Espectáculos y Cultura > Marosa

Un álbum para conocer a una de las figuras de la cultura uruguaya más misteriosas y enigmáticas

Alicia Torres y Ana Inés Larre Borges exploran la vida y la obra de Marosa Di Giorgio, una de las poetas más potentes que dio la literatura nacional 

Tiempo de lectura: -'

04 de noviembre de 2019 a las 05:05

Era con un café o una copa de vino, y en algún rincón del Mincho o el Sorocabana ella sacaba un libro y esperaba.  Venían de a poco, como siendo llamados por esa figura silenciosa de largos pelos, largas túnicas y larga sombra. Marosa Di Giorgio Médici esperaba en una silla allí, y su espera siempre terminaba siendo compartida por muchos más. A su alrededor los acólitos, fotógrafos, intelectuales, escritores, y lectores se congregaban para conversar o al menos compartir espacio con esa incógnita seductora, de voz cavernosa y una potencia erótica inflamable que, sin embargo, se reservaba casi en exclusiva para sus páginas. Marosa era un imán que permanecía casi siempre detrás de una mesa y un silencio teatral, una fuerza de la naturaleza que volcaba su pasión en su prosa cargada de poesía y que, aunque respetada por un círculo amplio de entusiastas de su poesía, muchas veces era mirada con recelo o extrañeza. 

En algunas de esas tertulias de bar estuvo Alicia Torres. Investigadora, crítica literaria y periodista cultural, Torres recuerda que su personalidad era casi tan fuerte como su literatura, algo que coincide con el resto de los testimonios que la frecuentaron. “Era muy tímida, muy dulce, pero era muy firme. Si ella decía que esto era así, era así y punto”, recuerda ahora la mujer en un sillón de la Biblioteca Nacional.

Que Torres esté recordando ahora a la poeta nacida en Salto no es casualidad. Junto a la también investigadora y crítica Ana Inés Larre Borges son las autoras de un reciente tomo titulado Marosa, en el que abordan a la figura de Di Giorgio desde múltiples dimensiones. Es un álbum con un diseño cuidado –a cargo del artista Pablo Uribe– que se puede encontrar en librerías de Montevideo (Editorial Cal y canto, $980) desde hace algunas semanas y que propone un viaje entre el enigmático personaje que lo inspira. Articula ficción con entrevistas, textos que la homenajean con algunas publicaciones inéditas, su vida en contraposición de su extraña figura. 

“Este libro se fue metamorfoseando, igual que hacía Marosa en su poesía. Empezamos queriendo hacer un libro de entrevistas y terminamos pensando que tenía que ser un álbum, un lugar plural donde entraran distintos lenguajes, propuestas, estrategias para abordar el homenaje. Porque lo que teníamos que hacer era homenajearla de manera bella”, cuenta Torres. 

Marosa, el libro, tiene varias aristas. Abre, por ejemplo, con una suerte de biografía hecha a partir de los propios escritos de Di Giorgio, que Torres y Larre Borges fueron encadenando para reconstruir una vida que comenzó en Salto en 1932, que finalizó en 2004 y que tiene muchos huecos y misterios. Y también grandes frases que sacan sonrisas, como en una entrevista en la que confiesa que ella y su hermana siempre quisieron ser actrices de Hollywood y que, como no pudieron, fueron empleadas públicas.

“No es sencillo escribir una biografía de Marosa, porque tampoco hay tanto. Ella era muy misteriosa y poco se sabe de su vida. Acá su hermana (Nidia di Giorgio, en una entrevista que le hacen las autoras) cuenta un poco más de su familia, por ejemplo. Por eso, pensamos que nadie mejor que ella para contar su vida, al menos desde el punto de la ficción. Lo que hicimos fue leer toda su obra y seleccionar fragmentos por temas, cosas que hablaran de su infancia, de su madre, del padre, de la quinta. Ella se cuenta a través de nuestra intervención”. 

