El comportamiento en la vida cotidiana > COMPORTAMIENTO/ ROBERTO CAVA DE FEO

Una charla corta sobre el comportamiento

Sé bien que los tiempos han cambiado, pero el buen gusto no pasa de moda

Tiempo de lectura: -'

29 de septiembre de 2017 a las 05:00

Esta nota podría llevar un título en inglés. Quizás: "Small talk on manners". Efectivamente, así fue la charla que di para un público muy atento y cordial en la montevideana residencia universitaria "Del Mar", en Prudencia Vázquez y Vega. Había conocido esa institución años atrás cuando sus edificios comenzaban a levantarse. Sorprendido y agradecido, hablé sobre el comportamiento, la urbanidad y el saber estar.

Las lectoras y los lectores de EL OBSERVADOR conocen mi pensamiento. Las ideas son las mismas que recorren mis notas. Hace mucho tiempo y en una biblioteca universitaria de Washington D.C., encontré un libro en español. Era nada menos que el "Manuel de urbanidad y buenas maneras" de Manuel Carreño, editado a fines del ochocientos. Su autor fue un hombre polifacético, muy observador, dueño de un don de gentes y sentido común extraordinarios. No puedo dejar de nombrarlo y lo cité expresamente en "Del Mar".

Reconocí allí públicamente, que el comportamiento está en la base misma del Protocolo y el Ceremonial. Así recordé la ceremonia de entrega de cartas credenciales de un embajador ante nuestro Presidente de la República. La norma indica que ambos estrecharán sus manos. Ese "estrecharse" debe reconocerse y no digamos nada si, además el diplomático hace una leve inclinación de cabeza. Esos gestos pertenecen al comportamiento. También mencioné el "vestido formal" para la esposa del Presidente para alguna ceremonia. Tomé ocasión para alabarla cuando cité la audiencia con el papa Francisco. Allí la señora de Vázquez se presentó vestida de negro y con una mantilla ligera. Mencioné, en cambio, el "despiste" de los asesores de la ex presidenta argentina. La llevaron a presentarse, en una audiencia papal, con un sombrero que le favoreció poco. Forma parte del comportamiento saber que si sobre un rostro se coloca algo, ese algo resaltará exageradamente las facciones de una cara.

Hablé de las visitas empresariales y de las familiares. También los agasajos tuvieron un sitio. Allí mencioné una frase que no olvido de mis estudios de dactilografía: "las aladas galas de las agasajadas". Como es lógico, ninguna de las asistentes "había estudiado dactilografía" y yo las superaba porque había aprendido además "taquigrafía". Gala, etiqueta, modales, la mesa cotidiana y la mesa con invitados en nuestro hogar, los cumpleaños, los aniversarios de bodas y dije, una vez más, que en nuestros hogares la comida siempre es buena. En cambio, es mejor cuando tenemos invitados.

Sé bien que los tiempos han cambiado. Me reafirmo también y expreso que el buen gusto no pasa de moda. Por eso, usamos un "por favor, me pasas la fuente". Enseguida vino la diferencia entre bandeja y fuente. Como lo "informal" no existe, surgió una pregunta cuando ante una invitación se llama por teléfono con un "Y, ¿cómo vamos?". Allí está lo formal. En la vestimenta de etiqueta del hombre o del "caballero", reinaron el frac, el chaqué y el esmoquin. El primero ya no existe. El chaqué -que no es "pingüino"- se usa en las bodas y a veces el esmoquin según gustos particulares. En el comportamiento hay usos, costumbres y tradiciones. Por eso, no podemos ofender cuando observamos alguna forma que no es usual.

Para poner un poquito de humor, mencioné en la charla los aniversarios de bodas y comenté un sucedido. Les advertí que lo contaría bien porque, en una ocasión me confundí y fui condenado a perpetuidad, por todas las alumnas de un curso. El sucedido es así. Mujer y marido conversan al final de un día. ¿"Te acordás, querida que la semana que viene es nuestro aniversario? ¿Qué podemos hacer?". Respuesta: "Un minuto de silencio". Bromas aparte, las amables preguntas de las asistentes fueron muy agradables. Cuando "la gente parla e dice" nos entendemos siempre. A lo mejor, a las muy jóvenes les haya sonado extraña la forma comentada sobre el ingreso al cine hasta llegar a una ubicación. Tiene una explicación llena de lógica.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...