22 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,35 Venta 39,55
14 de diciembre 2023 - 5:02hs

¡Hola de nuevo! Espero que hayas empezado el último mes del año muy bien.El mes pasado extrañé este espacio, te cuento que no estuve porque me desconecté para unas merecidas vacaciones antes de la vorágine del trabajo de verano, y aproveché mi licencia para viajar.No me fui muy lejos, hice turismo interno, y si bien esta es una newsletter de viajes que casi siempre te invita a tomarte un avión, puedo decirte que conocer nuestro país es una muy buena decisión, porque tenemos lugares preciosos. Estuve en Colonia del Sacramento, y entre quesos, mates y mucho atardecer frente al río, estuve pensando en cómo despedir este 2023 con Check In, y lo que se me ocurrió fue invitarte a disfrutar del fin de año conociendo el fin del mundo.En esta nueva edición te invito a armar las valijas para conocer un destino europeo y otro sudamericano, muy diferentes entre sí pero similares en una cosa: la belleza de la naturaleza.

En el fin del mundo, paz... solo paz

En 2019, poco tiempo antes de que llegara la pandemia y se cerraran las fronteras, y con eso mis posibilidades de viajar (y las de todos) por un tiempo, fui por primera vez a Europa, y conocí un lugar que me dejó encantada.No sé si fue la mística del lugar, las historias o simplemente que no me había pasado antes de llegar a un sitio y sentir una energía así, pero allí, en el punto más occidental de Europa, me hipnotizó la inmensidad del lugar y el no divisar entre en fin del mar y el comienzo del cielo. Había una energía muy parecida a lo que definiría como paz, que me encantó. No puedo describir al paisaje del Cabo Finesterre con otra palabra que no sea esta: impresionante.Ubicado en Galicia, España, un pequeño pueblito pesquero lleva el nombre de Finesterre, porque en la antigüedad los romanos pensaban que allí, en aquel acantilado en forma de península, se terminaba el mundo conocido, por lo que lo llamaron Finis Terrae o Fin de la Tierra.El Cabo termina frente al Océano Atlántico, y si bien sé que del otro lado está el continente americano, me creí completamente la historia de que ese era el fin del mundo. Después del agua, no hay nada más. O al menos eso parece a simple vista.

Analía Pereira En el Cabo de Finesterre, a determinada hora del día y con la ayuda de la luz del sol y las nubes, el horizonte se vuelve casi invisible.

Si bien comencé a escribir de viajes hasta este año –por trabajo–, sí te confieso que aquel viaje me dio el puntapié para empezar una bitácora personal de viajes que atesoro. Escribir algo así ayuda mucho a recordar tiempo después.Y tú, ¿cómo eliges recordar tus viajes? Me encantaría conocer tus experiencias. Si quieres compartirlas puedes escribirme a este mail.

A poco más de 82 kilómetros de distancia de Santiago de Compostela –la capital de Galicia y el lugar al que miles de peregrinos llegan tras recorrer el famoso Camino de Santiago– Finesterre tiene calles empedradas, un puerto, lugares donde comer productos provenientes del mar junto con un tinto de verano, y muchas, muchas escaleras. Es fácil recorrer el pueblo a pie si no tienes dificultades de movilidad. Mi recomendación es que para visitar el lugar vayas con un calzado cómodo.

Desde Santiago hasta Finesterre se puede llegar en auto, aunque, si tu viaje por Galicia es de pocos días, te recomiendo que contrates una excursión para poder conocer en un día varios puntos y tener el acompañamiento de un guía que te cuente historias locales.Por unos US$ 50 por persona podrás contratar excursiones con varias paradas como Muxía, donde hay una iglesia de piedra al borde del mar; la Cascada de Ézaro, la única en toda Europa que desemboca directamente al océano; o Carnota, un pueblo en el que está el horreo más largo de Galicia, una construcción tradicional de la zona donde los agricultores guardaban sus cosechas (y que se pueden ver por casi toda la provincia).

Analía Pereira Finesterre es un pueblo pesquero.

El faro del fin del mundo

Allí en un pueblo a miles de kilómetros de mi casa, encontré un guiño a mi ciudad natal, San Carlos. Porque en el cabo está el Castelo de San Carlos, una fortificación del siglo XVIII construida por orden del Rey Carlos III, en el que hoy hay un museo de pesca.La pesca y el mar forman parte de la identidad de Finesterre y, como no podía ser de otra manera, al final del camino está el faro. Para llegar a él tendrás que pasar por una carretera bastante empinada, pero que te dará una de las mejores vistas del pueblo.El faro se ha convertido en un lugar casi obligado para quienes hacen el Camino de Santiago, porque allí está el kilómetro 0, y también una escultura de bronce que le hace honor al calzado desgastado de los caminantes.

turismo.gal Todos los días llegan a Finesterre los caminantes que emprenden el Camino de Santiago, siguiendo las huellas de una pregrinación que nació en la Edad Media.

Check in tip:Si te gustan los productos del mar, no te vayas de Finesterre sin probar una paella hecha con la pesca local.