Además de esa especie de biografía reconstruida en la ficción, Marosa tiene un interesante archivo fotográfico cedido parcialmente por la custodio de su legado, su hermana Nidia, y la participación de varios autores que, o la conocieron, o la idolatran.  Entre ellos se pueden encontrar textos de Milton Fornaro, Teresa Porzecanski, Luis Bravo, Mario Delgado Aparaín, Inés Bortagaray, Amanda Berenguer y Rafael Courtoisie. 

La rara

En 1966 el crítico Ángel Rama inventó el término de “los raros de la literatura uruguaya” e incluyó a varios escritores destacados que no coincidían con los rasgos más característicos de las letras del país, pero que movían las estanterías de la cultura local.  Entre ellos estaba Felisberto Hernández, el conde de Lautréamont y también Marosa. 

“Algunos de los escritores que invitamos a participar hablan de que ella era una figura autocreada. Creo que así fue, pero que había algo de antes. Ella dice en su obra que desde chica se sentía diferente, en otra dimensión. Eso es lo que se ve en su escritura. ¿Por qué es importante ella en la literatura castellana? Porque es un fenómeno único. Es lo mismo que lo que decía Italo Calvino de Felisberto: no se parece a nadie, no se sabe a dónde llega ni de dónde sale, pero no se parece a nada. Con Marosa es igual. No se parece a nadie, es como que se hubiese inventado a sí misma, en figura y escritura”, dice Torres. 

“Era una transgresora mansa pero radical tanto en su vida como en su obra.  En su poesía y luego en sus relatos Marosa transgrede todos los géneros, los literarios y los de sexo. A los veinte años, titula Poemas su primer libro de pequeñas narraciones en prosa y  cumplidos los cincuenta, ya en su última etapa, crea una erótica que va más allá de los géneros, un panerotismo audaz y exquisito ajeno a las mecánicas combinatorias adocenadas que dominan en la literatura profesionalmente erótica y fueron promovidas en esos mismos años en el Uruguay”, acota, por su parte Larre Borges, que en el prólogo del libro llama a la poeta la “primera dandi uruguaya”. 

Como bien cuentan las autoras, la transgresión de Marosa iba más allá del sexo o de la erótica; ella lograba que la forma o la lógica se escapara por las rendijas de su escritura y antes de que pudieras entender muy bien por qué, la cópula entre un zapallo y una alimañana podría parecer lo más sensato del mundo, al mismo tiempo que lo más bello. 

“En su mundo todo es otra cosa, todo se transmuta, es como si para ella la noción de vuelo y transformación fuera lo principal, y su literatura permanentemente es eso: un transformarse con lugares inéditos de la lengua. Por eso a veces se la compara con Lautréamont. También se la compara con Alicia en el país de las maravillas, texto que curiosamente descubrió de muy grande luego de que le dijeran varias veces que tenían coincidencias con los suyos”, dice Torres.

La potencia de la literatura de Marosa encontró su rival más fuerte en su propia personalidad. En algún punto, es difícil entender cuál de los dos aspectos de su figura es más poderoso. O si, quizás, se retroalimentaban. Para las autoras, la segunda opción es la más probable.  

“Su persona potencia su obra. Hay algo misterioso en su vida solitaria que no se entrega y que no se puede separar de lo que escribió. Marosa tiene una cualidad de mito o de leyenda en la que ella fue tal vez la primera en creer, por eso dijo ‘Yo soy los papeles salvajes’. Se sintió siempre “artista” y vivió consagrada a su poesía como una vestal; como si no tuviera en paralelo una vida común como la mayoría de los escritores”, concluye Larre Borges.

El libro. Marosa fue premiado por un Fondo Concursable en 2017 y tardó dos años en producirse. Ya se encuentra en librerías y se puede adquirir por $ 980.  
El lugar de Marosa hoy. “Aunque Marosa divide aguas sin términos medios –o se la rechaza de plano o se la idolatra–, creo que su prestigio se ha consolidado en los medios académicos donde se le dedican tesis doctorales y es considerada entre las grandes poetas de la lengua, pero a la vez siento que está un poco olvidada entre un público que seguro sería seducido por la belleza abrumadora de su universo, pero que no la conoce. Esperamos que este libro contribuya a ese conocimiento”, dice Larre Borges. 
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...