Cargando...
Lynch junto a su pareja, Mariano Martínez

Espectáculos y Cultura > ENTREVISTA

Valeria Lynch cuenta cómo será su show en Punta del Este, cómo es hacer música en pareja y anticipa su rol de jurado en La Voz

La cantante argentina se presentará junto a su pareja, el músico Mariano Martínez, en el hotel Enjoy el próximo 10 de enero

Tiempo de lectura: -'

05 de enero de 2022 a las 05:04

Durante el último año, Valeria Lynch y Mariano Martínez han tocado más en escenarios uruguayos que en los de su propio país, Argentina. La pareja conformada por la cantante y el guitarrista, cantante y fundador de la banda Attaque 77, comenzó en noviembre de 2020 a presentarse en distintas ciudades del país con un espectáculo en conjunto en teatros, una gira que se produjo a causa de la imposibilidad de presentarse en escenarios de mayor escala provocada por la pandemia.

Aunque con el paso de los meses la pareja pudo volver a los eventos grandes, tanto en conjunto como con sus presentaciones por separado —Martínez con Attaque, Lynch con su espectáculo propio—, la pareja optó por conservar esa línea paralela de espectáculos más íntimos y cercanos, que les permiten tener un contacto más directo con un público que se atreve a interactuar con ellos y hasta a hacerles preguntas durante el show. También generan una cercanía poco habitual para estos dos artistas habituados desde hace tiempo a otro tipo de presentaciones.

El próximo 10 de enero a las 22 , Lynch y Martínez se presentarán en el Salón Punta del Este del hotel Enjoy de ese balneario, en el marco del ciclo Enjoy Live (las entradas se pueden adquirir a través de la plataforma RedTickets, con precios entre $1000 y $2460).

Sobre esa presentación, los hallazgos de sus shows en Uruguay durante el último año, y sobre su próxima participación como una de las integrantes del jurado del certamen de canto La Voz, que emitirá Canal 10 a partir de este año, Lynch habló con El Observador.

¿Cómo será el show que darán en Punta del Este?

Están mis baladas históricas, los clásicos, y buena parte de los éxitos de Attaque 77. Uno puede pensar que son como el agua y el aceite, pero la mezcla termina funcionando bien. Y también decimos que es una combinación de show musical con algo más humorístico, porque entre las canciones contamos historias, anécdotas y situaciones que nos han pasado en el tiempo que estamos juntos, muchas historias de la cuarentena, y la gente se involucra, participa, nos hacen preguntas o comentarios. Lo pasamos bárbaro, nos mostramos como somos, y se genera un feedback con el público muy gracioso.

En el escenario los acompañan el guitarrista y cantante Nacho Obes y el pianista Matías Banacore. ¿Cómo se sumaron ellos al show?

Los dos hicieron la gira por Uruguay con nosotros. A Nacho Obes lo conocí a través de nuestro productor, Diego Sorondo, y por el programa de televisión en el que él trabaja (Santo y Seña), mientras que Matías tocó conmigo en mi espectáculo en el Sodre de noviembre de 2019. Con ellos se generó un grupazo, nos llevamos bien y funciona en el escenario.

En los últimos meses se han presentado en distintos puntos de Uruguay. ¿Qué es lo que más disfrutan del formato de espectáculo y de los escenarios locales?

Con Mariano vamos y venimos entre Uruguay y Argentina, de hecho, en el último tiempo pasamos más tiempo ahí que acá tocando (risas). Uno de los pendientes que teníamos era Punta del Este, y ahora por suerte lo podemos cumplir. Nos quedan solo dos o tres lugares de Uruguay por conocer, después recorrimos mucho en este último año. Son shows en un contexto más íntimo, a los que no estamos habituados, y que nos llevan de vuelta a la esencia. Nos encontramos con teatros hermosos, algunos que tienen hasta 100 años, y están muy cuidados. Eso también nos encanta, es distinto a todo lo que hacemos. Ahora volvimos, tanto Mariano como yo, a los espectáculos grandes, pero quisimos mantener esto por como está armado el show, y por lo que nos da. Nos genera un contacto con el público, que por el contexto se atreve más, y puede escuchar dos estilos musicales que se juntan. Se crean climas muy buenos.

