Ciencia > Ciencia

Un mar de pajitas: así es la escultura hecha con plástico de los océanos

Con más de 168.000 residuos de plástico, el artista canadiense Benjamin Von Wong intenta generar conciencia 

Tiempo de lectura: -'

06 de febrero de 2019 a las 13:34

Con una imponente estructura cubierta por más de 168.000 pajitas de plástico usadas, el artista canadiense Benjamin Von Wong intenta agitar la conciencia de la gente y recordar la enorme cantidad de residuos de plástico que terminan contaminando ríos y mares.

Bautizada como 'La separación del mar de plástico', en referencia a la división bíblica de las aguas del Mar Rojo, Wong explica que con esta obra de 3,3 metros de alto -expuesta en un centro comercial de Ho Chi Minh de Vietnam- intenta "crear algo bello y único a partir de una tragedia medioambiental".

"Quería crear algo tan grande que no pudiera ser ignorado por cualquiera que lo viera. Elegí las pajitas como símbolo porque es un objeto que es fácil dejar de utilizar, no supone ningún sacrificio. La concientiziación tiene que empezar en algún sitio y las pajitas son una puerta de entrada accesible", dijo Wong a la agencia Efe.

El proyecto dio sus primeros pasos el año pasado cuando Julia Mesner, fundadora de la plataforma ecologista Saigon Zero Waste, se puso en contacto con Wong para crear una obra de arte impactante que llamara la atención sobre el problema del plástico en Vietnam, que se ubicó, según un informe de la revista Science de 2015, como el cuarto del mundo que más plástico vertía en el mar, con ocho millones de toneladas anuales.

Tras decidirse por las pajitas como símbolo, decenas de voluntarios reclutados por Saigon Zero Waste recogieron durante dos meses miles de pajitas usadas que el propio Wong ayudó después a limpiar antes de colocarlas sobre la estructura de madera actual.



Otra investigación de la Universidad de Tecnología de Ho Chi Minh en colaboración con el Instituto Francés de Investigación y Desarrollo en 2018 descubrió que la concentración de microplásticos en los ríos y canales de la ciudad era mil veces mayor que en ríos europeos.

"La gente en Vietnam siempre se asegura de que la calle delante de su casa esté limpia, pero lo tiran todo por la alcantarilla y piensan que se soluciona el problema, no se dan cuenta de que el plástico termina en la cadena alimenticia", dice Wong.

Abrumado por estadísticas que prevén que en 2050 habrá más plástico que peces en los océanos, el artista prefiere poner el acento en pequeñas acciones que pueden crear un cambio global y destaca la mentalidad positiva que ha encontrado en muchos jóvenes vietnamitas durante la realización de su obra.

"Veo que a las nuevas generaciones les importa el problema, muchos jóvenes han dedicado mucho tiempo y esfuerzo a ayudarnos en este proyecto. Es algo muy motivador e inspirador", subraya.

(Basado en EFE).

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...