Agro > CAMPO & NEGOCIOS

Zambrano & Cía presentó sus opciones de inversión en Argentina

En una charla en Buenos Aires, Alejandro Zambrano asesoró a inversores sobre los bonos Ganadero, Agrícola y Tierra de la propuesta denominada AgroBonos

Tiempo de lectura: -'

06 de diciembre de 2019 a las 05:02

En un momento oportuno para reavivar las inversiones argentinas en el territorio uruguayo, ambientado ello por un cambio de gobierno en ambos lados de la orilla, Zambrano & Cía presentó en Buenos Aires su proyecto AgroBonos y las repercusiones fueron “muchas y muy buenas”, según se evaluó.

En diálogo con El Observador, Alejandro Zambrano –director de Zambrano & Cía– narró que en la capital argentina hubo un evento que fue organizado por Infocasas y en cuyo marco se difundieron diversas propuestas de inversión en Uruguay.

Si bien el foco estaba en el rubro inmobiliario, Zambrano llevó también propuestas vinculadas al sector agropecuario.

La actividad fue realizada el jueves 28 en el hotel Faena, en Puerto Madero.

En ese marco, Zambrano detalló el sistema de AgroBonos, con tres modalidades de inversión en las áreas principales.

 

 

Los AgroBonos

Los AgroBonos funcionan como un menú diversificado de opciones financieras en el sector agropecuario, gestionado por el Servicio de Mejora de Gestión de Zambrano & Cía (SMGZ), traducidas en esas tres modalidades: Bono Ganadero, Bono Agrícola y Bono Tierra.

El Bono Ganadero funciona mediante negocios de capitalización tradicional de ganado con opciones de cría e invernada. Una vez ejecutada la compra del lote, se traslada el mismo a alguno de los campos manejados con esos destinos. Se reparten los kilos logrados dentro del establecimiento entre el propietario del campo y el inversor. Actualmente opera con unas 10.500 reses repartidas en 13 departamentos.

El Bono Agrícola se basa en dos alternativas: una de renta fija y una de renta variable que vinculan al inversor con agricultores de distinta forma. En la primera, el inversor aporta capital de giro a un agricultor, cobrando un interés fijo mensual sobre el mismo del 8% anual. La opción variable asocia al inversor con agricultores y contratistas durante un cultivo como mínimo. Se reparten los ingresos brutos generados por la producción de granos en función del capital aportado por cada participante.

El Bono Tierra es el más reciente de los tres. Busca aprovechar una coyuntura de baja histórica en los valores de la tierra, que junto a un esfuerzo conjunto con el Departamento de Campos, ofrece participaciones en negocios inmobiliarios. Mediante figuras societarias, los inversores podrán destinar  capital a la adquisición de tierras para arrendamiento y futura venta. Se buscan proyectos cuyo valor de compra se entienda considerablemente por debajo del precio de mercado e impliquen, de esta manera, un buen punto de partida para una posible revalorización futura. Esta herramienta permite la colocación de importantes sumas de capital a plazos más largos que los de agricultura y ganadería.

“Hemos tenido un espectacular desempeño con el Bono Ganadero en los últimos dos o tres años. Fuimos a presentar números, la propuesta y de qué se trata”, indicó Zambrano.

Respecto al Bono Agrícola, expresó que es una opción que le da “mucha seguridad a esa posibilidad de inversión en un rubro que, normalmente, es de los más arriesgados. Tuvimos una muy buena aceptación. Fue impresionante la cantidad de gente que nos consultaba, que nos citó, que nos llama y que nos viene a visitar. Así que nos quedamos muy contentos con esa actividad que es un poco distinta y recoge inquietudes de un público al que no estamos acostumbrados, porque acostumbra más bien a invertir en ladrillos, en compra y alquiler de cosas. Frente a esta propuesta novedosa y distinta, que fue la única que se presentó, tuvimos una repercusión espectacular y estamos muy contentos”, afirmó.

Finalmente, comentó que este es un momento “muy alienado e interesante, sin lugar a dudas”. Desde su punto de vista, eso responde al cambio de gobierno que hubo en ambos países.

Es por eso que afirmó que “va a venir una corriente por las alternancia o los cambios políticos que se dieron acá y allá a partir de 2020”. Y afirmó que se está en un momento “bien interesante”, que explica el éxito y la cantidad de gente que fue al evento.

De todas formas, opinó que la situación no será como la de 2002 o 2003, cuando los argentinos comenzaron a ingresar al sector agropecuario uruguayo.Admitió que es un momento interesante, pero que presenta “algunas dificultades”. Explicó que “el argentino medio tiene ciertas dificultades para movimientos de fondos. Sacarlos de Argentina es bastante complicado, pero muchos de los inversores ya conocen Uruguay o tienen posibilidad de disponer de los fondos acá”. 

 

Alejandro Zambrano notó mucho interés en los participantes.

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...