Cargando...

Selección > ASÍ ES LA VIDA DE LOS CELESTES

¿Qué pueden hacer y qué no Suárez, Godín y los seleccionados en la burbuja de Uruguay?

¿Cómo funciona la burbuja de la selección en el complejo de la AUF? ¿Quiénes pueden entrar y salir de la concentración de Uruguay? ¿Cómo controlan a los futbolistas?

Tiempo de lectura: -'

07 de octubre de 2020 a las 12:00

El fútbol en tiempos de pandemia de covid-19 se adaptó a nuevas costumbres, a hablar de burbujas, de respetar protocolos sanitarios y cambiar hábitos que, hasta marzo, parecían impensados.

Con el fin de evitar el contagio se tomaron una serie de medidas que van desde la forma en que se alimentan, hasta el cuidado en el relacionamiento diario de los futbolistas y funcionarios. El objetivo de esto es que, en caso de que se detecten casos positivos de covid-19, los jugadores puedan estar blindados y evitar la multiplicación de los casos.

Los 23 futbolistas de la selección llegan de todo el mundo y se encuentran en el Complejo de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), su casa, en la que se encuentran cinco o seis veces cada año y se transforma en el lugar en el que comparten mates, charlas en espacios abiertos o cerrados, y se funden en abrazos, como parte de ese cariño que fueron alimentando a lo largo de tantos años en la concentración.

Esta semana fue diferente. Y lo será de aquí en más, hasta que descubran la vacuna de covid-19.

En esta ocasión, Uruguay comenzó a entrenar con cinco futbolistas el lunes, y esos jugadores quedaron concentrados con el resto del cuerpo técnico y colaboradores de la selección que pasaron a formar parte de la burbuja del complejo.

El lunes de noche se sumó Luis Suárez, el único que llegó a Uruguay en vuelo privado.

El lunes de mañana, Suárez viajó desde Barcelona a Buenos Aires en el avión de Lionel Messi, y desde la capital argentina llegó a Uruguay en un vuelo privado a medianoche.

El resto de los jugadores arribaron en vuelos de línea. La mayoría llegaron de Europa este martes de mañana, en el único vuelo que arribó de Madrid.

Para entrar a Uruguay tienen que acceder con el resultado negativo de un hisopado.

Desde el aeropuerto los jugadores se trasladaron al Complejo de la AUF donde quedaron concentrados y les realizaron el primer hisopado.

Los futbolistas se someten a un control en la ventana de las 72 horas previas al partido, como establece el protocolo, para descartar el covid-19, teniendo en cuenta que llegan desde distintos países y pasan a compartir el mismo espacio, pese a que mantienen las distancias físicas y utilizan tapabocas en los espacios cerrados.

El único futbolista que aún no se integró al plantel es Diego Rossi, quien llegará en la madrugada del jueves desde Estados Unidos, debido a que fue convocado el lunes, como consecuencia de la lesión de Christian Stuani.

Los jugadores utilizan las mismas 21 habitaciones de siempre del Complejo de la AUF y se ubican de a dos.

El ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, visitó personalmente la concentración de Uruguay el lunes 28 de setiembre y autorizó que la selección generara su burbuja allí, si atendía algunos requerimientos mínimos.

Ese día, Salinas expresó: "Más allá de que las instalaciones son muy buenas, hay que perfeccionar en cuanto a distribución de flujo de circulación, disposición de mosquiteros en las habitaciones, alguna separación individual en alguna habitación, pocas porque hay muchas habitaciones, que haya alcohol en gel, cartelería que vamos a suministrar, tapabocas quirúrgicos para todos los colaboradores, el acceso a frutas, que no haya servicio de salad bar ni autoservicios, en fin, una serie de detalles que no por menores dejan de ser importantes. Las instalaciones son excelentes y confiamos en que va a ser un lugar seguro de entrenamiento, de concentración y ojalá que de victoria".

Las exigencias del gobierno, que también planteó objeciones y generó su protocolo con otras medidas que no se contemplan en otros países para la Copa Libertadores, están sustentadas en que, según el ministro, Uruguay tiene la fortaleza del diagnóstico precoz y el seguimiento epidemiológico. "Esas medidas nos han permitido transitar este tiempo complejo, diferente y desafiante, pero de alguna manera los hemos ido sorteando frente a cada problema con una o dos soluciones. No es exceso de confianza sino todo lo contrario: exigir lo que se debe exigir para proteger a los ciudadanos y ser un país seguro sanitariamente, confiable y creíble", manifestó el ministro.

Además de los futbolistas están concentrados el cuerpo técnico, los integrantes de la sanidad, utilería y los encargados de la cocina y mozos.

Además de que no pueden compartir el mate, cambiaron los hábitos en los alumerzos y cenas. En esta nueva normalidad, los futbolistas disponen de tres platos a elección y no pueden utilizar el servicio bufet, la forma que, hasta antes de la pandemia, formaba parte de la rutina en la concentración celeste.

El otro cambio sustancial fue que cuando el lunes ingresaron en la burbuja de la selección, no pueden salir. Así está previsto.

Durante los tres o cuatro días que estaban en Uruguay antes del primer partido, los futbolistas visitaban familiares, hacían una vida normal en Uruguay con un entrenamiento diario (generalmente de tarde) y cumplían con reuniones y compromisos comerciales que podían tener. Iban al complejo a entrenar lunes y martes, y el miércoles, el día previo al partido, quedaban concentrados después del entrenamiento. Esto ya no sucede. La burbuja se cierra apenas ingresan.

En esos tres días previos a los partidos recibían visitas y podían moverse libremente dentro y fuera de la concentración, atendían compromisos comerciales o personales. En la actualidad, nada de eso puede suceder, y si aconteciera violarían el protocolo sanitario.

Además de los que integran la burbuja de la selección, quienes ingresan al Complejo de la AUF deben realizarse hisopados.

Este martes asistió al entrenamiento el neutral Matías Pérez (representa a los futbolistas en el comité ejecutivo). Para ello, el lunes se sometió a los estudios para descartar positivos de covid-19.

Este miércoles irá el presidente de la AUF, Ignacio Alonso, y espera por el resultado del hisopado que se realizó el martes para saber si puede acceder a la burbuja de Uruguay.

Además, los dirigentes que acompañen a la delegación a Ecuador, que serán dos, confirmaron desde la AUF, que cuando ingresen a la burbuja el domingo, tendrán que realizarse un hisopado el día previo y al regreso del viaje deberán hacer una cuarentena de siete días.

Por otra parte, durante el entrenamiento de este martes, todos los colaboradores de la selección participaron del entrenamiento con tapabocas.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...