¿Cómo arman el repertorio? ¿Intentan repartirse para quedar los dos con la misma cantidad de canciones para evitarse la discusión?

No, no nos peleamos por eso (risas). Tratamos de ser parejos. Y yo tengo que elegir entre todos mis éxitos, porque no los puedo hacer todos. Es un show de dos horas, si canto todas las que me piden termina siendo de cuatro. Y buscamos que todos puedan lucirse, Nacho y Matías tienen sus momentos en solitario también. Y los arreglos de nuestras canciones son todos nuevos, los de los temas de ambos. Y eso el público lo agradece mucho, porque no pierden su esencia, pero están renovados, y a pesar de las diferencias entre los estilos de ambos, la música une todo.

¿Cómo es compartir espectáculo y el trabajo musical con la pareja?

Sale muy fácil, hay una admiración mutua. Desde que nos conocimos, ninguno es que era fan del otro, pero sabíamos y conocíamos lo que hacíamos. Se genera un clima agradable y nos potenciamos mutuamente. Mariano colecciona vinilos, y tenía un montón de discos míos, sabía más de mi música que yo, porque es alguien que sabe mucho de la música en general, escucha de todo. Los dos tenemos la mente abierta en ese sentido, por eso trabajamos juntos. Siempre hay sectores que dicen “ah, ahora hace rock, ahora hace tal cosa”, y no es así. Nosotros no buscamos rotularlo. Es música.

¿Cuál fue el mayor descubrimiento o cambio que le aportó el uno al otro en cuanto a la música?

Aprendimos a congeniar los estilos, que todos pueden estar. Eso lo tengo de siempre. Cuando me preguntan qué opino de tal estilo o de tal movimiento, no lo hago, porque creo que todo tiene su lugar y su público. Yo aprendí la libertad. Entender que las baladas no pierden su identidad más allá de acercarse al rock, o de tener los arreglos que hace Mariano, que tienden a ese lugar. Y yo le hice descubrir la música italiana. Ellos tienen una forma muy moderna de componer y de entender las baladas. Hubo un enriquecimiento mutuo, que se está reflejando en un disco en ese estilo que estamos grabando juntos ahora, que estamos haciendo a nuestro ritmo, sin apuro. Será un disco de baladas muy explosivo, con esa influencia italiana. Entendí que las cosas tienen que fluir, que hay que abrir la cabeza y el corazón y dejar que el otro te enseñe. A veces llegás a una edad en la que te cerrás con respecto a tus cosas y a tu música, pero está bueno descubrir las novedades.

Entre sus próximos proyectos tiene el de ser jurado de la versión uruguaya de La Voz. ¿Cómo anticipa esa tarea?

Me encanta, me gusta lo que voy a hacer. Y el jurado es un team explosivo, con Ruben Rada colaboramos muchas veces, él incluso grabó en mi disco más reciente, y con Lucas Sugo también nos hemos cruzado algunas veces. Al que conozco menos es a Agustín Casanova, todavía no tuvimos un encuentro todos los miembros del jurado, pero soy la única mujer en el grupo y me van a tener que escuchar (risas). El objetivo será el de apelar al talento. Me convocaron y como sigo al programa en sus distintas versiones, enseguida me interesó la propuesta.

Ha sido jurado de otros certámenes televisivos en Argentina, como Soñando por cantar y cuenta con varias escuelas de formación artística. ¿La Voz es una forma más de canalizar esa vocación de guía o docente?

Sí, sin dudas. Son formas de acercarte a jóvenes que están empezando o a personas que no conocen del todo su talento aún, y este tipo de programas ayuda a que lo canalicen. Me gusta abrir puertas. Y Uruguay es un país muy musical, con una identidad propia, y me gusta también tener el rol de descubridora. En este caso además lo hacés con un formato que apela a la emoción, porque nosotros no vemos a los concursantes cuando se presentan por primera vez, solo los escuchamos, entonces apunta a tu sensibilidad para elegir. Este programa es una buena forma de mostrar el talento.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...