Cargando...
Luis López muestra uno de los plantines de la última zafra

Agro > PRODUCCIÓN FORESTAL

Versatilidad productiva de los robles: madera de alta gama, bellotas y trufas

En 2013 Vivero Imperio Verde produjo y comercializó 25.000 plantines de esta especie exótica, de gran adaptación al suelo y al clima local, con beneficios que potencian incluso la producción de vinos y carnes

Tiempo de lectura: -'

02 de enero de 2014 a las 17:25

Invertir en disponer de montes de roble en Uruguay es negocio seguro y altamente rentable, destacó Luis López, director del vivero Imperio Verde, quien valoró la versatilidad productiva de esta especie exótica, no obstante totalmente adaptada a las condiciones de suelo y clima locales.

En su vivero ubicado en la zona norte del barrio Carrasco, próximo al límite con Canelones, explicó a El Observador Agropecuario que por un lado está lo más notorio, que es “la producción de madera de altísima calidad, semi dura, flexible y de alto contenido de taninos, que la hace muy adecuada ya no solo para muebles, pisos o la industria naval, sino para construir barriles para la vinicultura, incluso se utilizan en algunos casos y con éxito chips de roble en tanques de acero inoxidable para madurar vinos finos”.

US$ 400 por árbol a los 14 años

Añadió que “en un mínimo de 14 años podemos esperar unos US$ 400 por árbol en pie, pero si no se corta en ese momento irá creciendo el valor de cada árbol”.

Por otro lado, indicó, está la producción de bellota, que es el fruto de este árbol. “Es un alimento muy nutritivo para los animales, especialmente para el cerdo, para ellos es sublime en cuanto a sabor y quienes están en el negocio de carnes de alta gama saben el valor que confiere transformar bellotas en carne de primera”.

Se puede comercializar el fruto a partir del quinto año de realizada la plantación del roble, a un precio similar al del maíz de alta calidad. “El pico de producción de bellota se alcanza a los 10 años, son unos 15 mil kilos cada 1.000 árboles”, indicó.

En cuanto a otra alternativa productiva, “tenemos la producción de trufa de roble, que llega a cotizar el kilo a 3.200 euros”, para lo cual desde el punto de vista del manejo en el bosque hay que optar entre “microrrizar la espora en el monte o esperar naturalmente la aparición de éstas, lográndose en cualquiera de los dos casos un producto de un aroma y sabor únicos, sumamente demandado en la alta gastronomía”.

López, en tanto realizaba un raleo en el vivero, explicó que el precio de los plantiles de roble “es muy económico, a partir de US$ 4,50 la unidad, pero comprando por cantidad el costo va descendiendo, por ejemplo a US$ 3,90 para 2.000 unidades o hasta US$ 3,50 para 5.000 o más unidades”. Los plantines, que se venden como mínimo en lotes de a 1.000, se entregan con 70 centímetros de altura, tal vez más, siempre en maceta. Esa altura se logra con tres meses del plantín trasplantado a la maceta.

“Si comparamos ese costo con el de los frutales, por ejemplo, es casi un tercio, pero además el vivero otorga una garantía escrita por cada plantín, al igual que brindamos un asesoramiento técnico de por vida, independientemente de la carpeta técnica que se otorga al cliente”, agregó.

Variado perfil del inversor

Durante los 12 años de gestión del vivero han invertido en robles personas de muy variado perfil, uruguayos y extranjeros (sobre todo europeos, quienes conocen muy bien las bondades del roble), desde pequeños chacreros a grandes estancieros, también mutinacionales, y si bien una gran mayoría lo hizo por los beneficios productivos, muchos lo hicieron por su aporte desde el punto de vista paisajístico.

Durante 2013 el vivero produjo 25.000 robles, teniendo previsto para 2014 crecer a 32.000, para lo cual está planificado invertir en la infraestructura de viveros.

López dijo que han sido muy útiles las visitas guiadas al vivero (coordinar a través de imperioverde2000@yahoo.com.ar) para asesorar al cliente, por ejemplo sobre la notable adaptabilidad de esta especie a los suelos y al clima de Uruguay, en todo su territorio, donde por ejemplo el habitual régimen de lluvias es muy adecuado para su crecimiento.

Por otra parte, destaca que esta especie tiene un anclaje caracterizado por su fortaleza, que lo pone al resguardo de los fuertes temporales de viento.

“Casi no lleva mantenimiento, solo lo mínimo, lo que lo hace muy atractivo para productores que no vivan en el establecimiento”, comentó.

En relación al eventual desgaste del recurso suelo, López precisó que “es muy poco demandante, el roble insume tres veces menos agua por día que un eucaliptus y no acidifica el suelo”.

    Comentarios

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 345 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 345 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...