Mundo > ¿Efecto Bolsonaro?

Paraguay sacudido por bandas criminales brasileñas

Presencia cada vez más activa de dos poderosas bandas de San Pablo y Río de Janeiro

Tiempo de lectura: -'

11 de noviembre de 2018 a las 10:37

Asaltos con botines espectaculares, ejecuciones, tiroteos, un supuesto auto bomba detonado en forma controlada por la policía, detenciones de narcotraficantes que, aún presos, desafían a las autoridades y las acusan de corruptas: Paraguay se ve sacudido por las bandas criminales de Brasil.

Paraguay, que comparte fronteras sumamente permeables con Argentina y Brasil, aguzó esta semana su alerta por la presencia cada vez más activa de integrantes de dos poderosas bandas: el Primer Comando Capital (PCC), de Sao Paulo, y el Comando Vermelho (CV), de Rio de Janeiro.

"Tenemos información de la inteligencia brasileña sobre un plan masivo de fuga de los principales líderes del Comando Vermelho y del PCC hacia Paraguay. Es posible que el resultado de las últimas elecciones brasileñas nos obligue a redoblar el control", dijo a la AFP el fiscal Hugo Volpe, amenazado de muerte por haber aprehendido a varios "capos".

"Se presume que ellos están con temor de lo que pueda pasar en su país" después de la elección del ultraderechista Jair Bolsonaro, expresó.

La prensa local divulgó en la semana un video en el cual hombres encapuchados amenazan de muerte en portugués a la fiscal general, Sandra Quiñónez, con el sello del Comando Vermelho.

La funcionaria admitió que la filmación estaba en poder de la policía desde el 24 de octubre, decomisada en un allanamiento en las inmediaciones de la triple frontera (Paraguay, Brasil y Argentina). En el lugar fueron abatidos tres brasileños, presuntos miembros del CV.

Potencial destructor

En el allanamiento se incautaron armas, dinero, drogas y, lo más llamativo, un auto con 80 kilos de dinamita en gel. Los investigadores concluyeron que se pretendía usar el explosivo en la Agrupación Especializada de la Policía, en Asunción, para provocar la fuga de su jefe, Marcelo Pinheiro, alias "Marcelo Piloto".

El potencial destructor de estas bandas ya se conoce en Paraguay.

El 24 de abril de 2017 integrantes del PCC paralizaron Ciudad del Este, la segunda metrópoli más habitada del país, en la triple frontera con Foz de Iguazú (Brasil) y Puerto Iguazú (Argentina). Como maniobra de distracción, hicieron detonar varios coches con bomba incendiaria en lugares estratégicos de la ciudad, al tiempo que volaban la sede de una empresa de transporte de dinero.

En el asalto se llevaron US$ 12 millones y mataron a un policía. Ninguno de los 50 integrantes del comando fue capturado. Sin embargo, cinco de ellos resultaron muertos en su fuga dentro de territorio brasileño.

"Yo no soy terrorista. Nosotros tenemos códigos. Yo soy comerciante de armas y drogas. No soy terrorista", dijo el martes en una inusual conferencia de prensa "Marcelo Piloto" desde el lugar de su reclusión. Y acusó a la policía de corrupta. "Paraguay es el país de la impunidad y la corrupción", aseveró, tras acusar al jefe de Investigaciones Policiales, Abel Cañete, de haberle extorsionado con 200.000 dólares para protegerlo de la policía federal brasileña.

Para el ministro del Interior, Juan Villamayor, el delincuente brasileño busca forzar una acusación criminal en Paraguay para evitar su extradición.

Plataforma continental

Para el exministro del Interior y otrora jefe antidrogas y fiscal, Francisco de Vargas, sin embargo, la corrupción en la policía es innegable, aunque aclara que "no es institucional". "Tienen que fortalecerse los controles internos para mejorar la lucha contra estas bandas brasileñas", subrayó a la AFP.

"Paraguay es una especie de plataforma continental de armas, de drogas que vienen de Colombia, Perú y Bolivia para su distribución en Brasil y su reexportación a otros países", explicó.

De Vargas participó de exitosas operaciones de captura en Paraguay de importantes jefes narcos brasileños como Chimenes Pavao, Pingo Soligo e Iván Méndez Mesquita, entre otros. Este último, considerado como "zar de la cocaína", fue extraditado a Estados Unidos.

"Más soldados que la Policía"

El Primer Comando Capital y Comando Vermelho son las organizaciones criminales más grandes de Brasil. El PCC "tendría más soldados o integrantes que nuestra Policía Nacional", sostuvo De Vargas. "Eligen Paraguay por las facilidades que encuentran para dedicarse a sus actividades criminales", afirmó.

El exfiscal, exsenador y actual ministro antidrogas, Arnaldo Giuzzio, coincide en que Paraguay "tiene organismos de seguridad débiles, debido a la poca institucionalidad, que hace permear a la corrupción". "Nuestra misión es identificar, neutralizar y expulsar", a los delincuentes, afirma.

Para el analista político-militar Horacio Galeano hay unos 800 miembros de bandas brasileñas habitando Paraguay.

El diputado brasileño del Partido Social Liberal (PSL) Márcio Tadeu de Lemos sugirió a Bolsonaro construir un muro en la frontera para detener a los traficantes y contrabandistas.

"Sin entrar en la parte doctrinal, que uno lo ame o lo odie, el nuevo presidente brasileño promete ser duro. Es la agenda que él recibió y por la cual llegó a la presidencia", sostuvo el analista Galeano.

(AFP)

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...