Nacional > POLÉMICA

¿Dónde está el batllismo en el siglo XXI? La disputa de colorados y el FA por el ideario

Historiadores y politólogos explican por qué unos y otros se atribuyen hoy la ideología de José Batlle y Ordoñez

Tiempo de lectura: -'

11 de septiembre de 2019 a las 05:04

“Yo pienso aquí en lo que podríamos hacer para construir un pequeño país modelo”, escribía desde París en 1908 José Batlle y Ordóñez a su amigo Domingo Arena en el ínterin de dos presidencias que cambiaron la historia.

La frase, que figura en los libros de historia, es evocada en cada uno de los actos por Ernesto Talvi, el candidato del Partido Colorado, con el objetivo de demostrar su sintonía con una de las corrientes históricas que más contribuyó a configurar el Uruguay actual.

La familia Batlle fue tan significativa que dio cuatro presidentes de la República, aunque cada uno tuvo su impronta y ninguno será tan recordado como quien gobernara el país entre 1903-1907 y 1911-1915.

Tanto, que cien años después su ideario es motivo de disputa entre frenteamplistas y colorados.

La utilización de la icónica imagen de Batlle y Ordóñez con su sobretodo negro en la escalinata de su quinta en Piedras Blancas en una serie de spots  de la lista de Fernando Amado, un diputado que abandonó el Partido Colorado para sumarse al Frente Amplio, provocó que los colorados elevaran una denuncia ante la Corte Electoral para impedirle su utilización.

Los frenteamplistas, con Tabaré Vázquez a la cabeza, señalan que son el “batllismo” del siglo XXI, mientras que los colorados, con Julio María Sanguinetti en la primera línea de fuego, reivindican que Batlle y Ordóñez nunca se habría integrado a un bando conformado por comunistas y socialistas.

Pese a que consideran que hay diferencias doctrinarias, historiadores y politólogos coinciden en que el oficialismo ha “capitalizado” el discurso batllista debido a un “abandono” de los colorados.

Aunque las comparaciones de épocas son diferentes y hasta odiosas, el historiador Aldo Marchesi dijo a El Observador que en “términos históricos” el batllismo fue un movimiento que estuvo marcado por el reformismo social, estatismo, cercanía con el movimiento sindical y defensa de los trabajadores urbanos, por lo que teniendo en cuenta esos aspectos, en este siglo la fuerza política que tiene “más sintonía es el Frente Amplio”.

En una línea similar se expresó su colega Carlos Demasi, quien considera que el FA se transformó en un “refugio” del viejo batllismo al levantar las banderas de la justicia social que fueron “dejadas de lado” por los colorados.

Marchesi dijo que la candidatura de Talvi significó un quiebre en este sentido, ya que tiene “puntos de coincidencia” con el “primer batllismo”, aunque todavía presenta “distancias grandes” en “materia social”.

“El neobatllismo fue mucho más estatista de lo que propone Talvi, que ha señalado incluso que si alguien ve un empresario debe abrazarlo”, agregó.

Talvi dijo a El Observador que su ideario reúne el espíritu “transformador y vanguardista de Batlle y Ordóñez, el optimismo de Luis y el idealismo de Jorge”.  

Para Adolfo Garcé, la coalición de izquierda está jugando “exactamente el mismo papel que el batllismo hace 100 años". Al evaluar el gobierno de José Mujica, el politólogo señaló que la agenda de derechos aprobada en ese período reforzó la analogía entre el “primer” batllismo y la “era progresista”.

“No es muy difícil advertir que, entre ambos ciclos políticos, existen puntos de contacto fundamentales: la vocación estatista, los impuestos al campo y la obsesión por la igualdad”, escribió. Marchesi agregó que “gran parte del proyecto de gobierno de los últimos 15 años tiene que ver con la resignificación de dos instituciones creadas por Luis Batlle Berres: los consejos de salarios y el sistema de asignaciones familiares”.

Pese a esto, el historiador señaló que la autoidentificación del FA con el batllismo debería ser fruto de una mayor reflexión, ya que en su creación el partido de gobierno fue concebido como una alternativa a este modelo. En su discurso del 26 de marzo de 1971, el general Líber Seregni dijo que el movimiento pretendía ser la superación del “intento batllista industrialista” y del intento “agropecuarista” ensayado por los blancos.

Al igual que Tabaré Vázquez, José Mujica es uno de los que considera que quien mejor representa las ideas de José Batlle y Ordóñez actualmente es el Frente Amplio.

Recientemente, en una entrevista con el semanario Búsqueda, el expresidente lo definió como la “figura política más importante en la historia del país después de Artigas” y lo señaló como el “contrabandista político más grande” porque “agarró un partido conservador y reaccionario y le metió de todo adentro”.

En este contexto, Mujica definió a Talvi como un “colorado” que no era batllista aunque “diga que lo es” y explicó que a su juicio, batllismo era el de “don Pepe”.

“Creo que en el Partido Colorado el batllismo de Batlle está muerto, lo que hay muy vigoroso es el batllismo de Jorge, que es la contracara”, señaló.

Este lunes, al presentar su lista Amado utilizó palabras similares para definir por qué creía que entre los colorados no había señales del “primer batllismo”. Dijo que hoy el Partido Colorado levanta el ideario de “Jorge” y también el del “pachequismo”. Consultado por El Observador, el diputado reafirmó sus dichos y reivindicó que UNIR era “batllista” de José Batlle y Ordóñez.

El candidato oficialista Daniel Martínez también se ha referido a Batlle y Ordóñez y dicho que el desafío era construir "el Estado para el Uruguay del siglo XXI". 

La defensa del batllismo dentro del Partido Colorado tiene parado en la primera línea a Sanguinetti. Su sector se llama “Batllistas” y el dos veces presidente ha destinado varios de sus editoriales a explicar por qué cree que el Frente Amplio no tiene “nada que ver” con esta corriente.

"Ante todo, el batllismo es democracia liberal y el Frente Amplio no puede decirlo cuando Mujica acuñó ya el siniestro concepto de que la política predomina sobre lo jurídico. Son demasiado profundas las diferencias para deslizarse hacia esa comparación equivocada. El Frente Amplio es cada día más peronismo y menos socialdemocracia y, más allá de la retórica, así lo dicen los hechos", escribió en Correo de los Viernes.

Amado cerró su discurso diciendo que no habrá ni “alto de Talvi” ni de “Lacalle Pou”, en referencia a lo que ocurrió hace un siglo cuando el ideario batllista se detuvo tras la victoria de Feliciano Viera que supuso un “alto” en las reformas de Batlle y Ordóñez.

Reto a debate y acto batllista
El candidato a diputado por el Partido Colorado en Montevideo, Adrián Juri, invitó a Fernando Amado a debatir, luego que el legislador dijera en la presentación de su lista que el “batllismo” estaba únicamente dentro del Frente Amplio.
“La única alerta que se viene es la del resurgir del batllismo de Batlle y Ordóñez. Han pretendido travestir al batllismo del gran ‘Don Pepe’ con otros batllismos que ha tenido nuestro país. Estamos a 180 grados del Jorge Batllismo”, dijo este lunes.
En tanto, el diputado de Ciudadanos, Ope Pasquet, encabezará este miércoles una charla en Pocitos organizada por la Lista 600 que tendrá al “batllismo” como principal tema.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...