más jóven de todos en debutar con 15 años. Gana su partido ante Augusto Sanabria de El Salvador.

Marcelo Filippini

En 1985, con 18 años, pierde ante Álvaro Jordan y Luis Arturo González de Colombia.

Diego Pérez

En 1980, con 18 años, gana ante Pablo Arraya de Perú.

José Luis Damiani

En 1973, con 17 años, pierde el partido de dobles ante Sudáfrica.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...