Llegar hasta Finesterre te llevará un viajecito un poco largo: 12 horas de avión desde Montevideo hasta Madrid, dos horas más en un vuelo interno que te lleve de Madrid hasta Santiago de Compostela, y allí, por carretera hasta el Cabo una hora y media.Pero para quienes prefieren no cruzar todo el océano para conocer el fin del mundo, más cerca de Uruguay también hay un destino que lleva ese nombre, y en el que también encontrarás un faro, el verdadero faro del fin del mundo de Julio Verne, en Ushuaia.En un entorno patagónico, ubicada entre la Cordillera de los Andes y el Canal Beagle, la capital de Tierra del Fuego, en Argentina, se considera la ciudad más austral del mundo, y lleva el nombre de "bahía que mira hacia el poniente" en lengua Yámana.Uno de los faros más famosos de Ushuaia, y al que se puede llegar en barco en las excursiones que se pueden contratar en el centro de la ciudad, está en un islote llamado Les Eclaireiurs.Con los típicos colores rojo y blanco de esas edificaciones, este faro se suele asociar a la novela de Verne de 1905, aunque en realidad el autor se inspiró en el faro de la Isla de los Estados, que está ubicado en el Cabo San Juan de Salvamento, al este de Tierra del Fuego, y al que no es tan fácil acceder.

Turismo Ushuaia El faro está ubicado en el islote Les Eclaireiurs.

Check in tip:Ushuaia es una de las cinco ciudades que se conocen en el mundo como puertas de entrada a la Antártida. Es el puerto más cercano a la península antártica, a solo 1.000 kms de distancia, y tiene un clima subpolar oceánico.El invierno pasado me fui de vacaciones a la Patagonia argentina (aunque no tan al sur) y puedo decirte que no te confíes, llevar un buen abrigo es muy necesario, y no escatimes en pares de medias, se mojan fácil con la nieve. Además, el frío se lleva mejor con varias capas de ropa.¡Y no te olvides del protector solar y los lentes!Si viajas en junio podrás participar de la Fiesta Nacional de la Noche más larga, un festejo de cinco días en el que hay actividades culturales, deportivas, turísticas y gastronómicas.

Entre montañas, la noche más larga

Por $ 23.000 argentinos (es decir, unos $ 2.530) podrás pasear en el Tren del Fin del Mundo, este, una de las principales atracciones de Ushuaia, comienza su recorrido a 8 kms de la ciudad, en la Estación del Fin del Mundo, y llega a destino en una estación cercana al Parque Nacional Tierra del Fuego.

Turismo Ushuaia Tren del fin del mundo En esa emblemática locomotora a vapor podrás conocer el sendero que usaban los privados de libertad en la antigua cárcel de Ushuaia, hace más de 70 años, para recolectar leña y materiales para el recinto carcelario.En ese paseo podrás ver preciosos paisajes con bosques y también podrás descender del tren en la Cascada de Macarena, donde hay un punto panorámico.El recorrido dura 7 kms y 1 hora con 50 minutos. Durante el viaje podrás escuchar en el tren una audio guía que te irá contando cada detalle del camino. El Tren del Fin del Mundo tiene salidas darias en tres horarios: a las 9.30, 12 y 15 horas.El boleto de tren cuesta $ 23.000 argentinos para quienes son mayores de 13 años, pero los menores de tres años pueden viajar gratis, y los niños de entre cuatro y 12 años $ 11.500 argentinos ($ 1.265). La excursión se puede contratar en agencias  de viaje locales o por internet, a través de este link.Además, no puedes irte del sur argentino sin visitar montañas y glaciares. A solo 7kms de Ushuaia puedes ir al glaciar Martial, ubicado a 1.000 metros sobre el nivel del mar. Si te gusta el treckking, una linda alternativa es llegar al área Natural Protegida (donde está el glaciar) en un transporte público y bajar a pie hasta el centro de la ciudad. En el descenso podrás disfrutar de vistas panorámicas preciosas de la ciudad y del Canal Beagle.Otra alternativa es recorrer la ruta 3, entre montañas, donde podrás ver paisajes únicos de la Cordillera de los Andes, glaciares, lagos y ríos.Ushuaia tiene alternativas para todos los gustos, y para los amantes de la fotografía grandes escenarios. Además de los paisajes, allí podrás ver también colonias de pingüinos, y si te gustan los animales tanto como a mí, te recomiendo no perder la oportunidad de verlos.

Turismo Ushuaia Vista aérea de Ushuaia.

Argentina sigue siendo conveniente a nivel de precios para los uruguayos, y se espera que la situación siga igual o mejore (para el tipo de cambio al que acceden los turistas) en los próximos meses. Hay varias opciones para viajar al vecino país, y una buena opción para llegar Ushuaia es viajar a Buenos Aires y desde allí tomar un vuelo directo, que demorará tres horas y media.

Llegó el fin de año y el fin de esta edición de Check in, y te quiero agradecer por haber compartido las anteriores, con el deseo de que en 2024 me acompañes a viajar y compartir más destinos.¿Tu dónde pasarás este verano?Recuerda que puedes escribirme a este correo para contarme qué te pareció esta newsletter, compartirme experiencias de viaje o anécdotas o sugerirme nuevos destinos para conocer juntos.¡Felices fiestas, brindemos por un Año Nuevo cargado de viajes!

¿Qué es esta newsletter?

En esta newsletter Check in, que llega una vez al mes solo a suscriptores, te hablo sobre viajes, para ayudarte a armar tus próximas vacaciones. Pero hay más de una decena de opciones de newsletters de autor que podés recibir por ser parte de la comunidad Member de El Observador. Si querés administrar qué newsletters recibir, lo podés hacer desde acá.

Temas:

check-in Newsletter Uruguay Member

Seguí leyendo

Te Puede Interesar