Agro > INTERNACIONALES

Vuelta de retenciones limita expansión del maíz en Argentina

El peso de las retenciones y las restricciones financieras inciden y la Bolsa de Comercio de Rosario recortó su estimación sobre el área del cereal 

Tiempo de lectura: -'

20 de septiembre de 2018 a las 19:24

Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

Los cambios en las retenciones  y las más exigentes condiciones de financiamiento limitarían la expansión del maíz en Argentina, y así le darían más superficie a la soja, a pesar de los muy bajos precios internacionales. El balance de oferta y demanda global –en los papeles– es más favorable para el maíz, pero hay factores internos que juegan fuerte en este partido. 

Así los ven las principales bolsas de cereales en Argentina que ya recortan, o están prontas a hacerlo, su proyección sobre el área del maíz para la campaña 2018/2019. 

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) redujo en 200.000 hectáreas su pronóstico sobre el área del cereal, que ya comenzó a sembrarse en ese país. Ahora toma un área de 6,6 millones de hectáreas, de las cuales 5,6 millones serían para la producción de maíz grano y el resto para autoconsumo.

En principio, la bolsa preveía un incremento de 400.000 hectáreas en la superficie de maíz y soja, básicamente por la expansión de la soja. Con el recorte, el área de maíz crecería algo menos de 200.000 hectáreas, con un incremento respecto al ciclo anterior de 2,6% frente al 6% inicial.

Tomando el área para grano comercial se maneja tentativamente una producción 2018/2019 de 43 millones de toneladas, frente a los 45 millones previstos inicialmente. Inversamente, la intención de siembra se ajustó hacia arriba y crecería en 200.000 hectáreas hasta 17,9 millones de hectáreas. Con un rendimiento tendencial, la BCR proyectó que la producción argentina se ubicaría en 50 millones de toneladas.

La decisión del gobierno

A comienzos de setiembre el gobierno argentino decidió reinstalar las retenciones para el maíz, así como para el trigo, sorgo y girasol.

Tomando la base de cálculo definida, la retención para el maíz se ubicaría en torno a 10%.

En tanto, para la soja el incremento fue de 25,5% a algo más de 28%.

Con esta reducción en el diferencial de alícuotas y los mayores costos de financiamiento, se daría prioridad a la soja en algunas zonas.

“Hoy se privilegian los planteos que requieran menor inversión y permitan acotar el riesgo, al tiempo que se apuesta a paquetes tecnológicos más comedidos para limitar las necesidades de financiamiento”, destacó un informe divulgado por la BCR.

Hay que tomar en cuenta la mayor inversión que requiere el maíz respecto a la soja. 

En el reporte, la bolsa destaca que el escenario de oferta y mundial es más favorable al cereal que para la oleaginosa.

En soja el ratio stocks-consumo subiría de 28% a 31% en la campaña 2018/2019, por mayor producción estadounidense y menores importaciones desde China.

En el maíz, mientras tanto, el aumento previsto en la demanda forrajera más que supera el incremento proyectado en la oferta.

De esta manera, la relación stocks-consumo, del orden de 12%, sería la menor en ocho años, cayendo por segunda campaña consecutiva. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.